Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CEL perdió laudo en caso LaGeo por falta de pruebas

Durante el proceso, Cel se demarcó de LaGeo y rechazó responsabilidades ante ENEL

Tribunal determinó, con pruebas de Cel, que la Unidad 3 de Berlín, funciona correctamente.

Tribunal determinó, con pruebas de Cel, que la Unidad 3 de Berlín, funciona correctamente.

Tribunal determinó, con pruebas de Cel, que la Unidad 3 de Berlín, funciona correctamente.

La entidad generadora de energía eléctrica, Cel, perdió el arbitraje internacional en el caso LaGeo en 2011 por no tener ni las pruebas ni los peritos ni los testigos para sustentar sus argumentos de defensa o los alegatos contenidos en su contrademanda, según consta en el Laudo Final emitido en mayo de 2011 por el tribunal de la Cámara de Comercio Internacional (ICC) y ratificada en enero de 2013 por la Corte de Apelaciones de París.

El documento, en posesión de El Diario de Hoy y nunca antes hecho público, contiene la resolución unánime de la Corte Internacional del ICC y revela detalles sobre cómo y por qué el Estado, representado por la entidad de energía eléctrica de El Salvador, Cel, perdió la demanda impulsada por el socio estratégico de LaGeo, ENEL Green Power.

En su decisión el tribunal rechazó en su totalidad la contrademanda presentada por Cel pero aceptó, por otra parte, un alegato de Cel que contradice su postura pública con relación a Inversiones Energéticas, S.A. de C.V. (INE), de la cual controlan el 99.9 % de sus acciones y que es ahora el socio de ENEL en LaGeo.

Públicamente, Cel describe a INE como una subsidiaria de sus operaciones generales como la entidad Estatal generadora de energía eléctrica en el país.

Ante la Corte Internacional del ICC, sin embargo, Cel se demarcó de INE, y definió a esta última, una empresa privada, como el socio legítimo de LaGeo.

Este es el único punto durante el proceso de arbitraje que, según el Laudo, Cel defendió y sostuvo con suficientes pruebas documentales y legales para ganar el argumento.

Antes de entrar en materia con la demanda principal de ENEL, el tribunal estudió la objeción de Cel y decidió que, en efecto, al transferir Cel el total de sus acciones en LaGeo a la empresa privada INE, el Tribunal Arbitral no era "competente para conocer la disputa [de ENEL] respecto Cel, ni tiene jurisdicción respecto de ella".

Con esta decisión, que protegía a Cel de las consecuencias de perder el fallo, se determina que la transferencia de acciones a INE significó que "Cel quedó liberada de los efectos del Acuerdo de Accionistas al haber sido efectivamente sucedida en su calidad de accionista por INE". Por lo tanto, señala el Laudo, Cel ya no es "parte del acuerdo arbitral" por efecto de "novación subjetiva": es decir, por la extinción de sus obligaciones ante LaGeo.

Esta es la razón por la cual todas las decisiones del fallo respecto a "la demanda deducida por ENEL" están dirigidas exclusivamente a su único socio en LaGeo: INE.

Capital estatal a un privado

Cel traspasó la totalidad de sus acciones a INE en 2006, en una decisión promovida por el presidente de la entidad estatal de energía eléctrica en ese entonces, Nicolás Salume, y aprobada por el presidente de la República en ese período, Elías Antonio Saca.

El Laudo demuestra que Salume realizó la transferencia de acciones a la empresa privada INE sin alertar a su socio estratégico, y sólo lo informó, después del hecho, a Valerio Cecchi, presidente y director ejecutivo de ENEL Green Power Latinoamérica, por medio de una carta del 7 de abril de 2006.

Hasta ese momento, LaGeo era considerado un asocio público privado, y Cel estaba obligada a informar a su socio de ese traspaso de sus acciones a una empresa privada.

Dado que INE es controlada por Cel como principal accionista, ENEL aceptó tácitamente, según el Laudo, que INE asumiera las obligaciones que antes le correspondían a Cel.

Este traspaso de acciones de una entidad autónoma estatal contó con la oposición de varios miembros de la junta directiva de Cel y de algunos de sus funcionarios, en parte porque como sociedad anónima, INE no estaba sujeta a la contraloría requerida para las instituciones de gobierno.

Según consta en actas y declaraciones públicas, esta acción fue considerada especialmente dañina para los intereses del Estado en el sector eléctrico por el representante de los bancos ante la junta directiva de Cel, Tom Hawk, quien la consideró una privatización de las acciones de Cel ante LaGeo.

En el Laudo, queda registrado que Cel sustentó el argumento de que "a partir de abril de 2006 INE pasó a ocupar la posición de accionista de LaGeo en lugar de Cel" por medio de una cantidad abrumadora de pruebas documentales fechadas entre abril de 2006 y mayo de 2009, incluyendo actas de sesiones de juntas generales de accionistas de LaGeo, memoriales de contestación y reconvención y cartas entre Salume y Cecchi.

Las consecuencias del Laudo

Tres árbitros fueron seleccionados para integrar el tribunal: Eduardo Zuleta Jaramillo y José Carlos Fernández Rozas; los árbitros fueron seleccionados por las partes, uno por INE/Cel, y el otro por ENEL. El presidente del tribunal, Andrés Jana Linetzky, fue seleccionado de mutuo acuerdo por las dos partes.

La resolución del tribunal, conocida como "Laudo Final" y la cual es inapelable, fue unánime en todos los puntos y se rubricó en París, Francia, el 30 de mayo de 2011.

El árbitro elegido por INE y Cel se mantuvo imparcial y no les favoreció de manera particular. Su decisión final coincidió plenamente con la del tribunal en conjunto, el cual, al considerar la contrademanda de INE, decidió rechazar "en todas sus partes la Demanda Reconvencional deducida por INE".

Una lectura cuidadosa del documento demuestra el porqué. En cada parte del proceso INE no pudo demostrar, con pruebas fehacientes, la veracidad de sus argumentos.

Tampoco produjo INE peritos o testigos que podían sustentar la versión de los hechos que presentaron. Esto es revelado una y otra vez a lo largo del Laudo.

En algunas partes del fallo, debido a la ausencia de pruebas para sustentar las más graves acusaciones en contra de ENEL, el tribunal califica de "tendenciosos" los argumentos de INE y en una ocasión incluso sugiere que podría haber "dolo" en su manera de abordar la contrademanda.

Una vez que la Corte Internacional del ICC determinó, a petición de Cel, que la responsabilidad del fallo debía recaer exclusivamente sobre INE, y después de haber "visto y escuchado todas las pretensiones y prueba presentada por las Partes", los árbitros del tribunal decidieron que INE había incumplido el Acuerdo de Accionistas.

Como consecuencia de este fallo, el Tribunal acogió la demanda de "cumplimiento forzado" interpuesta por ENEL y ordena a INE a permitirle a ENEL "el ejercicio de su derecho a suscribir preferentemente acciones en LaGeo mediante la suscripción de 9.346.598 acciones de LaGeo mediante el aporte en dinero efectivo por un monto de total de USD $ 127.394.130".

Este resolución efectivamente confirma el derecho de ENEL de convertirse en el accionista mayoritario de LaGeo, tal y como lo establece el Acuerdo de Accionistas.

El detallado examen que hicieron los árbitros de los argumentos de cada una de las Partes, incluyen los temas que ahora estudia una comisión legislativa: desde el tema constitucional hasta la legalidad del contrato y sus dos modificaciones.

Con el Laudo Final en manos de los diputados, los rumores sobre el tema afrontan ahora la realidad de las pruebas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación