Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cámara: Se prevé recesión y más estancamiento

Consideran que el diálogo no está basado en una clara estrategia de gobierno y que se debe de apostarle al crecimiento antes de más impuestos.

En un escenario de recesión, los salvadoreños experimentarían fuertes alzas de precios y pérdidas de empleos.

En un escenario de recesión, los salvadoreños experimentarían fuertes alzas de precios y pérdidas de empleos.

En un escenario de recesión, los salvadoreños experimentarían fuertes alzas de precios y pérdidas de empleos.

Para la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal) la poca capacidad del Gobierno de definir el rumbo hacia la recuperación económica en 100 días generará en los próximos meses un posible escenario recesivo debido a la caída del Índice de Volumen de la Actividad Económica (IVAE) en 0.4 % entre junio y septiembre y la falta de políticas claras para generar inversión y empleo.

Esto, según los datos oficiales del Banco Central de Reserva (BCR), no permitirá, a juicio de la Cámara, que la economía crezca arriba del 1 % del Producto Interno Bruto (PIB), lo cual se aleja de la estimación que realizó el presidente Salvador Sánchez Cerén a inicios de su gestión de apostarles a tasas mínimas del 3 %, en el más modesto de los castos.

Las razones, según el presidente de la gremial, Luis Cardenal, no solo se relacionan con el último paquete de impuestos aprobado por los partidos FMLN y GANA, que ya está generando en varios sectores un efecto dominó, sino también la falta de compromiso por parte de la administración de Sánchez Cerén corregir el déficit fiscal y atraer inversión extranjera y nacional, lo cual confirma que el país no es una opción competitiva y que ofrezca garantías, entre otros aspectos.

"Si las cosas siguen igual podemos entrar en recesión. Sólo se quiere conseguir ingresos con más impuestos y esta claro que esa no es la fórmula adecuada, el gobierno olvida que por cada 1 % del PIB que se logre crecer se puede tener una recaudación tributaria de hasta $100 millones anuales", ejemplificó Cardenal.

Por ello el Director de Asuntos Económicos de la gremial, Mario Magaña, recordó que si el país cierra con un PIB de $20,000 millones se complicará aun más la producción de bienes y servicios, su consumo, la inversión y el empleo, que ya experimentó una caída de 5,719 plazas laborales en el último trimestre, detalla el economista.

"El gobierno no ha cumplido sus compromisos con los salvadoreños y está recurriendo al engaño de las cuentas nacionales. No solo es una cuestión de 100 días, es la gestión global del FMLN por más de cinco años la que nos está reflejando un deterioro donde solo si se le habla a la gente con la verdad y con cifras claras puede trazarse una solución", dijo Magaña, en clara alusión a temas como la reforma de pensiones, el déficit fiscal y la deuda pública.

En relación al diálogo, Cardenal aclaró que se necesita una clara estrategia que permita construir "verdaderas soluciones" y le recordó al Gobierno que participarán en los encuentros con el Gobierno siempre que existan temáticas trascendentales para el país y no los arreglos "oscuros" no se vuelvan una práctica recurrente.

"No somos agoreros de la desesperanza, sólo estamos advirtiendo que es necesario frenar antes de que el país se vaya a precipicio. El FMLN tiene que dejar de ver a los empresarios como adversarios, no somos un partido político o la oposición, somos parte del tejido productivo del país", puntualizó Cardenal.

Camarasal consideró que es urgente aprobar la Ley de Responsabilidad Fiscal y apostarle al crecimiento para ser sostenible a largo plazo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación