Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cirujano removido de cargo recibe respaldo del Colegio Médico

El Sindicato de Médicos del Hospital Rosales no descarta acciones de hecho

El doctor Juan Antonio Tobar agradeció al equipo de la Unidad de Emergencia del Hospital Rosales el respaldo que le han dado ante la medida de removerlo de la jefatura. Foto EDH / MAURICIO CÁCERES

El doctor Juan Antonio Tobar agradeció al equipo de la Unidad de Emergencia del Hospital Rosales el respaldo que le han dado ante la medida de removerlo de...

El doctor Juan Antonio Tobar agradeció al equipo de la Unidad de Emergencia del Hospital Rosales el respaldo que le han dado ante la medida de removerlo de la jefatura. Foto EDH / MAURICIO CÁCERES

El personal que labora en la Unidad de Emergencias del Hospital Nacional Rosales dio ayer por la mañana su respaldo al doctor Juan Antonio Tobar, a quien las autoridades del nosocomio le han apartado de la jefatura de esa área y trasladado a la Clínica de Úlceras y Heridas.

El doctor Alcides Gómez, del Sindicato de Médicos del Hospital Rosales, explicó a los médicos del área de Emergencia, incluyendo los residentes, que todos los días a las 9:00 de la mañana tiene previsto realizar una reunión en esa área para hacer constar su solidaridad con Tobar.

Durante la reunión Gómez leyó una nota en donde piden al médico escogido para sustituir al doctor Tobar que no asuma el cargo y le recordó que si lo acepta estaría violando el Código de Ética del Colegio Médico.

El sindicalista pidió a la población que comprenda si en los próximos días realizan acciones de hecho para protestar por las decisiones que está tomando el actual director de ese centro asistencia.

Gómez explicó a los usuarios y médicos residentes que estaban presentes que el gobierno tiene planes para introducir el programa Alba Medicinas con lo que privatizarían el sector salud.

El doctor Tobar, tras agradecer el apoyo que ha recibido en redes sociales, manifestó que la medida de trasladarlo se debe a que continúa rechazando la marcación biométrica porque considera que no va con su trabajo.

"No tengo absolutamente nada de que avergonzarme para salir de esta unidad de la manera que están pretendiendo hacerlo", aseguró.

Tobar también recibió ayer el respaldo público del Colegio Médico, así como de los sindicatos de médicos del Hospital Nacional Zacamil y del Seguro Social que coinciden en que ha sido removido de forma arbitraria.

Según los médicos sindicalistas, el director del Rosales, Mauricio Ventura, notificó a Tobar que ha sido reasignado a la Clínica de Úlceras y Heridas que funciona en el mismo nosocomio, pero donde el galeno no tendrá la oportunidad de poner en práctica sus conocimientos, habilidad y experiencia como cirujano.

El director Ventura niega que se trata de una venganza y ha dicho que obedece a que Tobar no sigue lineamientos de la dirección. Agregó que al cirujano no se le ha quitado la plaza de jefe de la Emergencia, sino las funciones como jefe del área, y que pasará con el mismo salario como cirujano de la Clínica de Úlceras.

El director del Rosales dijo que como jefe de la Unidad de Emergencia la función es administrativa y a parte de eso se le permitía apoyar los procedimientos de los servicios Cuarto Cirugía Hombres y Cuarto Cirugía Mujeres, labores que mantendrá.

"Yo elaboré esta nota a la jefa de Recursos Humanos... el motivo de hacer el cambio, la razón es que el doctor no cumple con las funciones administrativas que el cargo con lleva", declaró Ventura.

Los sindicalistas opinaron que lo que ocurre con Tobar es ejemplo del acoso laboral, sicológico y económico de que son objeto los miembros del gremio médico, de parte de las autoridades que dirigen esas instituciones y el sistema de Salud en general.

Los médicos reiteraron las dificultades que enfrentan en los centros hospitalarios para realizar su labor de manera eficiente y brindar un servicio de calidad, debido a las deficiencias de recursos que hay en la red de salud.

"A estos problemas generalizados dentro de las instituciones hospitalarias del Ministerio de Salud y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social se agregan otros que son generados, en su mayor parte, por la incapacidad de algunos directores que manejan las instituciones desde el punto de vista político partidarista", subrayaron los dirigentes del Colegio Médico y sindicatos.

Los denunciantes aseguran que con ese traslado ha sido degradado y subrayan que lo que se ha hecho con el cirujano es un atropello a sus derechos, "ya que en ningún momento se le notificó con anterioridad sobre sanciones o actos indebidos a su desempeño laboral".

Según el doctor Miguel Roberto Majano, presidente del colegio de médicos, en las evaluaciones que las autoridades del Rosales aplicaron a Tobar previo a que se desatara el conflicto por el rechazo a la marcación biométrica, arrojaron que su desempeño es excelente. Consideramos que no es lo más conveniente para el Hospital Rosales, ni para la población salvadoreña que médicos con la capacidad y la trayectoria profesional y académica a la del doctor Tobar no puedan seguir prestando sus servicios en su especialidad", agregó Majano.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación