Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dirección de Medicamentos corrige sobre la marcha inaplicabilidad de Ley y Reglamento

Se establecieron nuevos precios para fármacos de Pfizer, Novartis, Astrazeneca y Eli Lilly

Dirección de Medicamentos corrige sobre la marcha inaplicabilidad de Ley y Reglamento

Dirección de Medicamentos corrige sobre la marcha inaplicabilidad de Ley y Reglamento

Dirección de Medicamentos corrige sobre la marcha inaplicabilidad de Ley y Reglamento

La inaplicabilidad de la Ley de Medicamentos y su Reglamento para establecer los precios máximos de las medicinas han quedado en evidencia. Así lo considera Miguel Lacayo, propietario de Farmacias Económicas, quien califica como "arbitraria" la decisión de la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) de establecer nuevos precios para 18 fármacos de marca.

Esa "arbitrariedad" ha servido para evitar que estos medicamentos sean retirados del mercado, lo cual generaría descontento entre los consumidores.

Con la medida se evitó que los laboratorios Pfizer, Eli Lilly, Merck, Astrazeneca y Novartis retiraran del mercado local: Cymbalta, Zyprexa Zydis, Neurobión DC, Glucovance, Glisulin XR, Glisulin Polvo, Crestor, Nexium, Largactil, Tecta, Xalatan solución 2.5 ml, Lyrica, Efexor XR, Altruline, Lipitor, Dilantin y Epamin.

El director de Medicamentos, Vicente Coto Ugarte, le explicó a El Diario de Hoy que lo que han hecho no ha sido autorizar un aumento de precios, sino "revisar los criterios par establecer si el que está comercializando tiene razón en distinguir su producto del resto del grupo homogéneo".

Según Coto Ugarte, los productos mencionados se distinguen del resto por una de tres razones: por contar con patentes inscritas en algún otro país, aunque aquí no; por riesgo sanitario o por tener características de fabricación particulares como las que permiten que el medicamento sea "de liberación prolongada".

Con base en esas características la DNM ha establecido un nuevo conjunto homogéneo. Es así como los medicamentos antes mencionados han sido extraídos de los conjuntos homogéneos en los que habían sido ubicados previamente y en los que se mezclaban con genéricos.

"En todo caso, (su precio) está siempre por debajo del precio de venta al público", asegura el funcionario.

Para Lacayo, los argumentos utilizados por la DNM para justificar los nuevos conjuntos homogéneos no son sólidos.

Del argumento que se basa en el hecho de que un medicamento sea de liberación prolongada, Lacayo afirma: "En todo caso, deberían haber creado una lista de precios nueva y publicarla".

Él considera que la DNM tendría que haber redefinido qué es un conjunto homogéneo, añadirlo a la lista de precios y publicarla, con el objetivo de que ese nuevo precio límite se le aplique no a un laboratorio en particular sino a todos los que tengan ese medicamentos con liberación prolongada.

Ruta hacia el cambio de precios

Lacayo señala que "ya se vencieron los plazos para presentar las modificaciones. ¿Por qué le acepta a algunos modificaciones a destiempo y a otros no?".

Coto Ugarte reconoce que las solicitudes de Pfizer, Eli Lilly, Merck, Astrazeneca y Novartis no fueron presentadas en enero, luego que se publicara la primera lista de medicamentos, sino después.

Asegura que en octubre, la DNM invitó a todos los laboratorios miembros de Fedefarma a una segunda reunión en las que les pidió informarle sobre los productos con características que los diferencian del resto del mercado. Pero no lo hicieron, según él, porque habían tomado otra decisión.

"Desde octubre hasta el 15 de marzo los laboratorios prefirieron trabajar en un solo bloque y no nos presentaron ninguna información. El 3 de enero sale la lista". En esta los medicamentos se distinguieron únicamente por su concentración, su forma farmacéutica y su principio activo.

Alrededor del 15 de marzo, en palabras del Coto Ugarte, la DNM recibió "el listado de supuestos productos que se iban a retirar".

En la lista figuraban medicamentos de cuatro laboratorios: Pfizer, Astrazeneca, Roche y Novartis.

Días después, el representante de Eli Lilly informó sobre "algunos productos" que también iban a retirar. "Con Lilly fue un poco diferente porque ellos sí nos trajeron cuál era la diferencia que hacía de sus productos distintos a los que aparecen en el conjunto homogéneo", indicó.

La reunión en Capres

El 17 de abril, por iniciativa del presidente Mauricio Funes, hubo una reunión en Capres a la que asistieron tanto Coto Ugarte como los gerentes de laboratorios aglutinados en la Federación Centroamericana de Laboratorios Farmacéuticos (Fedefarma).

En palabras del director de Medicamentos: "En esa reunión se establece una ruta de trabajo con ellos a fin de que en aquellos productos en los que opere alguna separación, que en esos productos se trabaje para poder establecer un conjunto homogéneo que tenga las características del producto".

El 20 de abril, el órgano de información oficial Transparencia Activa publicó una nota con el título "Acuerdo entre Presidencia y laboratorios farmacéuticos". Según esta, en la reunión unos y otros "acordaron buscar un mecanismo para mantener los 38 medicamentos que habían decidido retirar por la implementación de los precios de referencia en cumplimento a la Ley de Medicamentos".

La misma nota asegura que las droguerías "cobran un canon de 28 por ciento del precio total que se agrega al precio final del medicamento".

Para evitar lo anterior, según Transparencia Activa, "en dicha reunión se planteó una solución en la que los laboratorios puedan vender directamente a las farmacias, sin pasar por las droguerías y ahorrarse ese 28 por ciento del precio total y así ajustarse al precio de venta máximo que dicta la ley".

Hasta el momento, como fruto de resolución emitidas a inicios de mayo, los precios que han sido modificados corresponden a productos de Eli Lilly, Merck, Astrazeneca, Novartis y Pfizer.

El Diario de Hoy indagó si Roche tiene productos con características diferenciadoras con los que la DNM pueda crearles nuevos conjuntos homogéneos y establecer nuevos precios máximos.

Al respecto, el gerente general para Roche Centroamérica y Caribe, Álvaro Soto, manifestó desde Costa Rica vía correo electrónico: "Hemos mantenido un diálogo constante con la Dirección Nacional de Medicamentos, buscando una solución para los productos que en este momento no hemos podido reincorporar al mercado y por tanto ofrecer a los pacientes salvadoreños. Hemos proporcionado a la DNM una serie de información que esperamos nos dé la posibilidad de volver ofrecer estos medicamentos a los pacientes y médicos del país". Soto se refiere a los fármacos: Bactrim, Rocephin, Lexotan, Valium, Kitril, Recormon y Xenical.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación