Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Deteriorada infraestructura del área sur del hospital Rosales

En el sótano funciona el Archivo, y un área será destinada nuevamente para ingresar a los reos

Un hombre permanece en un área del sótano, esta zona será usada por Centros Penales. Fotos EDH / Mauricio Cáceres.

Un hombre permanece en un área del sótano, esta zona será usada por Centros Penales. Fotos EDH / Mauricio Cáceres.

Un hombre permanece en un área del sótano, esta zona será usada por Centros Penales. Fotos EDH / Mauricio Cáceres.

El ala sur del centenario Hospital Nacional Rosales es quizá una de las áreas más deterioradas del centro asistencial. Según el sindicato de médicos, es una zona con bandera naranja, pues tiene daños considerables en columnas, vigas y fracturas que deben ser reparadas antes de volver a habitarse. Esto es así desde los terremotos de 2001.

Los pasillos oscuros y paredes húmedas caracterizan la parte baja del edificio, la cual ha sido denominada por el personal como "las catacumbas". Pese a ello, en los últimos años, una parte de estas ha sido utilizada.

Hace una semana, el cuarto en el que funcionaba el Servicio de Cirugía Hombres y donde hospitalizaban a los reos era usado por los agentes del Ministerio de Justicia que llegan a custodiar a los presos.

A unos cuantos metros, siempre en el sótano, estaba Bienestar Magisterial, pero este fue trasladado en julio pasado a otra área, debido a que se inundaba. En esa área también funciona Archivo.

Detrás de ese edificio suele encharcarse agua; los vigilantes dicen que ahí hay criaderos de zancudos. Es la zona que colinda con la alameda Roosevelt.

El estudio elaborado para la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (OPAMSS) denominado "Elaboración de mapa y base de datos georeferenciados de edificaciones dañadas por los terremotos de 1986 y 2001" incluye el Hospital Rosales con bandera verde, naranja y roja, sin especificar los edificios.

El director del establecimiento, Mauricio Ventura, dijo que el informe que tiene es que de la parte sur solo los quirófanos quedaron inhabilitados.

"Vamos a solicitar al departamento de Ingeniería del Ministerio de Salud (Minsal) una evaluación para ver si procede a demoler el edificio", comentó Ventura.

La Sala de Operaciones fue trasladada a otra área y también se construyeron otros quirófanos en la Sala de Emergencias.

Desde esa fecha también permanecen cerradas las oficinas donde funcionaban la Administración y la Unidad Financiera Institucional (UFI), que fueron trasladadas a otra zona.

El director del Rosales comentó que en varias ocasiones ha pedido el informe de qué áreas están dañadas, pero no lo ha podido obtener. Sin embargo, informó que la única zona con bandera anaranjada es donde estaban los quirófanos.

Alcides Gómez, secretario general del sindicato de médicos, manifestó: "Hicieron una evaluación del daño del hospital y dijeron que toda el área frontal, donde está la torre del reloj, con toda el área sur fue declarada área anaranjada (inhabitable). Por ejemplo, ahí estaba el servicio de Cirugía Plástica y hoy es (el Almacén de) Medicamentos".

Ni la OPAMSS ni el Viceministerio de Vivienda disponen de las fichas en las que está el detalle de las zonas declaradas con bandera roja, naranja y verde en el hospital.

"Todo esto está siendo usado, toda la parte superior del ala sur, vea que está usada, la parte de bajo del ala sur es la que ha sido abandonada porque ya representaba demasiado riesgo para los pacientes", acotó el cirujano plástico.

Ventura dijo que en la parte de abajo, la que colinda con la alameda Roosevelt, hay problemas: cuando llueve bastante, se inunda y se filtra el agua.

Agregó que en varias ocasiones solicitaron al Minsal y a Protección Civil que les ayuden a resolver la situación; lo que aparentemente no es fácil, porque tiene que ver con el drenaje de aguas lluvias.

"El problema no se ha podido diagnosticar, me imagino que es que está rota alguna tubería, pero no se ha identificado qué nivel es para repararla, por eso es que decidimos trasladar Bienestar Magisterial a otra área", añadió Ventura.

Por esos problemas es que "no la vamos habilitar con pacientes", acotó el director del establecimiento.

Pero el cuarto, que por años fue conocido como el pabellón de reos, podría ser nuevamente usado para ese fin.

El director manifestó que desde la Dirección de Centros Penales solicitaron ese espacio para dedicarlo exclusivamente a los reos y centralizar ahí su hospitalización. Pues, por el momento, están distribuidos en los diferentes servicios. La remodelación debe hacerla dicha dependencia.

Ventura comentó que en la parte superior funcionan al menos nueve servicios de hospitalización, Almacén de Medicamentos, la Unidad de Formación Profesional y Cambio de Sondas.

En esta última área también hay deficiencias con la infraestructura. Dos empleados manifestaron que parte del techo se arruinó desde hace años y cuando llueve fuerte se inunda.

"Cuando llueve nos toca sacar el agua con pala y balde. Está dañado el cielo falso debido a la lluvia", expresó una de las empleadas.

Una enferma indicó que en varias ocasiones se informó al área de Mantenimiento, pero no hay dinero para cambiar el techo.

El edificio del hospital Rosales fue inaugurado el 13 de julio de 1902, hace 112 años. Es el principal centro de referencia del país.

Mejorarán servicios

El director del centro médico manifestó que se repararán seis servicios de hospitalización y ya fueron remodelados siete más, cada uno de ellos tuvo un costo de unos $50 mil.

Se trata del Servicio de Ortopedia Mujeres, Ortopedia Hombres, Oftalmología Mixto, Primero Cirugía Mujeres y Segundo Medicina Hombres, tres de ellos al lado sur. Los fondos para ello provienen del nivel central del Minsal.

La remodelación comprende el cambio de los pisos, de los baños y ventanas, instalación de divisiones entre los pacientes y pintura de paredes.

Ventura expresó que la remodelación será casi simultánea. Mientras eso ocurre se trasladará a los pacientes a la tercera planta del edificio de Especialidades, inaugurado en diciembre del año pasado. "Aprovechando que no se ha recibido todo el equipo para implementar la cirugía cardiovascular", añadió Ventura.

Además se repararán los pisos y se restaurará los techos de los corredores.

"Lo que desearía es que esto se reconstruyera, que se hiciera una inversión seria para reconstruir el Hospital Rosales, creo que los salvadoreños nos merecemos que esta entidad centenaria la mantengamos en este sitio", acotó Gómez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación