Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buseros: Retraso del Sitramss tiene otros motivos

El atraso en el inicio de operaciones les dará un "respiro", dicen los buseros

Según transportistas, no solo los atrasos en infraestructura afectaron la puesta en marcha del Sitramss. Foto EDH / ÉVELYN LINARES

Según transportistas, no solo los atrasos en infraestructura afectaron la puesta en marcha del Sitramss. Foto EDH / ÉVELYN LINARES

Según transportistas, no solo los atrasos en infraestructura afectaron la puesta en marcha del Sitramss. Foto EDH / ÉVELYN LINARES

La decisión de posponer el inicio de las operaciones del Sitramss, hasta finales de año, no sorprendió a los buseros y sí les causó un poco de alivio. La medida fue anunciada por dirigentes de Sipago, el jueves.

El presidente de la empresa Sistema Integrado Prepago (Sipago), Miguel Castañeda, declaró que sin la terminal de Integración, en Soyapango, el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) no podría iniciar operaciones.

Para el presidente de la Asociación de Transporte Público (ATP), Roberto Soriano, el problema no solo son los pocos avances en la infraestructura, como lo planteó Castañeda.

"El problema de la infraestructura es una cosa, después viene el problema que tienen con la Banca, que no han podido superar el tema de la tarjeta prepago", explicó Soriano en referencia a que Sipago aún no ha cumplido con uno de los requisitos del Banco de Desarrollo de Brasil (Bndes) para otorgarles el préstamo de $48 millones, para la compra de los 130 buses padrón y los 60 articulados.

La condición es que en el país debe existir un sistema exclusivo de cobro electrónico de la tarifa. La primera fase de este proyecto, que inició en Santa Tecla y Ciudad Merliot, aún no ha despegado en su totalidad.

Soriano argumentó que el Sitramss también tiene que superar los problemas de legalidad, ya que el gobierno solo cuenta con una "resolución razonada", para darle vida al sistema de cobro electrónico.

No obstante, el transportista consideró que el nuevo retraso les "da un respiro" para que las rutas de la zona afectada sigan organizándose para ser parte del sistema.

Un retraso conveniente

Juan Pablo Álvarez, representante de la Asociación Cooperativa de Pilotos Automovilistas y Trabajadores del Transporte (Acopatt), ruta 29, consideró que el retraso en las obras y por ende en el arranque del sistema, es una oportunidad, a nivel administrativo, para que el Gobierno incorpore al proyecto a los transportistas que no han sido tomados en cuenta.

"En este tiempo se puede garantizar el hecho que el empresario sea el dueño del sistema, que sean los accionistas de la empresa los que van a tener a cargo el proyecto", aseveró.

Además, Álvarez aseguró que desde que iniciaron las reuniones con el VMT, no se han podido poner de acuerdo respecto al reordenamiento de la ruta, con el objetivo de no competir con el Sitramss.

El VMT y Sipago afirmaron que cerca de 46 rutas serán bastante afectadas con la reestructuración, ya que se les recortará el recorrido.

"El tiempo ha sido bien corto desde que se han sentado los empresarios de la zona con las autoridades, todavía no hay acuerdos definidos sobre cuál será el mecanismo para incorporarnos como propietarios del sistema", afirmó.

Álvarez consideró que el Sitramss es "complejo". De ahí que las gremiales y las asociaciones han insistido en arrancar con el proyecto cuando todos los "actores" estén de acuerdo, tanto autoridades, empresarios y usuarios, acotó.

"Es prudente esperar, salir con pie derecho y no a la carrera ", opinó.

Para Catalino Miranda, presidente de la Asociación Cooperativa de Transportes de El Salvador (Acostes), ruta 42 microbús, todavía hay temas pendientes que debe aclarar el gobierno.

Entre ellos, el pliego tarifario. "Hay tiempo para hacer un paquete económico que vaya con una visión empresarial y una visión social. Aquí entrarían algunos empresarios para que aporten ideas", expresó.

Miranda también dijo que hay "chance" para buscar un consenso entre las rutas afectadas y el gobierno, pero enfatizó que debe ser una integración que "valga la pena".

El VMT había dicho que la primera fase del sistema iniciaría con una "prueba piloto" en el tramo finalizado del Sitramss, que va desde Soyapango hasta el Reloj de Flores.

Rodrigo Contreras Teos, secretario de Sipago, aseguró el pasado martes que el plan piloto estaba sujeto a que se terminaran importantes obras, como la terminal de integración.

"(Por todos los atrasos) estamos en 'stand by', hay que ver qué resulta de todas las programaciones, de las sanciones y las correcciones..., tiene que replantearse todo", aseguró el transportista.

Faltan unidades

Pero ante el retraso en el envío de otra flota, Contreras aseguró: "De nada sirve tener aquí las otras unidades si no se tienen la fecha (finalización) de la parte constructiva o la infraestructura del proyecto".

Desde febrero, en el país solo hay 37 unidades para el Sitramss, de las 190 que tendrá el sistema

Pero Sipago tampoco ha concretado el préstamo con el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (Bndes). Contreras aseguró que el Banco está analizando los últimos documentos que les fueron enviados, entre ellos el fideicomiso del Sitramss, el modelo de concesión y el económico financiero.

"Lo del préstamo, depende, (el Banco) tiene que analizar si cumplimos con todos los requisitos y si hacen observaciones. La autorización del préstamo estaría relacionada con la fabricación del resto de unidades", explicó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación