Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buseros rechazan Sitramss y exigen subsidio

El gobierno les debe a los buseros $13 millones en subsidio. Ellos denunciaron que no lo reciben desde enero.

Marcharon hacia la Asamblea y la CSJ. Foto EDH/ L. Lemus

Marcharon hacia la Asamblea y la CSJ. Foto EDH/ L. Lemus

Marcharon hacia la Asamblea y la CSJ. Foto EDH/ L. Lemus

Con una marcha que salió del parque Centenario hacia la Asamblea Legislativa, portando pancartas, transportistas de Soyapango exigieron ayer al Estado que les pague el subsidio pendiente.

Según las gremiales ATP, AEAS y Acopatt, esta deuda asciende a cerca de $13 millones, ya que desde enero no reciben la "compensación".

Los buseros también presentaron una pieza de correspondencia a la Asamblea Legislativa exigiendo que se reformen algunos artículos del decreto 244 que, según ellos "perjudican" al sector.

Según Roberto Soriano, presidente de ATP, el mencionado decreto obliga a los transportistas a firmar contratos con la empresa Sistema Único de Boletos Electrónicos (Subes) y con Bandesal, para ser parte del sistema de cobro electrónico que ya se implementa en algunas rutas del sector de Santa Tecla y Ciudad Merliot y del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss).

Denunciaron que en el mismo decreto se le da potestad al Viceministerio de Transporte (VMT) para quitarles el subsidio si incurren en faltas, como llevar la puerta abierta de las unidades o porque no les funcione una vía, cuando estas solo deberían ser sancionada con una multa. Añadió que la noción de reforma fue respaldada por los partidos Gana, ARENA y PDC.

Por su parte, Acopatt (ruta 29) solicitó a la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que emita una resolución a los tres recursos que interpuso por los permisos de línea que les canceló el VMT.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación