Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ciudades modelo, apuesta de Enade 2014 para aumentar el crecimiento

ANEP propone un modelo de atracción de inversiones bajo normas jurídicas, fiscales y administrativas propias

La economía de Singapur crece bajo el modelo de ciudad estado que la sitúa como una de las economías más libres del mundo. Foto EDH/ Archivo.

La economía de Singapur crece bajo el modelo de ciudad estado que la sitúa como una de las economías más libres del mundo. Foto EDH/ Archivo.

La economía de Singapur crece bajo el modelo de ciudad estado que la sitúa como una de las economías más libres del mundo. Foto EDH/ Archivo.

Las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) o 'ciudades chárter' son los modelos que podrían convertirse en la llave de la recuperación económica de El Salvador. Esta es la apuesta principal que la cúpula empresarial salvadoreña presentará mañana en el XIV Encuentro Nacional de la Empresa Privada (Enade).

El éxito que han tenido algunos países asiáticos como Singapur, Hong Kong, o China, al emplear estos modelos de atracción de inversión y el auge que los mismos registran en los últimos cinco años en Latinoamérica –en naciones como Ecuador, la misma Cuba y recientemente Honduras– sirven de parámetros en la propuesta de Enade para proponerlos como una oportunidad a replicar, debido a que agilizan la recuperación económica.

"Por el ritmo en cómo se han generado los cambios en el país, tardaremos muchos años en ver cambios reales y suficientes que propicien el crecimiento económico deseado y así aumentar las posibilidades de generación de empleo y bienestar", argumenta la ANEP en su propuesta.

La gremial sostiene que es difícil crecer económicamente a un mayor ritmo y competir con el resto de la región en atraer inversiones, cuando el país ha retrocedido constantemente en los indicadores de libertad económica, facilidad de hacer negocios, transparencia gubernamental y en competitividad.

Tipos de modelos

La diferencia de una zona franca con una ZEDE, aclara la ANEP, es que la primera se orienta con beneficios al libre comercio, mientras que en la segunda, los operadores sustentan sus negocios en una jurisdicción especial jurídica, económica, administrativa y política.

"Diseñar una zona que se centra solo en la política económica sin tener en cuenta los demás elementos es crear una zona económica especial, desequilibrada", explica la gremial, y luego parafrasea a Lee Kwan Yen, fundador del Singapur moderno: "para atraer a los inversores, el imperio de la ley es tanto o más importante que los incentivos financieros, y contar con instituciones judiciales independientes es el sine qua non, para obtener la confianza de los inversores".

La idea fundamental en las ZEDE es la construcción de confianza mediante la creación de buenas reglas que permitan que estas zonas se rijan bajo una administración especial, detalla la propuesta.

Honduras ya comenzó

Honduras aprobó el año pasado una reforma constitucional y una serie de leyes para aplicar el modelo ZEDE, que se espera comience a operar en 12 ciudades del país a partir de 2016. Actualmente, el gobierno desarrolla un agresivo plan de promoción a nivel internacional, para captar inversores bajo este modelo.

Las ZEDE hondureñas cuentan con personería jurídica, régimen fiscal especial, autonomía funcional y administrativa; tienen su propia forma de gobernanza mediante el "Comité para la Adopción de Mejores Prácticas", conformado por personas nacionales y extranjeras.

Honduras se valió inicialmente de la asesoría del economista estadounidense Paul Romer, el principal propulsor de las ciudades chárter, modelo donde el sistema de gobierno se establece bajo un estatuto propio, fuera de la aplicación de las leyes estatales, provinciales, regionales o nacionales.

Las ciudades chárter son administradas por terceros, ya sea un gobierno extranjero o un conjunto de gobiernos de países reconocidos por su éxito en lo económico, que tienen leyes y reglas claras y cuentan con instituciones judiciales con alta credibilidad. Este es el atractivo principal para empresas e inversionistas.

El presidente de la gremial de la industria textil y de la confección en El Salvador, José Escobar, considera que el modelo que será el más cercano al original es el hondureño. "Si hay un acuerdo bien analizado y coordinado entre gobierno y empresa privada, la ZEDE puede ser un buen modelo a aplicar, no solo en un territorio, sino en todo El Salvador", reiteró.

En una entrevista exclusiva para el periódico financiero "Expansión" de El Diario de Hoy, Paul Romer ejemplificó que China supo ver estas oportunidades hace 30 años y las aplicó en Hong Kong con una Región Administrativa Especial (RAE) que ha permitido mejorar la economía y el desarrollo. La Heritage Foundation ha situado a Hong Kong como la economía más libre del mundo.

El comercio exterior de Hong Kong ha crecido 7.2 %, su PIB llega casi al 5 % y el ingreso anual de sus habitantes se elevó de $23,349, a $37,777, entre 2000 y 2013.

Tras su éxito, dijo Romer, China decidió replicar su versión en otras ciudades, entre ellas, Shenzhen, que funciona como Zona Económica Especial (ZEE), con un PIB que crece a un ritmo de 10 % y con exportaciones superiores a los $466 mil millones, según el periódico "China Today".

En 2005, China llegó a registrar 210 zonas de desarrollo a nivel nacional y 1,146 en provincias, detalla un informe del Banco Mundial.

La diferencia está en reproducir el éxito del modelo al territorio nacional, dice Romer.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación