Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diputados: cambios en congreso de EE.UU. no afectará relación con El Salvador

Los parlamentarios tampoco ven peligro para la ejecución de programas como el Fomilenio, convenio que recientemente firmaron ambos gobiernos

Diputados: cambios en congreso de EE.UU. no afectará relación con El Salvador

Diputados: cambios en congreso de EE.UU. no afectará relación con El Salvador

Diputados: cambios en congreso de EE.UU. no afectará relación con El Salvador

La nueva configuración del Congreso y del Senado en favor del Partido Republicano en los Estados Unidos como resultado de las elecciones de ayer, no afectará las relaciones entre ese país y El Salvador, y tampoco los proyectos y programas en marcha que ha aupado el gobierno del demócrata Barack Obama, consideran dirigentes de partidos políticos del país.

Donato Vaquerano, jefe de bancada del partido ARENA, dice que no cree que las relaciones con El Salvador tengan alguna repercusión, ya que la inversión que EE.UU. tiene en el país está basada en parámetros claros que tiene que ir cumpliendo el gobierno salvadoreño como es el caso del Fomilenio en aspectos como eficiencia, democracia y transparencia.

Aunque para el diputado tricolor habrá que esperar cuál será la visión de política exterior que manejará esa mayoría republicana del nuevo congreso y del Senado, "si el gobierno de El Salvador hace bien las cosas no hay porqué preocuparse, pero si continúa en la forma en que ha estado gobernando, con una confrontación directa para con la embajada salvadoreña, pudiese en determinado momento tener algún grado de injerencia".

Manuel Rodríguez, secretario general del PCN dice que siempre preocupa que resultados de las elecciones en los EE.UU. puedan afectar de alguna manera la relación entre ese país y El Salvador por "aspectos ideológicos", pero que experiencias pasadas dicen que eso no sucede.

"En el pasado ya ha sucedido esto, han llegado demócratas cuando aquí hemos tenido gobiernos de derecha y no ha existido problemas", afirma Rodríguez.

Rodolfo Parker, secretario general del PDC, "normalmente en estos recambios que se dan en la política norteamericana no se ven afectaciones relevantes en las relaciones con otros países, a menos no en los últimos 15 a 20 años, de manera que no sería esperable un cambio en la buena relación que tenemos con el gobierno y pueblo norteamericano".

Para el dirigente pedecistas, es muy positivo el triunfo republicano en las urnas porque se afianzan los pesos y contrapesos en una administración por hoy en manos del partido Demócrata, que obligaría a un mayor nivel de debate y de negociación política.

Un aspecto que anota Manuel Rodríguez es que se espera que desde el país también se trabaje en mantener las buenas relaciones, al igual que las distintas fuerzas políticas hagan sus mejores esfuerzos en ese sentido y no afectar esa relación.

En ese punto, Parker dijo que, pese a que en el país han observado "signos de regresión democrática" como ataques a la libertad de expresión, no duda que el gobierno salvadoreño seguirá manteniendo esa buena relación con el país norteamericano y fortalecerla.

Por su parte, Walter Guzmán, jefe de bancada legislativa del partido GANA, cree que el Congreso en los Estados Unidos "se mueve diferente a lo tradicional en América Latina", ya que los apoyos en programas a los países de la región nunca cambian por ideología.

Su aseveración, dice, resulta de su propia experiencia de vivir 15 años en Estados Unidos, dice el diputado naranja, "y siempre el comportamiento del gobierno y el congreso no tienen tan contaminada ideológicamente la mente para actuar de una manera diferente" contra países donde gobiernan partidos de extrema izquierda o centro izquierda, que aunque critiquen al gobierno estadounidense, el apoyo a esos países continúa.

Puso de ejemplo casos como Ecuador, Bolivia y Venezuela. "Estados Unidos siempre mantiene una relación bastante cercana y directa con estos países, no veo porqué razón puedan cambiar con el gobierno de El Salvador", valoró Guzmán.

Es más, dice que son los Republicanos los que más ayudan a El Salvador, por lo que cree que si se altera esa relación será para mejorar y no para empeorar.

Tanto Rodríguez como Guzmán tampoco ven peligro para la ejecución de programas como el Fomilenio, convenio que recientemente firmaron los gobiernos de ambos países.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación