Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cobro electrónico del pasaje fracasa, pese a tres años de intentar aplicarlo

Obligatoriedad. Formalizar el sistema de pago electrónico en las unidades de transporte público del Gran San Salvador se postergó hasta mediados del próximo año. Pérdidas. La empresa Astrall expone que la negativa de los pasajeros a utiliz

Las usuarios siguen cancelando su pasaje en efectivo al momento de movilizarse en transporte colectivo fotos edh / Lisseth monterrosa

Las usuarios siguen cancelando su pasaje en efectivo al momento de movilizarse en transporte colectivo fotos edh / Lisseth monterrosa | Foto por LME

Las usuarios siguen cancelando su pasaje en efectivo al momento de movilizarse en transporte colectivo fotos edh / Lisseth monterrosa

Desde que se hizo público el cobro electrónico del pasaje el 15 de agosto de 2013, algunos usuarios que compraron su tarjeta  en esa época no han logrado hacer uso del sistema porque, aunque el aparato está instalado, no se utiliza, está dañado o el pago en efectivo ha sido lo habitual.
Pese a los varios intentos del Gobierno por aplicar el cobro electrónico, el  proyecto ha fracasado. Y las autoridades de Transporte ni siquiera  tienen contabilizado cuántas personas han usado la tarjeta prepago en las rutas que tienen las máquinas.
“No tiene sentido llevar un conteo (de pasajeros) cuando estamos cancelando (el subsidio) por unidad”, dijo el titular del VMT, Nelson García.
Una de las primeras rutas a las cuales se les instaló los lectores de tarjeta prepago fue la 102, que hace su recorrido desde el Puerto de La Libertad hasta el centro de San Salvador. El presidente de la Asociación de Transportistas de La Libertad (Astrall), Rubén Rosales, expuso que el desinterés de los usuarios en usar el pago electrónico les afecta en las finanzas.
“Nosotros tenemos problema con eso porque prácticamente nos van a quitar el subsidio, porque nosotros no podemos obligar a la gente a que pague con tarjeta”, explicó, en referencia a la proyección de  Gobierno de entregar el subsidio por pasaje movilizado en las unidades.
Según el transportista, desde que arrancó el proyecto ha habido más dificultades que logros;la gente prefiere seguir pagando con efectivo y evitarse fatigas porque “no está de acuerdo en comprarla (tarjeta prepago)”.
Incluso, recordó episodios de daños a la propiedad y agresiones a sus empleados en 2013, cuando trataron de cobrar exclusivamente a través de tarjeta.
El funcionamiento pleno del proyecto dependería en gran medida si se planteara una fecha definitiva para su obligatoriedad, opinó Rosales; además, sugirió que el sistema incluya formas de contabilización de pasajeros  en las puertas traseras y delanteras para que, de esta forma, coincidan los ingresos;porque “al ver que adelante no puede entrar (el usuario) se va para atrás “, dijo.
A la fecha, de las 58 unidades que tiene la Astrall todavía falta que se instalen 15 validadores o lectores de tarjetas, unos porque se han dañado y otros porque se han incluido nuevos vehículos.
Mientras que la empresa instaladora Sistema Único de Boletos Electrónicos (Subes) no haga la instalación de los aparatos faltantes, la compañía de buses del Puerto de La Libertad sigue manejando el conteo de pasajeros con molinete y entrega de tíquets.
Por el momento, los empresarios de buses del  Área Metropolitana de San Salvador (AMSS) han firmado el 50 % de contratos con la empresa Subes/ Sipago, según declaró el secretario de la gremial Sistema Prepago (Sipago), Rodrigo Contreras Teos.
Detalló que en algunos casos todavía falta que se realice la colocación en las unidades.
De las 4,500 unidades que circulan por el AMSS,  un aproximado de 1,500 buses y microbuses tienen validadores, lo que equivale al 33%, según datos del  Viceministerio de Transporte (VMT) dados el pasado 22 de diciembre.
La administración del dinero electrónico
El cobro electrónico registrado en los validadores, así como el dinero de la venta  de saldo  llega al fideicomiso que es administrado por el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal); del total del dinero que ingresa se descuenta el 8.5 % para pagar el servicio de administración de Subes y el resto se reparte entre los propietarios de las unidades, de acuerdo con la cantidad  de pasajeros reportados, explicó Contreras Teos.
Este fideicomiso a la vez es compartido con los ingresos que reporta el del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss).
Subsidio al pasaje
Mientras no se haga obligatorio el sistema de cobro prepago, a los dueños de cada unidad se les sigue entregando el subsidio de $200 para microbús y de $400 para buses.
La propuesta del Gobierno era entregar  el subsidio por cada pasajero movilizado, con montos de dos y cuatro  centavos;pero esta normativa ha quedado congelada por hasta mediados de 2016 por una nueva prórroga de la Asamblea Legislativa.
En el caso del Sitramss, García explicó que los transportistas, agremiados a Sipago, todavía no han recibido subsidio por pasajero movilizado, sino el monto fijo.
En el país, únicamente los buses del Sitramss son los que utilizan exclusivamente el cobro electrónico.
García declaró que durante este año el Sitramss tienen un promedio diario de pasajeros  movilizados de 30 mil;pero que mensualmente sería un acumulado  aproximado de 700 mil.
Posponen vigencia del cobro electrónico
La “falta de tiempo” fue una de las razones por las cuales parte del gremio de transporte público logró que la Asamblea Legislativa pospusiera por tercera vez la aplicación definitiva del sistema del cobro electrónico con la prepago de Subes.
El pasado 16 de diciembre, la Asamblea avaló que por 180 días se congelara la implementación del cobro electrónico en los buses del Gran Salvador. Y se amplió hasta el 31 de diciembre del 2016 la entrega de subsidio por $200 y $400 a microbuses y buses, respectivamente.
El viceministerio de Transporte ha tratado de impulsar el cobro electrónico del pasaje desde hace tres años.
El primer intento  lo hizo el 16 de octubre de 2012 a través de una “resolución razonada” elaborada en la misa institución. En el documento se determinó que los transportistas deberían instalar en cada  unidad un sistema de cobro electrónico.
Para sustentar esta premisa ministerial, en agosto de 2014, el Ejecutivo presentó una reforma al artículo 7 de la Ley Transitoria para la Estabilización de las  Tarifas del Servicio Público de Transporte Colectivo.
La misma especificaba que para que los empresarios fueran sujetos de compensación deberían instalar este sistema de cobro.
Los requisitos para poder acceder a la nueva forma de entrega de la compensación por pasajero trasladado obligaba a los transportistas a tener un sistema de GPS incorporado en sus unidades, y un sistema de conteo de pasajeros y de ingresos diarios.
Pero una de las objeciones de los transportistas es que el VMT solamente ha autorizado  una empresa en el país, Subes, para dar el servicio de cobro electrónico

“No tiene sentido llevar un conteo (de pasajeros) cuando estamos cancelando (subsidio) por unidad” Nelson García Viceministro de Transporte
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación