Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Libertad

Deforestan finca por proyectos de viviendas en Nuevo Cuscatlán

Cientos de árboles fueron descuajados en la finca Florencia. Y se vienen más proyectos.

Vista aérea de la zona deforestada de la finca Florencia, en Nuevo Cuscatlán.

Vista aérea de la zona deforestada de la finca Florencia, en Nuevo Cuscatlán. | Foto por Evelyn Linares

Vista aérea de la zona deforestada de la finca Florencia, en Nuevo Cuscatlán.

En un área de 14 manzanas aproximadamente, más de 400 árboles de diferentes especies fueron descuajados en cuestión de pocos días por los trabajadores de una empresa constructora, con ayuda de bulldozers y sierras eléctricas.

Ahora en ese lugar se movilizan tractores, camiones de volteo y decenas de obreros que realizan labores de terracería en un proyecto de construcción de viviendas, según constató un equipo de El Diario de Hoy que visitó en dos ocasiones el lugar.


El proyecto urbanístico se llama Kuaukali y es propiedad del Instituto Salvadoreño de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA), revelaron a este periódico trabajadores de la empresa constructora.

Es la misma institución que vendió un terreno de cinco lotes a la empresa Terrein, S.A., propiedad del expresidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, y de su exasesor, Byron Larrazábal, a precios por debajo de los de mercado.


No obstante, ese proyecto es el más pequeño de los que se vienen en ese municipio de Nuevo Cuscatlán, según fuentes de esa comuna, que aseveraron que esos proyectos ya cuentan con el permiso de la alcaldía del FMLN, dirigida por Michelle Sol.


“Yo me reuní con todas las personas que están construyendo en Nuevo Cuscatlán en este momento; entonces yo sé todos los proyectos que vienen; viene Cayalá, viene Santa Elena Island, viene Kuaukali que es del IPSFA, esos son proyectos grandes”, aseguró a este periódico una de las fuentes de la zona.


Sin respuesta


Al respecto, El Diario de Hoy visitó en dos ocasiones la comuna de Nuevo Cuscatlán, para hablar con la alcaldesa Michelle Sol, sobre esos proyectos y sobre los permisos otorgados, pero los agentes del CAM que se mantenían en la puerta principal en los diferentes momentos en que llegó el equipo de este periódico, aseguraron que la funcionaria no se encontraba en su despacho. 


También se le llamó a su teléfono móvil en varias ocasiones y solo en una vez contestó una asistente, quien dijo que la alcaldesa estaba en una reunión y que le llamáramos más tarde. Se le llamó varias veces, pero ya no respondió el celular.


La página web del IPSFA también consigna que tiene en marcha ese proyecto de construcción de viviendas, a las cuales solo pueden acceder los miembros de la institución armada.


“Con el objetivo de apoyar las necesidades de oficiales y suboficiales de la Fuerza Armada, ha sido creado el proyecto “Complejo Residencial Kuaukali”, cuyo significado es: “La Casa de los Guerreros Águila”, un vocablo proveniente de la lengua náhuat que representa a los guerreros mayas, y cuyo sentir es referenciar la gran valentía de estos personajes, con los honorables miembros de la Fuerza Armada, por el compromiso y lealtad demostrados cada día”, plantea el IPSFA en la publicidad del proyecto colgada en su página web.


Cuántas viviendas serán construidas en ese proyecto, es una incógnita. El Diario de Hoy contactó al presidente del IPSFA, coronel René Díaz Argueta, para conocer detalles del proyecto urbanístico, pero se negó a dar información.


“Yo quiero que me disculpe pero no estoy autorizado para informarle de eso”, respondió de entrada el militar.
-Solo queremos que nos dé información sobre el proyecto, se le dijo.
“Pero no estoy autorizado para informarle de esas cosas; es que mire, tenemos mala experiencia con el periódico El Diario de Hoy, solo requiere información para sacarnos cosas escandalosas”, argumentó el militar.


Se le insistió en que solo se quería conocer la cantidad de viviendas que contempla el proyecto Kuaukali, pero ésta fue su respuesta:
“Igual, por cualquier cosa que yo le diga, usted saca una cosa distorsionada, por eso es que no quisiera darle información”, alegó el titular del IPSFA.


El anuncio del IPSFA no dice cuántas viviendas contempla dicho proyecto. Sin embargo, los obreros aseguran que son unas 200 viviendas, mientras que las fuentes de la alcaldía aseguran que se trata de un proyecto de 800 casas.


Lo cierto es que el descuaje de árboles apenas comienza, de acuerdo con la denuncia. Con ello también se ocasiona la destrucción del hábitat de muchas especies de árboles y animales como el venado que aún habita en esa zona boscosa.


“Si usted viniera en la tarde como a las 6:00, cuando ya la maquinaria ha parado de trabajar (en la terracería), viera a los venaditos que salen a andar por todo eso”, dijo a este periódico un vigilante privado del proyecto Kuaukali.


“Aquí todas estas áreas el municipio las tenía protegida, las tenía como áreas agroforestales y (el exalcalde) Bukele las desprotegió; él dijo que las había protegido dejando el 50 por ciento de áreas verdes, pero realmente las áreas verdes son los jardines de las casas. Aquí van a botar todo”, lamentó una de las fuentes del municipio.


Ya va en el presupuesto


La mismas fuentes de la comuna aseguran que en Nuevo Cuscatlán los proyectos urbanísticos apenas comienzan, pues ya están en la lista de espera varios proyectos que pronto comenzarán a botar árboles y a terracear.


Según dicen, todo se debe a que las finanzas de la comuna necesita de fondos, ya que inclusive el dinero que recibirá por los permisos de construcción ya están contemplados en el presupuesto 2015 de la alcaldía.


“Hemos pedido información de todos los desarrollos que se están autorizando en Nuevo Cuscatlán, especialmente porque Nuevo Cuscatlán tiene mucha dependencia de los ingresos ahorita. El presupuesto que tiene en el año, la mitad del presupuesto les va entrar en permisos de construcción y ahí hay ciertas irregularidades que hay que rascar porque ellos no debieron hacer un presupuesto con algo que en teoría no les ha entrado con anterioridad”, externaron.


Sobre este aspecto también se le pretendía preguntar a la alcaldesa Michelle Sol, pero no se nos atendió.


De acuerdo con los denunciantes, todos esos permisos de construcción fueron otorgados en la administración anterior (la de Bukele), aunque en la actual se han ido reduciendo los impuestos para este tipo de proyectos.


La gestión edilicia actual “la volvió a modificar el 1 de mayo; o sea que han ido modificando las ordenanzas, porque al principio era como si que le cobraban bastante a los constructores y como que les han ido bajando para que no les salga muy caro el desarrollo”, explicaron las fuentes de la alcaldía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación