Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diputados de ARENA denuncian "matonería" y que plenaria fue ilegal

Portillo Cuadra: al no acatar fallo CSJ se cometió el delito de "desobediencia"

Momento en que la bancada de ARENA se retira del Salón Azul, en protesta porque Reyes no aceptó a su diputado suplente.

Momento en que la bancada de ARENA se retira del Salón Azul, en protesta porque Reyes no aceptó a su diputado suplente.

Momento en que la bancada de ARENA se retira del Salón Azul, en protesta porque Reyes no aceptó a su diputado suplente.

"Matonería...". Así definieron los diputados de ARENA la respuesta que recibieron del presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, y los legisladores del partido oficial FMLN y GANA cuando los areneros reclamaron su derecho a uno de sus colegas para suplir al diputado tránsfuga Sigifredo Ochoa Pérez.

Tal como este periódico lo advirtió ayer, el impasse por la sustitución del diputado tránsfuga, Sigifredo Ochoa Pérez, quien está enfermo, se recrudeció ayer antes de iniciar la plenaria ordinaria.

El jefe de la fracción de ARENA, Donato Vaquerano, fue el encargado de reclamar formalmente que Ochoa fuera sustituido por un arenero, pero esta gestión se estrelló contra la negativa del presidente de la Asamblea, Reyes.

A esto siguieron altercados verbales entre Reyes y Vaquerano, ya que este último reclamó que la Asamblea debía cumplir con el fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que declaró ilegal al grupo "Unidos por El Salvador", del cual Ochoa Pérez, era miembro, y que ante la pérdida de sus derechos como miembro de una fracción legislativa, la suplencia de Ochoa Pérez es de ARENA.

Ante la actitud de Reyes, que incluso le apagó el micrófono a Vaquerano, la bancada de ARENA se retiró del Salón Azul. (Ver nota aparte).

Vaquerano no descartó que la fracción acuda a la CSJ para solicitar que se haga una revisión de lo actuado ayer por la Asamblea, al incumplir con la sentencia que retiró a los tránsfugas todas las prerrogativas que tienen los diputados de partidos con representación legislativa.

"Este día hemos evidenciado nuevamente los atropellos que se están dando con la aplanadora de izquierda de parte del FMLN. La plenaria se ha instalado de forma ilegal, definitivamente todo lo que se apruebe... se pudiese declarar ilegal, la Corte misma en su fallo dijo que iba a estar vigilante del fallo", aseveró Vaquerano posteriormente en rueda de prensa.

Es más, el abogado constitucionalista, René Portillo Cuadra, advierte que los diputados que se negaron ayer a acatar el fallo, han cometido el "delito de desobediencia", y que por esta razón, la Corte Suprema podría pedir a la Fiscalía General de la República (FGR) un antejuicio en contra de los legisladores que no acataron la sentencia.

Lo anterior se debe a que la Sala de lo Constitucional estableció que los tránsfugas ya no tienen los mismos derechos de los que goza el resto de diputados, y por lo tanto, Vaquerano argumentó que Ochoa Pérez fue electo diputado por ARENA en 2012, y que por eso la diputación suplente es de su partido.

Un mes de permiso

Ochoa Pérez pidió permiso por un mes a la Directiva de la Asamblea, argumentando razones de salud, y en su defecto, solicitó que fuera sustituido por el doblemente tránsfuga, Wilfredo Iraheta Sanabria, quien se fugó primero del partido ARENA y luego de GANA para integrarse posteriormente a Democracia Salvadoreña (DS), partido al que también se afilió Ochoa Pérez.

Reyes le recriminó a Vaquerano que la decisión de quien debería suplir a Ochoa Pérez le correspondía al pleno y que sería avalado con 43 votos.

Vaquerano le volvió a insistir en que, además de violar la sentencia de la Sala de lo Constitucional, la Asamblea estaba irrespetando el Reglamento Interno legislativo que ordena que en casos de sustituciones de los diputados propietarios, le corresponde al jefe del grupo parlamentario decidir quién sustituirá al diputado propietario.

La discusión duró casi dos horas, en las que legisladores de ARENA, del FMLN, de GANA, del PCN, y del PDC expusieron sus argumentos. Algunos añadieron otro elemento más al impasse por la sustitución de Ochoa Pérez.

Mario Ponce, del PCN, advirtió que al no respetarse ni la sentencia de la CSJ, ni el Reglamento Interno, la Asamblea corría el riesgo de que todo lo que se aprobara o decidiera ayer en el pleno sea declarado ilegal.

Su colega pecenista Antonio Almendáriz coincidió, y propusieron al pleno que se le diera mayor análisis al tema, pero la iniciativa no fue respaldada.

Por el contrario, la bancada del FMLN arremetió en contra de los de ARENA, y justificaban que la Constitución de la República está por encima de la normativa legislativa, y que por esa razón la petición de quién sustituiría a Ochoa Pérez la debía decidir el pleno por mayoría de votos.

De esa forma, la Asamblea sometió a votación las dos peticiones: la de Ochoa Pérez, que pidió ser suplido por Iraheta Sanabria, y la de Vaquerano, que solicitó que fuera el diputado suplente de ARENA, Sergio Benigno Portillo.

Sin embargo, ninguna de las dos peticiones obtuvo los 43 votos para ser avaladas en el pleno, por lo que la silla de la curul de Ochoa Pérez se quedó vacía en el Salón Azul.

Pero la situación no terminó allí, pues Vaquerano insistió en discutir que la plenaria se desarrollaría de forma ilegal al transgredir la sentencia de la CSJ y el mismo Reglamento que rige a la Asamblea.

Reyes manifestó que el tema ya había sido ampliamente debatido y que si tenía otro tema que lo dijera, pero al darle la palabra y ver que Vaquerano recalcaba sobre la ilegalidad del proceso, Reyes le apagó el audio del micrófono en dos ocasiones.

De inmediato, los diputados de ARENA se pararon y se retiraron del Salón Azul, en protesta porque Reyes le quitó la palabra a Vaquerano, una situación que ya ha ocurrido en otras plenarias.

"Amparado (Reyes) en que el pleno legislativo es el que manda, quieren llegar a ser los 56 (votos) con el simple hecho de manejar las sustituciones con los famosos 43 votos", recalcó Vaquerano.

Tras retirarse los diputados de ARENA, la plenaria siguió su curso, pero a los 10 minutos Reyes llamó a un receso.

Al filo de las 6:00 de la tarde y con casi tres horas de retraso, se reanudó la sesión, sin la presencia de los areneros.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación