Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Centroamérica buscará fondos para enfrentar el cambio climático

Durante el Cumbre del Clima, en París, a desarrollarse a partir del 30 de noviembre el istmo mantendrá esa posición para poder acceder a financiamiento.

File photo of a steel factory seen in smog in Anshan

Advierten que si no se revierte el calentamiento global y se reducen las emisiones de carbono, pasará algo catastrófico para nuestro planeta. | Foto por Archivo.

Los países centroamericanos aspiran, a partir de 2020, obtener financiamiento para desarrollar proyectos que le permitan adaptarse al cambio climático y a reducir sus emisiones de dióxido de carbono (CO2), que aunque son muy ínfimas a la par de las naciones desarrolladas, contribuyen al calentamiento global.

Ese objetivo es el que Centroamérica quiere alcanzar durante la Cumbre del Clima que se desarrollará en París, Francia, del 30 de noviembre al 11 de diciembre.

La posición que llevará El Salvador, en conjunto con el resto de países del istmo, fue expuesta por la ministra del Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Lina Pohl, durante una mesa redonda que se llevó a cabo en la Alianza Francesa, el pasado martes.

En ella participaron el embajador de Francia, David Izzo; Seela Sinisalo, asesora técnica en agua y saneamiento del Programa Regional de Seguridad Alimentaria y Nutricional para Centroamérica (Presanca II); Juan Marco Álvarez, director asesor del Consejo Empresarial Salvadoreño para el Desarrollo Sostenible (Cedes); y Emmanuel Pujol, director de la empresa de energía renovable Neoen.

De acuerdo con Pohl, los representantes de Centroamérica lucharán porque en la cumbre,  en la redacción final de los acuerdos que se alcancen, se deje plasmado que  la región se considera “vulnerable”, ya que solo así serían sujetos a financiamiento para el desarrollo de proyectos medioambientales.

“En el texto solo está para el caso de pequeñas islas, los estados insulares, los países africanos y los países menos desarrollados; nosotros insistimos en que el istmo centroamericano debe aparecer en ese listado porque eso nos haría prioritarios a la hora de financiamiento”, explicó la funcionaria.

Otra de las discusiones que serán difícil durante la cumbre del clima será el tema de las temperaturas.

La  ministra explicó que la Unión Europea ha planteado que en el planeta  la temperatura no deben de aumentar más allá de los 2 grados centígrados; pero  Centroamérica ha abogado porque no suba más de 1.5 grados centígrados.

“Nosotros sabemos que ahora que hemos revisado las INSD (Contribuciones Tentativas Nacionalmente Determinadas), las contribuciones que todos los países han hecho, más o menos si se respetara esos compromisos establecidos, la temperatura aumentaría más o menos 3 grados centígrados”, advirtió la titular de Medio Ambiente.

Esos y otros temas ambientales están sujetos a negociación entre los 195 países que estarán en la cumbre de París.
Una tercera temática de discusión será la de responsabilidades comunes, pero diferenciadas.

Para la funcionaria, no se vale que las naciones desarrolladas quieran que todos los países, incluidos todos los que no han alcanzado desarrollo, se pongan al mismo nivel.

Los compromisos deben ser diferentes porque la contaminación de los países desarrollados, respecto a los en vía de desarrollo, no es la misma en cuanto a la responsabilidad del calentamiento global.

El director asesor del Consejo Empresarial Salvadoreño para el Desarrollo Sostenible (Cedes) y miembro del Consejo Mundial para el Desarrollo Sostenible, Juan Marco Álvarez, explicó que buscan que los acuerdos de país se revisen cada cinco años después que en 2020 entre en vigencia los acuerdo de París.

A parte de esos, los 195 países deben de mejorar en el cumplimiento de esos acuerdo para ir avanzando en la reducción de los gases de efecto invernadero, que son los causantes del calentamiento.

Fondo Verde

Para que el sector privado pueda acceder al Fondo Verde para el Clima, cada país debe tener un plan nacional de adaptación al clima y un plan nacional de mitigación y reducción de gases, explicó Marco Álvarez.

El Fondo verde para el Clima son las contribuciones de las naciones desarrolladas para financiar proyectos sostenibles de energía limpia de los países insulares, menos desarrollados y estados africanos.

Álvarez agregó que El Salvador, más que invertir en mitigación, debe invertir en adaptación porque es clave; sin embargo, el país aún no cuenta con ese programa de adaptación.

Que El Salvador se adecue al cambio climático significa la forma de poder adaptar el territorio, incluyendo a sectores como el agrícola, pesquero, energético, entre otros.

Por ejemplo, advirtió que  el sector hidroeléctrico no va a sobrevivir al cambio climático sino se reforestan las cuencas de donde fluye toda el agua para los reservorios.

El plan de adaptación, con el que no se cuenta, debe de ser hecho por todos los sectores, incluyendo los privado, dijo.

La ministra Pohl expuso que los países centroamericanos están peleando para que el Fondo Verde sea un financiamiento totalmente nuevo, ya que “no queremos que los fondos para el desarrollo que tradicionalmente han tenido todos los países ahora se etiqueten como financiamiento climático, en realidad el financiamiento climático deben ser compromisos de los países serios para que sea un financiamiento nuevo y suficiente”, opinó.

Álvarez apoya el objetivo que Centroamérica lleva a la cumbre.

“Se debe movilizar ese compromiso de 100 mil millones de dólares por año, a partir de 2020, y el acuerdo debe favorecer marcos de políticas para apalancar inversión del sector privado”, indicó. 

Para que El Salvador  puede obtener financiamiento deberá de presentar proyectos, por lo que la ministra dijo que están trabajando en dos: uno en infraestructura y otro en agricultura.

“Son proyectos grandes, no menos de 50 millones de dólares”, dijo sin especificar de qué se trataban.
¿Cómo se van a tener acceso a esos fondos?

Según la funcionaria,  será a través de las agencias implementadoras nacionales, regionales o multilaterales; por ahora se obtienen por medio del Banco Mundial (BM), y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) quienes están acreditados.

Agregó que El Salvador quiere acreditar una agencia implementadora nacional y ya tienen toda la documentación para que la Secretaría Técnica de Financiamiento Externo (Setefe) pueda acreditarse ante el Fondo Verde del Clima, lo cual sería más favorable para los intereses nacionales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación