Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Difundir informes secretos generaría un lío diplomático

Especialistas de los EE. UU. no dudan que revelación de Funes de investigación, será motivo de queja de la Embajadora de ese país Mari Carmen Aponte

Difundir informes secretos generaría un lío diplomático

Difundir informes secretos generaría un lío diplomático

Difundir informes secretos generaría un lío diplomático

La difusión por parte del presidente Mauricio Funes de supuestos documentos de uso confidencial del gobierno de los Estados Unidos, en los que, por mutuo acuerdo, la contraparte salvadoreña no puede hacer públicos, es material para un conflicto diplomático, según analistas políticos.

Por su experiencia previa en el Departamento de Estado, Richard Douglas, exanalista del Departamento de Justicia y de los Comités de Inteligencia y de Relaciones Exteriores del Senado de los EE. UU., asegura que eventos como este son muy sensibles para que se generen complicaciones en las relaciones bilaterales.

Douglas agrega que una primera reacción está orientada a valorar la magnitud del asunto y las implicaciones directas en la relación diplomática: "Depende mucho del país y de la gravedad de lo que ha pasado. No tengo experiencia directa con este tipo de fugas de datos en el contexto que hemos hablado, pero sí tengo conocimiento y experiencia directa donde hubo una fuga de datos con otros países".

Pero el especialista enfatiza en que si existen filtraciones de mala fe, una solución podría ser no compartir más información hasta no subsanar el problema.

"Pero depende qué piensa la embajadora de Estados Unidos en San Salvador en consultas con el Departamento del Tesoro y otras autoridades y si ellos quieren tomar esas medidas o no, o pueden tratar de resolverlo en conversación con las autoridades salvadoreñas", agregó.

El especialista asegura que embajadores y autoridades pueden ejercer cierta flexibilidad, "pero dado lo que ha pasado estoy casi seguro que están consultando no solamente con el Departamento del Tesoro y el gobierno salvadoreño, porque es algo grave, y con el Departamento de Estado, que es parte de la relación entre gobiernos. Es lo que supongo, no tengo contacto con ellos pero por mi experiencia en el servicio diplomático es lo que sucedería", razona.

Por su parte, el analista José Cárdenas del tanque de pensamiento Visión Américas, agrega que este tipo de transgresiones hechas por el presidente Funes, son muy delicadas para la sana relación diplomática con el primer socio estratégico del país.

En especial, al estar pendientes importantes acuerdos de cooperación como el desembolso del Segundo Compacto de la Corporación Reto del Milenio, y la implementación de programas para el crecimiento económico y de seguridad regional, que no pasan de lado en su revisión al haber estos traspiés, dijo el especialista.

"Los grupos encargados del cumplimiento de la ley en los Estados Unidos utilizan estos mecanismos para sus investigaciones. Pero para un país que es un socio de ellos y que recibe la información y la hace pública con motivaciones políticas es un abuso de la confianza al intercambiar esta información en un contexto para prevenir los delitos graves… El abuso de esa confianza es muy serio y le puedo asegurar que habrá mensajes enviados, no puedo decir de hecho, pero basado en mi experiencia es casi seguro que la embajadora de Estados Unidos (Mari Carmen Aponte) en El Salvador hará una queja fuerte ante el gobierno salvadoreño sobre esta divulgación", puntualizó Cárdenas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación