Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La conexión Clinton y Chelsea en El Salvador

El Salvador ya ha formado parte de la vida de los Clinton.

Bill Clinton

Por pura casualidad y destino, el expresidente Bill Clinton no solamente ha tenido contacto con El Salvador por agenda diplomática o filantrópica. Cuando era mandatario, se habituó a ver en la Casa Blanca la visita peculiar de Eduardo Harth, un salvadoreño que fue compañero de estudios de su hija Chelsea, de quien fue pareja por leve plazo.

Clinton llegó a llamarle “Eddy” y fue costumbre llevarlo en el Cadillac One presidencial, construido en aluminio, acero y titanio. Eddy, en alguna ocasión, llegó a encontrarse con el expresidente en pijama a mitad de la noche en busca de un jugo de naranja en la cocina de la Casa Blanca.

Eddy volvió a El Salvador como chef  y fundó el restaurante Citrón.  Chelsea, por su parte, es la vicepresidenta de la Fundación Clinton y  en septiembre conversó con Marvin Monge, un estudiante salvadoreño beneficiado por la Fundación. Todo está conectado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación