Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Desarrollan un zancudo para combatir el dengue, chik y zika

La compañía inglesa que lo creó dice que el insecto es amigable con el medio ambiente

Según Glen Slade, jefe de desarrollo de negocios de la firma Oxitec, la liberación del nuevo mosquito desarrollado genéticamente permite suprimir en un 90 por ciento la población del mosquito silvestre causante del dengue. Foto EDH / René Quintanilla

Según Glen Slade, jefe de desarrollo de negocios de la firma Oxitec, la liberación del nuevo mosquito desarrollado genéticamente permite suprimir en un 90 por ciento la población...

Según Glen Slade, jefe de desarrollo de negocios de la firma Oxitec, la liberación del nuevo mosquito desarrollado genéticamente permite suprimir en un 90 por ciento la población del mosquito silvestre causante del dengue. Foto EDH / René Quintanilla

El zancudo Aedes aegypti, transmisor de los virus del dengue, chikunguña y zika, ya tiene un contrincante capaz de reducir su presencia; se trata del Aedes aegypti modificado genéticamente que, según sus creadores, es amigable con el medio ambiente. 

Esta es una variante del mosquito que ha sido creado por la compañía inglesa Oxitec, usando avances genéticos y biología molecular. 

Según Glen Slade, jefe de desarrollo de negocios de la citada empresa, el nuevo mosquito amigable es una herramienta que puede ser de gran utilidad en países como El Salvador y otras naciones de América Central, en donde hay incidencia de estas tres enfermedades debido a la presencia del Aedes Aegypti que es un vector invasor.

La mencionada firma es pionera en control de insectos que causan males a los humanos y a los cultivos.

Slade, quien está de visita en el país, con miras a reunirse con autoridades del Ejecutivo y gobiernos locales, explicó que en algunas poblaciones de países como Brasil y Panamá ya se está haciendo uso de esta innovación. Aunque también ha sido utilizado en naciones como Malasia y las Islas Caimán.

¿Cómo funciona? 

En una localidad se liberan zancudos adultos machos de esta nueva variante, creada genéticamente, para que se apareen con las hembras salvajes del mosquito. Los huevos que está deposite traerán dos genes adicionales.

Uno de los genes evita que la cría del insecto llegue a la etapa adulta que es cuando pica a los humanos. El otro gen permite que los huevos tengan una coloración fluorescente para que durante la etapa de larvas y pupas puedan ser vistas bajo una luz especial en el laboratorio. 

El representante de Oxitec, empresa que fue creada en 2002 por personal de la Universidad de Oxford, dijo que la coloración permite que los técnicos lleven un control de la población del Aedes aegypti, para ver la efectividad que se tiene en cuanto a la reducción de la población del mosquito o vector silvestre.

El nuevo mosquito es liberado tres veces por semana para mantener la supresión de vector portador de los virus que provocan el dengue, el zika y el chikunguña, males para cuyo tratamiento aún no se han desarrollado vacunas.

Eficiencia

Los resultados de este proceso se ven en un periodo de cuatro a seis meses.

"En cinco ensayos que hicimos hasta ahora logramos una supresión de más de 90 por ciento del mosquito silvestre en el área tratada", comentó Slade, al tiempo de señalar que esta reducción que se logra es más que suficiente para prevenir una epidemia.

De acuerdo con las palabras de Slade en los lugares donde introducen el mosquito creado en laboratorio también se realizan acciones para informar a la población sobre esta nueva herramienta que la empresa creadora califica de "revolucionaria y ecológica".

"Nosotros creemos que puede ser utilizado donde están los riesgos mayores en el país, por ejemplo casas cerradas, criaderos ocultos, en barrios peligrosos donde no puede ingresar el personal de salud y en sitios donde el zancudo silvestre ya creó resistencia a insecticidas", expresó el jefe de desarrollo de negocios de Oxitec.

Aunque no brindó detalles de la inversión que requiere esta modalidad de combate del vector causante de las enfermedades arriba mencionadas, el representante empresarial expuso que a la larga los costos resultan más bajos que los que el país invierte en tratar a la población afectada.

Para el ejecutivo de Oxitec, con la introducción de esta especie, que una vez liberado vive de dos a cuatro días, no hay efectos secundarios, como puede ocurrir con la fumigación, porque los machos liberados no pican y no tienen toxinas dentro. Además, si un animal come este mosquito no hay problemas porque no tiene toxinas dañinas.

También descarta que pueda alterar el ciclo de alguna especie animal porque según indica no hay animal que dependa del consumo del mosquito en su variante silvestre. 

La compañía sostiene que su creación, cuyo nombre técnico es OX513A Aedes aegypti, está sujeta a la legislación internacional con respecto a la importunación, las pruebas y la venta de organismos genéticamente modificados (OGM). "Se entiende que el uso exitoso de esta solución reducirá el uso de insecticidas químicos", advierte un documento provisto por esa compañía inglesa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación