Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cámara falló a favor de médico del hospital Rosales

La Cámara Segunda de lo Civil revocó la orden de destitución en contra del jefe de Hemato-Oncología del Hospital Rosales, Héctor Valencia.

Los pacientes del servicio de Hematooncología protestaron en contra del despido del médico en diversas ocasiones.

Los pacientes del servicio de Hematooncología protestaron en contra del despido del médico en diversas ocasiones.  | Foto por EDH

Los pacientes del servicio de Hematooncología protestaron en contra del despido del médico en diversas ocasiones. 

La Cámara Segunda de lo Civil resolvió a favor del jefe del servicio de Hemato-Oncología del Hospital Rosales, Héctor Valencia, y revocó la orden de destitución que tenía en su contra

El 23 de noviembre de 2015, el Juzgado Cuarto de lo Civil y Mercantil ordenó el despido de Valencia, pero el médico interpuso un recurso de revisión. 

“Ya recibí la notificación que dice que no se me puede quitar del puesto y que me tienen que reintegrar los salarios perdidos”, informó Valencia, quien obtuvo la respuesta de la Cámara el viernes por la tarde. 

Valencia dijo que, en la resolución, la Cámara destacó que el juez anterior no tomó en cuenta las pruebas que él presentó para respaldar su trabajo. 

“La Cámara lo que dijo es que el juez no valoró en forma adecuada lo que yo había presentado; la evaluación que hace el jefe del departamento, ni lo que dijeron los testigos”, expresó. 

Según el médico, la Cámara también estableció que deben pagarle los 10 meses en los que no recibió salario por disposición de la dirección del hospital. 

“Se me comunicó que la forma como el director había hecho las cosas no era la correcta, así que trataré  que me reintegren esos meses de sueldo”. 

Sus salarios fueron congelados entre agosto de 2014 y junio de 2015, porque él fue parte de los médicos que decidieron no usar el marcador biométrico aunque llegaba a trabajar. 

“Yo comencé a marcar en febrero, pero no me pagaron hasta junio, porque nos dijeron que el descuento era doble”, comentó el médico.  

Valencia es parte de un grupo de siete médicos del Rosales que han sido llevados a los juzgados por el director del hospital, Mauricio Ventura, para ser destituidos. 

Entre las pruebas presentadas por Ventura contra los médicos, están los meses en lo que no utilizaron el marcador biométrico. 

También presentó una auditoría que mandó a realizar sobre la labor de los médicos, aunque en diversas ocasiones ellos han dicho que no es válida. 

“Él puso demanda con una auditoría preliminar, no es un informe completo el que presentó”, Valencia señaló que, hasta la fecha, no han tenido acceso a un reporte completo de la auditoría. 

El secretario del Sindicato de Médicos del Hospital Rosales (Simher), Alcides Gómez, se mostró satisfecho de la decisión de la Cámara. 

“Nos satisface que esos niveles de la justicia salvadoreña han demostrado una gran conciencia de lo justo y legal”, dijo Gómez. 

El médico sostuvo que el fallo evidencia que no hay argumentos válidos para buscar la destitución de los médicos. 

Después de que se dio a conocer la decisión en contra de Valencia, pacientes del servicio de Hemato-Oncología se movilizaron para exigir que se revocara la orden. 

Los pacientes entregaron una carta a la Cámara y fueron recibidos una vez por el director del Rosales. Aunque solicitaron audiencias con la ministra de Salud, Violeta Menjívar, solo fueron atendidos por un delegado de la dirección de Hospitales. 

Claribel Ayala, una de las pacientes de Valencia, demostró su alivio y alegría por la decisión, ya que se mantenían en la incertidumbre, sin respuestas positivas de parte del Ministerio de Salud. 

“Nos sentimos muy satisfechos de que el doctor siga y vamos a continuar en la lucha”, expuso Ayala, sobre los otros procesos de destitución que podrían continuar. 

Médico con larga trayectoria

Héctor Valencia comenzó a trabajar en el Hospital Rosales hace 21 años e inició el servicio de Hemato-Oncología, que recibe a pacientes con enfermedades por problemas complejos en la sangre. En 2005 fundó la Asociación Amor a la Vida, como una red de apoyo a los pacientes. 

“Personalmente estoy muy feliz, lo estuvimos apoyando porque fue una persona que nos ayudó mucho y en ese momento nosotros teníamos que ayudarlo”. Lucía Vásquez, paciente. 
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación