Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cirugías de corazón entre las suspendidas por falla de equipo

Los procedimientos quirúrgicos en seis salas del Bloom tienen dos semanas de estar suspendidos, luego que el aire acondicionado central presentara fallas. Las autoridades del hospital ordenaron instalar un minisplit

Los seis quirófanos ubicados en el segundo nivel del hospital Bloom no se pueden usar. foto EDH / ARCHIVO

Los seis quirófanos ubicados en el segundo nivel del hospital Bloom no se pueden usar. foto EDH / ARCHIVO

Los seis quirófanos ubicados en el segundo nivel del hospital Bloom no se pueden usar. foto EDH / ARCHIVO

Las fallas en el aire acondicionado de los quirófanos del Hospital de Niños Benjamín Bloom han afectado el programa de cirugía cardiovascular, el único en el sistema público del país.

Las operaciones a corazón abierto y cerrado se suspendieron hace dos semanas; para hoy tampoco se programó intervención de este tipo, confirmó Guillermo Martínez Arias, jefe del programa.

En los 15 días, entre ocho y diez procedimiento quirúrgicos de infantes no se hicieron; un niño muy delicado de salud aguarda en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por la cirugía.

El problema, de acuerdo a especialistas consultados, es que el aire acondicionado central se arruinó completamente, hace dos semanas, aunque los inconvenientes con el servicio se presentaron varios meses atrás.

Martínez Arias indicó que tampoco pueden operar a los niños que les mandan del hospital San Rafael y luego son referidos para ese establecimiento sanitario.

Al fallar el aire que llega a las salas de cirugía se pararon las operaciones programadas, estas se hacen en las salas ubicadas en la segunda planta, los seis quirófanos no se pueden ocupar.

Los pacientes con problemas cardiacos esperan de tres a ocho meses por un cupo debido al elevado número de niños que requiere un procedimiento quirúrgico. Al año, al menos 600 infantes son candidatos a una cirugía, pero solo logran intervenir a 180.

El problema de los aires también afecta los quirófanos de la Sala de Emergencias ubicados en el primer nivel, pero aún así se ocupan para operar a los pacientes graves, comentó uno de los cirujanos.

La falla del equipo central ha obligado a suspender las intervenciones quirúrgicas programadas en el Bloom; diariamente se hacían 30 y hoy solo hacen las de emergencias.

Uno de los cirujanos consultados indicó que para las emergencias también se ocupan los quirófanos de la Unidad de Quemados y el de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) construido en la tercera planta.

"Yo programo las cirugías, pero las suspenden; el problema es enfermería, como ellas (enfermares) están todo el día, no quieren estar ahí aguantando el calor; como uno entra una o dos horas y ya sale, pero ellas ahí pasan todo el día; además es un riesgo de infección para el paciente", agregó el pediatra.

Una jornada de Ortopedia fue suspendida por esta causa.

La reparación del aire acondicionado central representa una elevada inversión, por ello las autoridades decidieron instalar un minisplit, pero los especialistas desconocen si se pondrá en todas las salas o solo en tres de ellas.

Empleados del Bloom indicaron que el viernes pasado ya los estaban instalando, pero habrá que ver esta semana cómo funcionan.

Las autoridades del hospital Bloom no han querido hablar públicamente sobre el problema. La semana pasada se solicitó una entrevista a través de la Unidad de Relaciones Públicas, pero no ha sido atendida.

Ayer, vía celular se contactó al director, Hugo Salgado, pero dijo que iba manejando y pidió llamarlo en una hora; sin embargo apagó el teléfono. En varias ocasiones se intentó comunicarse con Salgado, pero mantenía apagado su aparato telefónico.

El mismo problema en otros hospitales

El viernes pasado, en el hospital Rosales cinco quirófanos permanecían cerrados porque el aire acondicionado central del edificio, construido con donación del gobierno de Japón, no funcionaba.

Las fallas fueron reportadas hace dos semanas y, debido al inconveniente y una parte de los procedimientos se suspende y otros se hacen en las salas centrales, declararon el jueves Juan Antonio Tobar, exjefe de la Emergencia y Alcides Gómez, del Sindicato de Médicos.

"Como no pueden programar en los quirófanos electivos del bloque de Japón, tienen que ser programadas en los quirófanos centrales, eso conduce a una reducción en el número total de cirugías programadas", añadió Tobar.

En la segunda semana de marzo, el equipo central nuevo del hospital Zacamil también falló y eso obligó a suspender las operaciones, denunció el sindicato de médicos de ese centro, pero el director, Douglas Martí, dijo que solo cinco intervenciones fueron afectadas.

Como una medida de emergencia, mientras la empresa arreglaba el aire, la dirección mandó a instalar los minisplit, pero representantes del sindicato declararon, en esa ocasión, que esos equipos estaban viejos y no trabajaban bien.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación