Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Colegios denuncian no tener acceso a nuevos programas de los bachilleratos técnicos

Acpes dice que Educación cambió currícula de enseñanza media técnica y no los tomó en cuenta

Según la Acpes, los colegios siguen impartiendo bachilleratos técnicos con planes de estudio dictados en 1996. Foto EDH / Archivo

Según la Acpes, los colegios siguen impartiendo bachilleratos técnicos con planes de estudio dictados en 1996. Foto EDH / Archivo

Según la Acpes, los colegios siguen impartiendo bachilleratos técnicos con planes de estudio dictados en 1996. Foto EDH / Archivo

La Asociación de Colegios Privados de El Salvador (Acpes) advirtió que ese sector ha sido marginado de conocer y aplicar los cambios que durante los últimos dos años el Ministerio de Educación (Mined) ha implementado en los planes y programas de estudio de las modalidades de bachillerato técnico.

Javier Hernández, presidente de la Acpes, explicó, recientemente, que la dirección de Educación Media del Mined ha transformado la metodología de enseñanza que se utiliza en los bachilleratos de ese tipo como Salud, Comercial, Hostelería y Turismo, entre otros, pero hasta la fecha no los ha convocado para presentarles los nuevos planes de estudio, mucho menos capacitarlos.

Según Hernández, hasta donde ha logrado conocer, a través de unos pocos documentos a los que ha tenido acceso, ahora en los institutos nacionales del país los docentes de las áreas técnicas trabajan con sus alumnos con base en módulos, con lo cual se deja atrás el enfoque de enseñanza constructivista.

Se trata de una metodología que ya desde hace años utilizan los cerca de 22 institutos públicos que formaron parte del Programa de Apoyo a la Reforma Educativa Apremat y el cual fue financiado por la Unión Europea.

"Por ejemplo, en bachillerato comercial se le cambia la nominación a lo que se conocía como Contaduría (y Secretariado). Me parece que es asistencia administrativa o contabilidad administrativa", expresó Hernández, la semana pasada y horas después de salir de una reunión con el nuevo ministro de Educación, Carlos Mauricio Canjura.

En estos momentos los colegios que brindan bachilleratos técnicos, por lo general, están trabajando con los programas curriculares que se entregaron en la reforma educativa de 1996 y que, según explica, fueron elaborados y entregados técnicamente por Fepade, como empresa consultora que tenía el ministerio de Educación en ese entonces.

En esa oportunidad se capacitó a los maestros y directores para que trabajaran en estas materias técnicas lo que es la tecnología, la práctica, la creatividad, lo cual según expuso no ha pasado con los nuevos programas de educación media técnica.

"Le hemos hecho conciencia al ministro (de Educación) que ha sido un estudio completamente inconsulto, fuera de todo consenso, distanciado completamente de lo que es la consulta a la comunidad laboral del país, o sea a los empresarios y empleadores", citó el presidente de la Acpes tras insistir que se les ha brindado información oficial de esos cambios.

"Se está llevando esto con muy poca transparencia y eso es preocupante, porque prácticamente están echando a experimentar con miles de estudiantes programas que no han tenido la validación necesaria ni la consulta respectiva para echarlos a andar", agregó Hernández.

En la primera reunión que representantes de la Acpes tuvieron con Canjura también plantearon otros problemas que atañen a la educación, entre ellos la falta del reglamento de la Ley General de Educación, la necesidad de hacer cambios en las evaluaciones nacionales conocidas como Paes y Paesita.

Hernández dijo que la falta de reglamento genera complicaciones. "Por ejemplo, cuando a nosotros (la Ley) nos manifiesta que la administración de los colegios privados corresponde a los propietarios o administradores, lo que incluye determinar costos, pero luego surgió el decreto 533 que deja eso en manos de los padres de familia", precisó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación