Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Denuncian falta de medicinas en el Bloom

Pacientes con epilepsia, gastritis, asma, fibrosis quística o esquizofrenia son los afectados

Denuncian falta de medicinas en el Bloom

Denuncian falta de medicinas en el Bloom

Denuncian falta de medicinas en el Bloom

La carencia de fármacos anticonvulsionantes, para la gastritis, problemas de los bronquios, para tratar los parásitos, enfermedades endocrinológicas y otras agobian a los usuarios del hospital Bloom.

Es la mañana del martes 2 de diciembre, a decenas de padres de familia que llegaron a la farmacia del centro infantil a traer los medicamentos para sus hijos les devolvieron la receta.

La sugerencia que recibieron fue que llamaran entre semana para consultar si ya les habían llevado las medicinas que necesitaban.

Joseline Rodríguez era una de las madres angustiadas. Su hijo de dos años está en tratamiento desde agosto, él es epiléptico, pero no le entregaron el ácido valproico con el que evita las convulsiones.

"Me dijeron que no había medicamento; no sé cómo voy hacer, a ver si tengo dinero para comprarlo", expresó la joven madre.

Joseline es madre soltera y se dedica a lavar ropa ajena para mantener a su hijo. Para ir al Bloom a recoger los fármacos tuvo que prestar dinero para el pasaje, pero se topó con la mala noticia de que no había.

La afectada expresó que su niño toma el ácido valproico dos veces al día y no debe de dejar de dárselo porque puede convulsionar.

"No debería faltar porque es necesario, a veces uno con sacrificio viene aquí, con el dinero que uno presta y que salgan que no hay, no es justo", se lamentó.

A otro de los padres de familia al que no le entregaron el anticonvulsivante, topiramato de 25 mg, fue a Luis García, quien llegó desde Jutiapa, Cabañas.

"Me dicen que llame a mediados de la semana para preguntar si ya la han traído", indicó el señor frente a la farmacia de nuevo edificio de la Consulta Externa del Bloom.

Él dice que su hijo debe tomarse tres tabletas diarias para evitar las convulsiones.

"Es importante que se la den a uno, comprarla no podemos porque no alcanzamos, porque es cara", comentó Luis, quien trabaja como guardia de seguridad.

Ana Pérez asegura que lleva más de un mes esperando que abastezcan de salbutamol spray para su nieto que padece fibrosis quística, una enfermedad que afecta el sistema respiratorio y digestivo.

Al niño de ocho años le suministra salbutamol cada cuatro horas para aliviar el cansancio.

"Ahorita vengo de la farmacia y me dicen que no hay, el mes pasado tampoco hubo. Ahorita el niño está bien malo, anoche no ha dormido por estar tosiendo", añadió Pérez.

A Juan Hernández solo le dieron uno de los cuatro productos que le dejaron a su hijo de 11 años, la loratadina.

Hernández expresó que buscaría cómo comprar las medicinas porque todas son necesarias.

Mirna Elizabeth Bonilla comentó que su nieto de siete años tiene gastritis, por ello la indicaron ranitidina; pero no se la dieron, tampoco metronidazole para los parásitos.

"Ahora que no hay, tengo que comprarla, sino se la doy le sigue el dolor en el estómago", lamentó.

Nery Bernal fue otra de las afectadas, a ella no le entregaron la levotiroxina ni la ranitidina. La primera es para problemas de la tiroides y la otra para la gastritis. Así, las historias frente a la farmacia del hospital Bloom se repiten.

Evelyn Aguilera, del Sindicato General de Empleados de Salud (Sigesal) y empleada de farmacia, manifestó que carecen de medicamentos neurológicos, psiquiátricos, de endocrinología y de otras especialidades, entre ellos rispiridona para la esquizofrenia, haloperidol, prednisona, fludocortizona y levotiroxina.

Aguilera expresó que el problema es que las autoridades compran lotes pequeños y rápido se acaban.

"No hay un abastecimiento del cuadro básico completo y se supone que son medicamentos del cuadro básico que no tienen que faltar", acotó Aguilera.

Se trató de obtener la opinión de las autoridades del hospital Bloom, a través de la oficina de Relaciones Públicas; pero dijeron que el director y el subdirector se encontraban fuera de la institución.

A los padres de familia se les sugiere que estén llamando para preguntar si ya abastecieron el hospital.

Según el último informe publicado por el Ministerio de Salud, entre el 18 y el 14 de septiembre, en el Bloom faltaban 46 de 321 fármacos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación