Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El 68 % del cáncer de útero se da en mujeres jóvenes

b Entre 2005 y 2011 se registraron 759 casos de tumor en el cuello en población joven

Personal del hospital nacional de Maternidad le toma una mamografía a una señora; este es una de loe métodos para diagnosticar tumores. Foto EDH / archivo

Personal del hospital nacional de Maternidad le toma una mamografía a una señora; este es una de loe métodos para diagnosticar tumores. Foto EDH / archivo

Personal del hospital nacional de Maternidad le toma una mamografía a una señora; este es una de loe métodos para diagnosticar tumores. Foto EDH / archivo

En El Salvador el cáncer de cuello de útero y el de mama son los tumores que representan una mayor carga al sistema de salud, y la mayor parte de ellos se presenta en mujeres en edades jóvenes.

Una consultoría de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) detalló que entre 2005 y 2011 fallecieron 406 mujeres por cáncer de cérvix, y en ese mismo periodo se diagnosticaron a 4 mil 258 con esa patología en el país. Las cifras son dadas con base en las estadísticas del Ministerio de Salud.

Rodolfo Peña, asesor del Sistema de Información de Análisis de Situación de Salud de la OPS, manifestó que en esos años, 11 de cada 100 mujeres que se diagnosticaron con cáncer de cérvix fallecieron.

Peña explicó que el tumor de cuello uterino se concentra en el grupo de 30 a 59 años, el 68.5 por ciento de los ingresos reportados entre 2005 y 2011 corresponde a personas en esas edades, en concreto habla de 2 mil 918 casos.

Las defunciones por este tipo de tumores también se concentran en el mismo grupo, el de la gente en edad productiva.

Para esos años, el 61 por ciento de las mujeres que fallecieron con el diagnóstico de cáncer de cérvix tenía entre 30 y 59 años.

"Es una situación que preocupa no solo a Salud, sino a todas las instituciones, sobre todo a nosotros porque impacta en poblaciones jóvenes que posiblemente tengan varios hijos y la capacidad reproductiva de la persona disminuye sensiblemente", expresó Peña.

En 2012 se diagnosticaron 330 tumores de mama y 780 de cuello uterino.

En ese año, en total hubo 6 mil 750 casos de todos los tipos de cáncer, de ellos 4 mil 406 fueron en mujeres.

Peña comentó que con los años la tendencia es al aumento de la enfermedad; pero podría ser el reflejo de un mejor registro de los casos. También puede indicar un aumento por diferentes causas y que es necesario tomar algunas acciones para su reducción.

Entre las acciones de las que habla el asesor de la OPS se encuentra la creación de políticas que reduzcan el riesgo de padecer determinados tipos de cáncer, y la aplicación de vacunas contra el virus del papiloma humano y la hepatitis.

Peña dijo que el cáncer es una enfermedad catastrófica porque impacta en el bolsillo de la población, y si no existe un sistema que realmente ofrezca las condiciones de tratamiento, impactará seriamente el nivel de subsistencia de los pacientes con esa enfermedad.

"En un problema de mama, las radiaciones, el tipo de tratamiento es costoso, y si el sistema no da respuesta a esto con una política clara, tiene consecuencias serias de tipo económicas", añadió el asesor del organismo de salud.

En el hospital nacional Rosales el año pasado reportaron 2 mil 130 ingresos de hombres y 2 mil 991 mujeres por tumores. El año anterior fueron 3 mil ocho mujeres y 2 mil 250 hombres.

En 2013, por esta causa, en el establecimiento fallecieron 216 personas del sexo masculino y 395 del sexo femenino.

Rolando Silva, jefe del Servicio de Oncología, expuso que las hospitalizaciones por cáncer representan el 18 por ciento de todos los ingresos.

"Casi una quinta parte de los pacientes que se dan de alta del Rosales representa a pacientes con enfermedades neoplásicas", comentó.

En el centro médico la principal causa de atención en hombres es por cáncer gástrico; y en mujeres, de mama; le siguen los de tiroides, gastrointestinal y la leucemia.

El especialista manifestó que un 70 por ciento de los pacientes llega con la enfermedad en etapas avanzadas.

"En estos casos, en general, es más difícil el tratamiento, es más caro porque se necesita quimioterapia, cirugía, radiación. Entonces hace que el sistema utilice más servicios médicos", dijo Silva.

El médico expresó que las probabilidades de poder curar a un paciente disminuyen en la medida en que la detección se hace tardíamente, aún utilizando todos los tratamientos que están disponibles.

Silva consideró que esta situación se da porque las personas no acuden al médico al no creer que tengan una enfermedad.

"A veces se palpan masas tumorales y como al principio el cáncer no duele, la gente no consulta, entonces hay descuido. Creo que son factores educativos y culturales", añadió el oncólogo.

La mayor parte de los pacientes que atienden tiene más de 50 años; pero han comenzado a diagnosticar personas de 20 años.

"La clave en todas las enfermedades y sobre todo en el cáncer es detectar cuando está comenzando. Cuando está comenzando, usted puede ofrecer sobrevida hasta más del 90 por ciento", acotó.

Los mitos

El asesor de la OPS manifestó que se está tratando de focalizar las acciones en cuatro mitos sobre la enfermedad.

Uno de ellos: "No es necesario hablar del cáncer porque es algo incurable y no se puede manejar".

Peña indicó que existen diversas formas de tratamiento lo cual ha aumentado la esperanza de vida.

Otro de los mitos: "Se dice que en el caso del cáncer no existen signos ni síntomas".

El asesor de la OPS expresó que no es así , que existen distintos signos y que es necesario que la población los conozca para poder detectar la enfermedad precozmente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación