Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Consejo de Salud pretende modificar tarifas

Plantean aumentar cuota de médicos y de hospitales

Varias personas realizan trámites en el Consejo Superior de Salud Pública.

Varias personas realizan trámites en el Consejo Superior de Salud Pública.

Varias personas realizan trámites en el Consejo Superior de Salud Pública.

Las autoridades del Consejo Superior de Salud Pública (CSSP) buscarán aumentar el monto de las multas por infracciones contra la salud y la cuota que cancelan tanto los profesionales, para mantener su licencia, como los propietarios de los establecimientos, para funcionar.

Técnicos del CSSP trabajan en la elaboración de una nueva ley del consejo, la actual data de 1958. Su objetivo es normar algunas prácticas que no están sancionadas en el Código de Salud y modificar el decreto 373 que regula las tarifas por servicio, el cual no ha sido modifica desde 1992.

Con el primer cambio, las sanciones serían de entre 20 y 25 salarios mínimos. Actualmente, el Código de Salud estipula un pago de entre $114 y $1,140; pero este punto aún está en discusión.

Pedro Rosalío Escobar, presidente del CSSP, indicó que las multas actuales son muy bajas y la desventaja es que el rango que se establece es amplio, de manera que una infracción grave puede quedar con la multa más baja.

Entre las prácticas que no están normadas y pretenden incluir se encuentran la publicidad engañosa de servicios de salud, abrir un establecimiento sin autorización, funcionar sin un personal responsable o regente, contratar personas no autorizadas para prestar servicios en los centros de salud y revelar el secreto profesional.

"Una gran cantidad de conductas que deberían ser consideradas como infracciones a la salud no lo son", comentó Escobar.

Agregó que "al ver el catálogo (de multas), el código (de Salud) no tiene mayor cosa, entonces es muy difícil el trabajo".

El presidente del CSSP dijo que esperan iniciar el proceso de aprobación antes de junio, este debe ser enviado al Ministerio de Salud (Minsal), a Casa Presidencial y a la Asamblea Legislativa.

Con relación al incremento de las tarifas por los servicios que ofrece el CSSP, por el momento se hacen comparaciones con otros países para establecer los aranceles.

En este momento, los profesionales cancelan anualmente $2.86 para mantener vigente su licencia para ejercer, antes de que se aprobara la Ley de Medicamentos, la entidad había planteado aumentar esa tarifa a $12.

"Creemos que el costo de una licencia para ejercer una profesión de la salud, por lo que representa, debería ser más elevado; para que la autoridad tenga la capacidad de vigilar el ejercicio", expresó Escobar.

Los establecimientos que ofrecen servicios de salud cancelan $150 para el procedimiento de apertura, esto incluye de dos a tres inspecciones antes de otorgar la autorización; para mantenerse funcionando las ópticas y las clínicas cancelan $22, los hospitales pagan $60 anuales.

Con estas modificaciones el CSSP estima que aumentarán sus ingresos y podrá ser autosostenibles. Desde que todas les atribuciones relacionadas a la actividad de registro de medicamentos fueron trasladas a la Dirección Nacional de Medicamentos, al año solo perciben $230 mil; antes, $2.7 millones.

Escobar manifestó que al modificar las cuotas esperarían percibir $2.7 millones, con eso pretenden tener más inspectores, invertir en tecnología y en unidades de transporte. Este año su presupuesto es de $1.7 millones, una parte del cual proviene del fondo especial de ahorro de la entidad y otra de los ingresos.

Para 2012, el fondo tenía $4.4 millones. Para el próximo año su presupuesto se reducirá a un millón debido a que de ahí se ha financiado parte del funcionamiento del CSSP del año pasado, de este y además se le transfirió un millón de dólares a la DNM.

Ya en 2007 y 2010, el ente intentó modificar el Código de Salud, las propuestas fueron enviadas al Ministerio de Salud, pero no prosperaron. En 2007 se propuso que las faltas se castiguen con multas que oscilaran entre uno y 150 salarios mínimos urbanos vigentes. En 2010 intentaron incrementar las sanciones para los médicos y los propietarios de establecimientos sanitarios que incurran en alguna infracción a la salud. Se planteaba incorporar faltas que no estaban contempladas en el código, además de catalogar como infracciones graves algunas consideradas actualmente como menos graves.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación