Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Castillo: Hubo corrupción en el entorno del Presidente Funes

El excoordinador del FMLN dijo estar convencido de que en "en el entorno" de Funes hubo corrupción y era evidente

Fabio Castillo en la entrevista en el 19 en donde detalló que él tenía desconfianza del entorno de Funes y que hoy se siente un "clima de confianza, de honradez". foto edh / cortesía canal 19

Fabio Castillo en la entrevista en el 19 en donde detalló que él tenía desconfianza del entorno de Funes y que hoy se siente un "clima de confianza,...

Fabio Castillo en la entrevista en el 19 en donde detalló que él tenía desconfianza del entorno de Funes y que hoy se siente un \"clima de confianza, de honradez\". foto edh / cortesía canal 19

De entrar por la puerta de atrás de la Casa Presidencial, la corrupción terminó entrando por la puerta principal "con bombo y platillo" durante la administración de Mauricio Funes. Así lo afirmó ayer el abogado y excoordinador del FMLN, Fabio Castillo en una entrevista en canal 19.

"En el entorno del presidente (Funes) en Casa Presidencial yo estoy convencido de que hubo corrupción. ¿Quiénes? No quiero que me lleven a los tribunales acusándome de difamación", detalló Castillo.

En ese sentido, dijo que "de la puerta de atrás (supuestos hechos de corrupción) pasaron a la de enfrente con bombos, con platillos, con viajes, con esto y con lo otro. Ya no se ocultaban para nada".

El abogado se negó a mencionar nombres de ese entorno porque aseveró teme ser llevado a los tribunales por difamación y tener que conciliar el pago de $200 a cada exfuncionario que se siente afectado.

Recalcó que la corrupción estuvo en el entorno de Funes, no que él fue corrupto, pues carece de pruebas.

Preguntado sobre la publicación de El Faro, Castillo manifestó sentirse sorprendido y pidió separar los viajes oficiales de los privados siempre que estos hayan sido pagados con dinero privado aunque apuntó que "no es una situación digna de un Presidente de la República" hacer la "cabuda" para pagar la gasolina de los aviones privados que los transporte en esos viajes privados, en referencia a un reportaje publicado ayer por el periódico El Faro sobre los viajes no oficiales de Funes, en su mayoría pagados por el empresario Miguel Menéndez, conocido por "Mecafé". (Lea nota aparte).

En ese marco dijo que él prefiere que el Estado le conceda vacaciones a los presidentes y les pague pasajes aéreos a que se los pague un amigo. "Preferiría eso y nos saldría más barato, no solo en costo económico sino en purificar las decisiones presidenciales que no fueran tomadas nunca sobre la base de que un fulano me hizo un favor, me regaló un viaje, me prestó un avión etcétera etcétera", afirmó.

En el inicio de su gestión, Funes generó controversia al realizar un viaje junto a su familia y parientes de su esposa al parque de diversión de Disney, situado en Orlando (EE. UU.) a bordo de un lujoso avión privado. Al igual que en aquel entonces, Funes defiende que no usó dinero público para hacer esos viajes.

Castillo también hizo mención sobre un pasaporte diplomático extendido a una mujer llamada Ada Mitchell Guzmán Sigüenza, conocida como "Michy", la misma que en el reportaje de ayer señalan como acompañante de Funes en sus viajes privados.

Sobre eso dijo que un amigo le preguntó al canciller Hugo Martínez sobre ese privilegio a Guzmán por orden de Casa Presidencial en la era Funes, le habría dicho: 'Pero si yo no era novio de la Michy'. "No sé si Hugo lo dijo o no, a mí me lo dijo un amigo, no sé si para tomarme el pelo o qué, pero me parece una respuesta excelente de parte del canciller Martínez", expresó Castillo.

FMLN y otros temas

Pero en la entrevista, el excoordinador del FMLN defendió la integridad de los funcionarios del FMLN dentro del gobierno de Funes, de los que dijo nunca se les acusó de corrupción ni de ineficientes.

Aunque en la entrevista se le recordó a Castillo que Sánchez Cerén también gobernó junto con Funes, contestó: "Pero Salvador no gobernaba recuerde usted las declaraciones del expresidente Mauricio Funes que dijo: 'no hay segundos a bordo, el presidente soy yo y punto', recién entrado a la presidencia".

Castillo fue un duro crítico de ciertas decisiones de Funes al punto que este ordenó que lo destituyeran de la comisión consultiva de la Cancillería, cargo que ayer confirmó le fue restituido por instrucción de Sánchez Cerén.

En ese caso reveló que él contestó a Hugo Martínez que no renunciaría y que fue él mismo quien redactó el acuerdo ministerial en la que quedó establecido que fue destituido por Funes.

Funes llegó a llamarle "abogado comisionista", luego de que Castillo le cuestionara que enviara al Congreso y de manera tardía la terna de los designados a la Presidencia y por apoyar la maniobra legislativa para obligar a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia aprobar resoluciones por unanimidad y no por mayoría simple.

Y ayer insistió en su crítica a la era Funes, del que además indicó no se arrepintió de haber contribuido a que ganara la Presidencia, pero sí de que se "enganchó" a varios amigos para que le financiaran su programa Notientrevista luego de que el canal 12 lo despidiera, pero que resultó una "fallida aventura".

Ayer incluso afirmó que hablar del exmandatario ya no es importante para el país porque "ya salió de la historia" y ahora "está en las anécdotas". " Tiene importancia en efecto el juzgar, y apunto el término juzgar en el preciso sentido jurídico de la palabra, los actos que él efectuó siendo Presidente de la República", dijo.

Castillo cuestionó que Funes haya dicho que si cometió delito al juramentarse en Parlacen fue en Guatemala y que en ello no tiene jurisdicción un tribunal nacional. "A los parajurídicos (de Funes) se les olvida que hay delitos cometidos por salvadoreños en el extranjero que están sujetos a la jurisdicción de El Salvador... la excusa general que esto lo hice en Guatemala ¿y qué? no vale", afirmó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación