Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Corrupción vulnera la seguridad en penales

En oriente han arrestado este año a seis custodios por tratar de introducir objetos prohibidos

Las autoridades capturaron a seis trabajadores del sistema penitenciario de oriente en este año, cuatro de ellos se registraron en Morazán cuando los custodios llevaban droga. Foto EDH

Las autoridades capturaron a seis trabajadores del sistema penitenciario de oriente en este año, cuatro de ellos se registraron en Morazán cuando los custodios llevaban droga. Foto EDH

Las autoridades capturaron a seis trabajadores del sistema penitenciario de oriente en este año, cuatro de ellos se registraron en Morazán cuando los custodios llevaban droga. Foto EDH

ORIENTE. Los empresarios de la región están desesperados y exigen a las autoridades de Seguridad que hagan algo por frenar las extorsiones y órdenes de crímenes que salen de los penales, todo apoyado por personal que labora dentro del mismo sistema penitenciario, y que deja al desnudo la corrupción que hay.

Muestra de lo que los empresarios señalaron es que en lo que va del año las autoridades policiales arrestaron a seis empleados penitenciarios en los recintos de Morazán y San Miguel por el delito de tráfico de objetos prohibidos o favorecer su introducción.

En el caso de San Miguel, uno de los capturados fue el subdirector del centro penal de la cabecera, arrestado el 26 de marzo de este año por entrar objetos prohibidos dentro del penal en el que trabajaba, además de agrupaciones ilícitas.

En esa misma oportunidad capturaron a un motorista de ese centro penal, bajo los mismos cargos que el exsubdirector del recinto.

Mientras que para junio, la policía capturó a cuatro custodios del Centro Penal de San Francisco Gotera, Morazán, con dos porciones medianas de marihuana en el vehículo institucional en el que habían salido desde la penitenciaría al hospital de la localidad para llevar a consulta a un reo.

El arresto de los custodios se dio cuando regresaban del hospital al centro penal, donde según las autoridades, pretendían ingresar la droga.

Partiendo de las capturas es comprensible que en lo que va del año se hayan decomisado más de 1,300 porciones de marihuana en las seis cárceles de la zona oriental.

Además, han decomisado celulares y accesorios para esos aparatos, cuchillos y otros artículos prohibidos cuando las autoridades policiales de la zona realizaron varias registros.

Sobre cómo los objetos prohibidos llegan a manos de reos, el jefe de investigaciones de la policía en Morazán, Francisco Chinchilla, explicó que "siempre hay gente que trata de introducir ilícitos a las cárceles, la droga es una de ellas, porque el costo dentro de los penales se triplica para quienes la comercializan".

Por esa razón, los autoridades indicaron que el sistema penitenciario en el país está tocado por la delincuencia.

Dijeron que a pesar de las "estrictas revisiones", la droga, los teléfonos y un sinfín de ilícitos siguen llegando dentro de los centros penales y cada vez son más los empleados penitenciarios que se ven involucrados en ese delito.

"Podría existir personal de las mismas cárceles que estén favoreciendo la introducción de estos objetos, porque generalmente cuando se ordenan requisas siempre se encuentran teléfonos, drogas y hasta armas, y no tendríamos porque encontrar nada", explicó el oficial.

Otra muestra de lo vulnerado que es el sistema penitenciario por la delincuencia, es que meses a tras un reo que permanecía hasta ese momento en el Centro Penal de San Francisco Gotera, era llevado por custodios periódicamente al hospital de la localidad, supuestamente por problemas de salud.

Sin embargo, después de unos meses descubrieron las autoridades policiales que el reo llegaba a sostener relaciones sexuales en los baños del hospital con una menor de edad.

Según las investigaciones, los custodios conocían lo que ocurría en cada visita al nosocomio.

Mientras que en San Miguel, el jefe de investigaciones de la policía, quien declinó revelar su nombre, explicó que el penal donde más intentan ingresar ilícitos es en el de Ciudad Barrios, sobretodo por la parte externa, donde lanzan objetos, droga y teléfonos móviles

Las autoridades policiales explicaron que de enero a septiembre han capturado a 62 personas en las cárceles de oriente por tratar de introducir objetos prohibidos.

Agregaron que existe una cifra, sin especificar, de las personas que buscan ingresar objetos y que lo logran, ya que la cifra de decomisos así lo certifican.

Empresarios como Howard Gutiérrez, presidente de la Cámara de Comercio, es tajante al asegurar que si las autoridades controlan a los delincuentes recluidos en los centros penales, los problemas de extorsiones, robos, hurtos, homicidios y otros podrían verse mermados en el país.

"Las autoridades saben que las órdenes de homicidios y extorsiones salen de las cárceles, pero no hacen nada, con solo que les quitaran los toma corrientes de energía eléctrica para que no carguen los celulares, con solo eso se evitarían muchos problemas a los empresarios", opinó Gutiérrez.

Insistió en que el sistema lo que hace es favorecer el cometimiento de delitos graves porque los bloqueadores de telefonía no funcionan para los presos que siguen llamando y ordenando crímenes desde las cárceles y que afectan a empresarios y particulares.

Se buscó la posición de la Dirección de Centros Penales a través de Orlando Castro, jefe de Comunicaciones; y pese a los reiterados llamados, nunca la brindó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación