Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Crece violencia contra las mujeres en oriente

En oriente el departamento con más casos de maltrato es Usulután

El atacante de Guzmán fue capturado por la policía minutos después del asesinato. Foto EDH /Lucinda Quintanilla

El atacante de Guzmán fue capturado por la policía minutos después del asesinato. Foto EDH /Lucinda Quintanilla

El atacante de Guzmán fue capturado por la policía minutos después del asesinato. Foto EDH /Lucinda Quintanilla

El brutal asesinato de María Beti Guzmán, de 24 años, a manos de su expareja, José Alexander Bonilla, de 25 años, es una muestra de los altos niveles de violencia contra las mujeres que existen en la zona oriental.

Ella fue asesinada a machetazos en una unidad del transporte público de pasajeros el pasado 6 de abril, frente a decenas de personas que viajaban en el autobús, todo porque se negó regresar con él, quien fue su novio.

La Secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, expresó su repudio por este tipo de hechos y dijo que "los casos de violencia intrafamiliar son un problema que se genera en el seno de la familia y no son producto de la delincuencia, como nos quieren hacer creer", sostuvo.

Recriminó al sistema Judicial del país por no dar señales claras para castigar este tipo de casos, y reiteró que la impunidad es la que genera más violencia.

La Directora Ejecutiva del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (Isdemu), Yanira Argueta, también se refirió al violento hecho y explicó que "el caso de Beti es una señal clara de que los hombres creen que nuestro cuerpo les pertenece, y ante eso lo único que nos queda es denunciar, hacemos el llamado a las mujeres para que no se queden calladas", insistió.

Algunas estadísticas que manejan en la institución, basadas en datos de la policía salvadoreña, indican que a nivel nacional, hasta febrero, se han reportado nueve feminicidios.

En oriente, hasta la fecha sobrepasan los cinco, por el caso de María Beti Guzmán.

Mientras que los casos de violencia intrafamiliar reportados hasta febrero a nivel nacional eran 311.

En oriente suman 102, siendo Usulután el departamento con más casos en la zona, donde se registraron 65, convirtiéndose en el segundo departamento con mayor número de casos a nivel nacional.

Otra estadística que dieron a conocer fue sobre las violaciones, que cuentan hasta febrero 46 casos, 13 de ellos ocurridos en los cuatro departamentos de oriente.

Pignato explicó que los casos de denuncias o reportes son los que conocen las autoridades; pero reveló que los casos que no son denunciados pueden triplicarse, ya que insistió en que las mujeres, al ver que sus agresores no son castigados, prefieren callar y seguir sufriendo en silencio.

Argueta alentó a las mujeres del país a no callar cuando sean víctimas de violencia, porque sólo denunciando pueden salvar sus vidas e incluso las de sus hijos.

Señaló que Ciudad Mujer, como en Isdemu, son instancias donde, además de asesoría, les brindarán apoyo y protección.

Mencionó que en el tema de protección, las instituciones cuentan con albergues para las mujeres que son víctimas de violencia doméstica y sexual, y para aquellas mujeres víctimas del delito de trata de personas.

Rosa Villegas, una mujer que ya pasa los 70 años y forma parte de los grupos de mujeres emprendedoras dentro de Ciudad Mujer, dio su testimonio: "por años fui víctima de violencia intrafamiliar, me golpeaban; pero además me decía mi marido que no servía para mujer porque no le di un hijo, sino que sólo hijas; pero eso cambió cuando agredió a mis hijas, terminó preso".

Las instituciones alientan a las mujeres a no callar y a acudir a las instituciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación