Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Cómo quedará la pensión mínima y la edad de jubilación en el sistema mixto?

Ambos puntos quedan abiertos a posibles cambios.

Pensiones

Alrededor de $6,900 millones depositados en las cuentas de ahorros de los trabajadores afiliados a las AFP ya se prestaron para pagar pensiones del ISSS e INPEP. | Foto por Archivo

Alrededor de $6,900 millones depositados en las cuentas de ahorros de los trabajadores afiliados a las AFP ya se prestaron para pagar pensiones del ISSS e INPEP.

Existen algunos puntos que deberán someterse a constante revisión en el sistema mixto de pensiones. La pensión mínima y vitalicia es uno de ellos. También se deja abierta la posibilidad de hacer cambios en edad de retiro y monto de cotización.

Pensión Fija cambiará

El decreto establece que el sistema mixto ofrecerá una pensión mínima y vitalicia a todos los trabajadores. Según el criterio actual esta sería de $207.60.

Pero el artículo 232-D de la reforma establece que la pensión mínima cambiará cada año en base a dos criterios.  El primero es el índice de precios al consumidor, en otras palabras, el costo de la vida. Se busca ajustar la pensión para que permita pagar las necesidades esenciales.

Sin embargo el segundo criterio es la disponibilidad de recursos del Gobierno Central. En resumen, significa que la pensión mínima puede varias según la capacidad de pago del gobernante de turno.

Mientras el primer criterio es objetivo y favorece que la pensión aumente con el tiempo, el segundo es arbitrario y permitiría que este beneficio baje si un Gobierno decide que no tiene dinero para pagar pensiones.

Posible aumento de edad

El articulo 7 de la reforma indica que cada dos años la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) “deberá realizar un estudio actuarial del sistema de pensiones por lo menos cada dos años, cuando se proponga una modificación al sistema o cuando se requiera”.

Esto significa que la Superintendencia Financiera monitoreará constantemente el balance entre el ingreso de cotizaciones, pago de pensiones, cantidad de afiliados y beneficios. Además abre la puerta a que se hagan en el futuro cambios impopulares como subir la edad de jubilación o aumentar el porcentaje de cotización.

¿Por qué? Porque el Fondo Público, al igual que todos los sistemas de reparto en el mundo depende de un equilibrio entre cotizantes y jubilados, entre ingresos y pagos, para poder sostenerse.

Los estudios actuariales permitirán definir si la cantidad de cotizantes es suficiente para mantener los beneficios. Si no, las modificaciones al sistema podrían ser subir la cotización o retrasar la edad de jubilación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación