Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cancillería carece de cifra exacta de niños migrantes

Piden a familias abstenerse de llevar a los niños ilegalmente a Estados Unidos

Los sitios de atención de migrantes de la frontera Sur de Estados Unidos solo están adecuados para albergar adultos.

Los sitios de atención de migrantes de la frontera Sur de Estados Unidos solo están adecuados para albergar adultos.

Los sitios de atención de migrantes de la frontera Sur de Estados Unidos solo están adecuados para albergar adultos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores carece de datos puntuales sobre cuántos niños y adolescentes salvadoreños están en los centros de procesamiento, detención y albergues en la frontera Sur de los Estados Unidos. Los menores de edad permanecerán ahí hasta que se defina su situación migratoria, luego de intentar ingresar de manera ilegal a esa nación.

La viceministra para los salvadoreños en el exterior, Liduvina Magarín, visitó 12 de estos centros ubicados en Texas en coordinación con autoridades del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

La funcionaria afirmó ayer: "No podemos establecer una cifra exacta de cuántos son los niños que han ingresado en los últimos dos meses, pero sí sabemos que hay un flujo permanente diario que entran y salen a todos estos centros".

Tras señalar que son muchos los centros de ese tipo y reconocer la necesidad de buscar más datos, Magarín estimó que por lo menos entre 500 y 600 niños salvadoreños se movilizan diariamente a lo largo de esa frontera.

Según Cancillería, entre los sitios visitados por la funcionaria están Harlingen, la estación de Fort Brown, el Centro de Detención de Puerto Isabel y el de Karnes City; así como la Base de la Fuerza Aérea de Lackland.

También visitó el Centro de Procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Nogales, Arizona; los centros de procesamiento del Programa Southwest Key que están en Phoenix y Houston, entre otros.

La funcionaria dijo que durante el recorrido se abogó para que los pequeños no sean separados de sus padres o hermanos que los acompañan. Esto con la finalidad de no generarles más traumas de los que han tenido por la travesía.

La viceministra dijo que las condiciones de los centros de atención de inmigrantes que visitó "no son las mejores para los menores", considerando que fueron creados para atender a migrantes adultos.

Según expresó, el Gobierno salvadoreño tiene como prioridad propiciar las condiciones para que estos niños se reúnan con sus familias, pero "con apego a los procedimientos que Estados Unidos determine según su legislación interna, siempre y cuando se garantice el debido proceso".

No obstante, también dejó claro que los procedimientos migratorios de Estados Unidos contemplan que todos los niños que están en situación migratoria irregular se deben presentar ante un juez y este es quien determina si se quedan o retornan a su país.

La viceministra Magarín exhortó a los padres de familia y familiares a que se abstengan de trasladar a los pequeños en esas condiciones, debido al peligro al que los exponen.

La cancillería habría enviado a varios cónsules hacia dicha zona y los ha dotado de equipo informático portátil, para que puedan llevar a cabo labores de identificación de los menores, buscar sus partidas de nacimiento y localizar a sus familiares.

Magarín advirtió a las familias que buscan a hijos pequeños que han migrado ilegalmente que no se dejen sorprender por personas inescrupulosas que están cobrando por hacer el rastreo.

Ella subrayó que los funcionarios consulares no están autorizados para cobrar por ayudarles en la búsqueda y en los trámites necesarios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación