Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ciudadanía desconoce cambios de rutas en la Panamericana

Los conductores también resienten la "poca información" sobre la intervención de la calle y no saben cuáles son las vías alternativas

Empleados del Fovial cerraron ayer la carretera Panameri-cana y a la altura de la Casa Presidencial desviaron el tráfico a la avenida El Espino, una de las rutas hacia el occidente del país. Foto EDH / René Estrada

Empleados del Fovial cerraron ayer la carretera Panameri-cana y a la altura de la Casa Presidencial desviaron el tráfico a la avenida El Espino, una de las rutas...

Empleados del Fovial cerraron ayer la carretera Panameri-cana y a la altura de la Casa Presidencial desviaron el tráfico a la avenida El Espino, una de las rutas hacia el occidente del país. Foto EDH / René Estrada

"No sé cómo voy a hacer", decían y se encogían de hombros. Esa fue la reacción más común de las personas a las que se les preguntó sobre los trabajos que inicia hoy el Fondo de Conservación Vial (Fovial) en la carretera Panamericana, a la altura de la avenida del Instituto Emiliani hasta El Trébol, en Ciudad Merliot.

El Fovial aseguró que es necesario cambiar la carpeta asfáltica de la vía, por ello la intervendrán desde hoy a junio del próximo año. Pero los usuarios lo ven con incertidumbre y creen que tendrán problemas por la nueva disposición, que consideran les traerá "dolores de cabeza".

Jennifer Arévalo viaja a diario desde San Salvador hacia Sonsonate y será una de las centenares de afectadas.

"Me levanto a las 3:00 de la mañana para salir a tiempo con mis cosas. Hoy no sé cómo voy a hacer, ni dónde voy a esperar el bus", expresó.

Ella aborda la ruta 205 frente a la Basílica de Guadalupe, en Antiguo Cuscatlán, lugar que desde ayer fue cerrado.

Los universitarios de la zona también están expectantes, ya que consideran que no se les ha brindado suficiente información.

"Ni sabía que iban a hacer esos trabajos"... "Solo espero que halle la manera de llegar temprano a casa en San Tecla", fueron algunas de las palabras que repitieron los estudiantes René Urrutia y Claudia Salmerón. Ambos no aprueban el proyecto; sin embargo, Urrutia reconoce: "No podemos hacer nada. Total, ya nos complicaron la vida".

Los trabajos no sólo afectarán a los usuarios de buses y microbuses, sino a los vendedores informales de la zona.

Humberto Guzmán, un mercader de dulces, galletas y otras golosinas, contó que su familia tiene más de siete años de vender afueras del Instituto Técnico Emiliani y que eso le genera ingresos para los suyos. "Hoy sí que nos fregaron, dicen que van a pasar por el bulevar Romero y allí no nos podemos ir a poner para vender. A saber de qué vamos a vivir", detalló.

Un motorista de la 205, que recorre de Sonsonate hacia la capital y viceversa, aseguró que nadie les ha dado información. "Por donde sea nos vamos a ir. Lo que a la gente le interesa es llegar", añadió.

El director del Fovial, Eliud Ayala, aseguró que durante la construcción habrá una "etapa de acomodo, donde la gente ve cuál es la mejor vía".

Mientras tanto, los que circulan a diario por la Panamericana auguran embotellamientos descomunales.

Las rutas a tomar

José Bonilla fue el único entrevistado que afirmó que sí sabía de las labores en la Panamericana y que le parecía "una propuesta complicada para entenderla" y lo comparó con las matemáticas, las cuales "hay que analizarlas para saber qué hacer".

Fovial ha dispuesto que los automovilistas que viajen hacia el centro de Santa Tecla podrán usar la avenida La Revolución, en dirección al redondel Italia, seguir por el bulevar del Hipódromo, la avenida La Capilla hasta incorporarse a la avenida El Espino, calle El Pedregal y calle Chiltiupán.

Los que transiten por el bulevar Los Próceres pueden utilizar la avenida Albert Einstein hasta llegar a la calle Conchagua, el bulevar Santa Elena, bulevar Orden de Malta, carretera al puerto de La Libertad y bulevar Sur.

En Santa Tecla las calles alternativas son El Jabalí, calle Chiltiupán, bulevar Merliot, 3a. Calle Poniente-Oriente, 5a. Avenida Norte-Sur, y 17a. Avenida Norte.

"Habrá 10 alternativas de tráfico de rutas (automotores particulares) y alrededor de seis para el transporte público de pasajeros", explicó Ayala.

Además, unas 60 rutas del transporte público de pasajeros se verán obligadas a modificar sus recorridos y a realizar paradas en otros lugares.

Los autobuses interdepartamentales e interurbanos de las rutas 100, 105, 106, 108, 165, 194, 201, 202, 203, 208, 279, 406, 456-A, 456, 499 y 801, y los microbuses 100, 100-A y 108, circularán por el bulevar Diego de Holguín, bulevar Merliot y 9a. Calle Poniente.

Las rutas urbanas de buses 101-A y B, 97, y los microbús de la 101 se desviarán en la avenida La Revolución hacia la avenida La Capilla, la avenida El Espino, la calle paralela a la Panamericana, del lado de los centros comerciales; luego al redondel Naciones Unidas y seguirán por la calle Chiltiupán y la 3a. Calle Poniente.

Los buses interdepartamentales e interurbanos 201, 202 y 205 utilizarán el bulevar Diego de Holguín.

Los microbuses que salen de San Salvador y pasan por la carretera al puerto de La Libertad (42, 152, 102 y 102-A) y los autobuses (102-A, 107, 192-A y 483) pasarán por el bulevar Diego de Holguín, el bulevar Merliot, la carretera al puerto de La Libertad y el bulevar sur, hasta la 4a. Calle Oriente de Santa Tecla.

Más congestión vial

De por sí es habitual observar embotellamientos en varias zonas del gran Salvador. Con estos trabajos se incrementará el tiempo en recorrer las rutas asignadas.

El Fovial calcula que los vehículos que salen hacia el occidente del país son 45 mil, que son los que se verían directamente afectados. El temor de algunos conductores es que las opciones de calles no den abasto y causen más congestión vehicular de la ya existente.

Rutas alternas ante cierre de la Panamericana
Publish at Calameo or read more publications.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación