Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La DNM anunció el cierre de farmacias, pero siguen abiertas

Tras presentar recurso, Farmacia Popular solamente pagó multa

Este local de Farmacia Popular fue visitado por personal de la DNM en noviembre de 2012, cuando dicha dependencia ordenó su cierre por, entre otras acusaciones, vender fármacos vencidos y otros sin registro sanitario. Foto EDH / Liset Monterrosa

Este local de Farmacia Popular fue visitado por personal de la DNM en noviembre de 2012, cuando dicha dependencia ordenó su cierre por, entre otras acusaciones, vender fármacos...

Este local de Farmacia Popular fue visitado por personal de la DNM en noviembre de 2012, cuando dicha dependencia ordenó su cierre por, entre otras acusaciones, vender fármacos vencidos y otros sin registro sanitario. Foto EDH / Liset Monterrosa

El cierre ordenado por la Dirección Nacional de Medicamentos contra siete sucursales de Farmacias Económicas no es el primero que efectúa dicha dependencia.

Cuando la DNM ordena cerrar una farmacia no suele ser algo instantáneo ni definitivo. Los antecedentes así lo indican, pues la burocracia y la tramitología legal tienen su propio ritmo.

En noviembre de 2012, la DNM montó todo un espectáculo para anunciar el cierre de un local de Farmacia Popular, situado en la 1a Avenida Sur y 4a Calle Poniente, detrás del Palacio Nacional.

En su momento, el director de medicamentos, Vicente Coto Ugarte, dijo ante las cámaras y las grabadoras de los periodistas: "Venimos a notificar que la farmacia ya no puede funcionar (...) Hemos encontrado producto que es falsificado, y posteriormente hemos encontrado producto sin registro". Además el funcionario acusó a la farmacia de vender producto fabricado por un laboratorio que estaba siendo investigado bajo sospecha de no cumplir las buenas prácticas de manufactura.

Ayer un equipo de El Diario de Hoy visitó el local que, al menos en ese momento, no parecía tener la temperatura adecuada para almacenar medicamentos.

Al pedir tiquete o factura por la compra, la dependiente entregó una factura sin fecha, con el nombre de otra farmacia y con una dirección diferente: 8a Calle Poniente número 267, San Salvador.

Sobre por qué ese local de Farmacia Popular sigue en funcionamiento, la DNM a través de su oficina de Comunicaciones explicó que después de la orden de cierre, el propietario presentó un recurso, tal y como la Ley de Medicamentos lo estipula.

Tras revisar el caso se determinó que la farmacia no había incurrido en faltas que merecieran el cierre definitivo, sino solo el pago de una multa, cuyo monto la DNM no pudo especificar. Tras cancelarla, el local abrió sus puertas.

Un proceso similar sigue el caso contra los 10 locales de Farmacias del Centro, cuyo cierre ordenó y anunció en conferencia de prensa la DNM el 7 de noviembre, pero cuyos propietarios también han hecho uso del derecho que tienen a presentar un recursos ante la dirección, informó la DNM.

El Diario de Hoy constató ayer que siguen funcionando. De sus locales, adornados con vejigas, cuelgan rótulos donde se ofrece el 50 % de descuento sobre la leyenda: "¡Nosotros te damos la medicina, la Salud te la da Dios!"

Al anunciar el cierre de estos locales, la DNM difundió un comunicado de prensa donde se afirmaba que servían "de fachada" para vender al menudeo medicinas con receta a vendedores ambulantes de los mercados de San Salvador y San Miguel.

También se aseguró que los productos distribuidos por dichas farmacias estaban siendo almacenados en una bodega no autorizada y sin las condiciones adecuadas. "Ante estas evidencias la DNM ha tomado la decisión de iniciar un proceso sancionatorio en contra de estas farmacias que consiste en una multa económica y el proceso de cierre de dichos establecimientos, amparado en el artículo 79 de la Ley de Medicamentos", reza el comunicado.

El literal "q" de dicho artículo califica como infracción muy grave "distribuir o conservar los medicamentos sin observar las condiciones exigidas, así como poner a la venta medicamentos alterados, donados, en malas condiciones o con fecha de vencimiento caducada".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación