Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Casos de Guillain Barré aumentan a 62 en el país

Los casos de Guillain Barré, que podrían estar relacionados a zika, han seguido en aumento. Salud asegura que el personal está preparado para identificar los síntomas del síndrome.  

En el Hospital Rosales ha habido un incremento de los pacientes afectados con Guillain Barré.

En el Hospital Rosales ha habido un incremento de los pacientes afectados con Guillain Barré. | Foto por Marlon Hernández

Los casos del síndrome de Guillain Barré, posiblemente relacionados a zika, continúan en aumento. El Ministerio de Salud informó que ya suman 62 los pacientes con el síndrome, a partir de diciembre del año pasado se comenzó a registran un incremento inusitado de los casos. 

Hasta el 6 de enero la entidad reportaba 46 casos, y la cifra subió a 62 para el 12 de enero.  La ministra de Salud, Violeta Menjívar, declaró que 28 de los pacientes afectados han sido atendidos en el Hospital Rosales y 34 en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social. 

“El síndrome es conocido en el país desde hace años y no es una enfermedad nueva, cada año hay estadísticas. Ahora estamos llamando la atención porque podría asociarse al zika”, dijo la funcionaria. 

Sin embargo, el alza de casos graves de Guillain Barré desafía la capacidad de los principales centros del país, especialmente de sus unidades de Cuidados Intensivos (UCI) ya que los pacientes requieren de ventiladores mecánicos. 

Menjívar informó, ayer, que hay ocho pacientes en la UCI del Rosales. El miércoles, el director del hospital, Mauricio Ventura, declaró que eran 11 los pacientes con Guillain Barré, ingresados en la UCI. 

Dicha unidad solo cuenta con una capacidad de 18 camas. 

En el ISSS, ha sido el Hospital Médico Quirúrgico el encargado de recibir los casos de Guillain Barré. Hasta ayer el hospital tenía a 27 pacientes  ingresados. 

Siete de ellos se encontraban en la UCI y seis en la Unidad de Cuidados Intermedios. Dicho centro cuenta con 12 camas en Cuidados Intensivos y 12 en Cuidados Intermedios. 

“Es decir que más del 60% de las unidades de cuidados críticos del hospital está ocupada por pacientes con Guillain Barré”, declaró el infectólogo Iván Solano Leiva. 

El médico expuso que en los últimos años el hospital solo recibía un promedio de 10 a 14 casos anuales de Guillain Barré, la cifra ha sido duplicada en apenas dos meses.

En una entrevista televisiva, la titular de Salud dijo que en el país hay 120 camas de Cuidados Intensivos, con ventiladores mecánicos disponibles. 

Pero médicos consultados, como el recién electo presidente del Colegio Médico, Juan Antonio Tobar, señalaron que los cupos de las UCI también son constantemente ocupados por víctimas de la violencia, de accidentes de tránsito así como pacientes con enfermedades crónicas. 

Tobar advirtió sobre el riesgo de que la saturación de camas debilite la atención de las otras enfermedades. 

A la vez, las autoridades de Salud señalaron que es difícil que haya personas con el síndrome que no estén hospitalizadas debido a lo complicado de sus síntomas. 

Menjívar expuso que la mayoría de los pacientes afectados con el síndrome, como secuela del zika, son mayores de edad.  “Hasta el momento es más en personas adultas, no quiere decir que no se va a dar en niños”, advirtió. 

La funcionaria consideró que por el momento no es importante hablar de datos o estadísticas. 

“Lo que queremos es que la población asocie que si no destruye criaderos de zancudos puede aparecer el síndrome”, dijo. 

El Guillain Barré se ha identificado como una complicación de una enfermedad febril eruptiva, relacionada a los virus transmitidos por el zancudo Aedes aegypti. 

Salud ya registró 492 casos de zika entre el 3 y el 9 de enero. 

En la primera semana epidemiológica del año también ya se reportó a 10 embarazadas que han presentado síntomas del zika. Los bebés de estas mujeres tienen riesgo de nacer con microcefalia (anomalías en el tamaño de la cabeza). El año pasado, el sistema de salud atendió 3,836 pacientes por sospecha de zika. 

Los casos fueron registrados en el lapso de solo cinco semanas, desde que se confirmó la presencia del virus a finales de noviembre. 

El aumento progresivo de los casos de Guillain Barré comenzó poco después. 

Necesaria preparación a médicos 

Solano Leiva consideró que, en general, los médicos del país están capacitados para hacer diagnósticos de casos sospechosos de zika, sin embargo es necesario que se actualicen y preparen para la atención de casos de Guillain Barré. 

El médico expuso que de parte del ISSSno se ha convocado a los infectólogos, ni a otros especialistas, para que brinden capacitaciones a los médicos generales sobre la situación.  

El actual presidente del Colegio Médico, Miguel Majano, expresó que es necesario que las autoridades de Salud reúna a los expertos en el manejo de casos de Guillain Barré para educar al resto de doctores  del sistema.

“ Saber los síntomas es para la población, hacer un protocolo en el cual se determine cuál es el manejo de estos casos debe ser para todo el personal de salud”, dijo Majano. 

El médico lamentó que no hubo la preparación necesaria para afrontar las complicaciones de la enfermedad.

“Cada vez que aparece una enfermedad nueva no vemos que estemos preparados para atender las complicaciones”, opinó Majano. 

Añadió que el sistema de vigilancia epidemiológica no logró detectar a tiempo el virus y que se presentó al zika como una enfermedad aparentemente más benigna, pero que está provocando más secuelas.   

“Ahora si se está decretando una emergencia, también debe ser para los médicos y que no se nos escapen estos casos”, sostuvo Majano. 

Al respecto Menjívar aseveró que han trasladado indicaciones precisas a toda la red hospitalaria para la atención del zika y del Guillain Barré. 

“Todo el personal de salud está debidamente entrenado y es bien difícil que a un operador de la salud se le pase”, dijo Menjívar; añadió que mientras no aparezca la parálisis en un paciente es difícil hacer un diagnóstico, independientemente de dónde pase consulta la persona. 

“Todos los que tienen diagnóstico de Guillain Barré tienen que ir a parar a un hospital de tercer nivel”, expresó Menjívar.  

Vigilancia a recién Nacidos

El neonatólogo, Miguel Majano, dijo que en el Hospital Nacional de la Mujer siempre realizan pruebas de perímetros cefálicos a los recién nacidos, pero en los próximos meses estarán pendientes de posibles incrementos en los casos de microcefalia. El 2015 cerró con 63 casos de embarazadas con zika. 

Atención a casos de microcefalia

De acuerdo al período en que se reportaron los primeros casos de zika, el neonatólogo Miguel Majano dijo que los posibles casos de microcefalia relacionados a zika podrían aparecer a partir de marzo. Pero señaló que en caso aparezcan  realizarán pruebas de zika, pero también de otras enfermedades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación