Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buseros rechazan decreto que obliga pago con tarjeta

Con el decreto de reforma, el Gobierno obligará a los usuarios a pagar el pasaje de forma electrónica

Vicepresidente de la MCC, Thomas Hurley (derecha), junto a otros miembros de la corporación que estudia la solicitud de El Salvador para un segundo desembolso. Foto EDH

Vicepresidente de la MCC, Thomas Hurley (derecha), junto a otros miembros de la corporación que estudia la solicitud de El Salvador para un segundo desembolso. Foto EDH

Vicepresidente de la MCC, Thomas Hurley (derecha), junto a otros miembros de la corporación que estudia la solicitud de El Salvador para un segundo desembolso. Foto EDH

Si el presidente Salvador Sánchez Cerén firma el decreto de reforma a la Ley Transitoria de las tarifas del servicio público de pasajeros, en aproximadamente tres meses los usuarios del transporte público del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS) estarían obligados a pagar el pasaje solo de forma electrónica.

Así lo advirtieron ayer los buseros agremiados en AEAS, ATP y Rutas Unidas Salvadoreñas, quienes anunciaron que acudirán a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema si el Ejecutivo no veta el decreto.

En la sesión plenaria del pasado miércoles, los partidos FMLN y GANA respaldaron reformar el artículo 7, inciso segundo, que busca entregar el subsidio a los transportistas por cada pasajero.

El VMT quiere pagarle $0.02 a los microbuses y $0.04 a los buses por cada pasajero llevado.

La dependencia del Ministerio de Obras Públicas (MOP) no tomó en cuenta las propuestas hechas por las gremiales y por los buseros afines al VMT y que forman la Mesa Nacional de Transporte, quienes solicitaron se les pagara el doble.

En el documento se aclara que las unidades deben tener un mecanismo electrónico, sistema GPS y un validador que cuente el número de pasajeros trasladados. Sistema que actualmente solo lo ofrece la empresa Sistema Único de Boletos Electrónicos (Subes).

Las gremiales calificaron la reforma como "lesiva" y el proceso de aprobación como "irregular". Si el presidente Sánchez Cerén no veta el decreto 1014, ellos no descartan interponer una demanda de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para "revertirlo".

El diputado Carlos Reyes, del partido ARENA, secundó la opinión de los representantes de las gremiales y externó que la medida obliga a los usuarios a pagar el pasaje solo de forma electrónica.

El parlamentario aseveró que con la enmienda el Gobierno también le está "entregando el negocio de la tarjeta prepago a una empresa que no tiene ninguna experiencia".

"Estos señores lo que están planteando es pagar solamente con tarjeta, eso no puede ser en ninguna parte del mundo. Quien va a terminar pagando las consecuencias de esto, primero es el pueblo salvadoreño", acotó.

El diputado lamentó que el documento de reforma no fuera discutido en la Comisión de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, y que se aprobara con dispensa de trámite.

"Rompieron con lo que ha establecido la misma CSJ, en el sentido que debe primero discutirse los proyectos en las comisiones respectivas, tener todo el análisis para luego aprobarlo", explicó Reyes.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), Genaro Ramírez, externó ayer que "lo más sano" es que el presidente Sánchez Cerén, vete (no apruebe) el decreto 1014.

Ramírez dijo que, de lo contrario, se estaría allanando el camino para buscar amparo ante la Corte Suprema de Justicia, con el objetivo de anular las disposiciones.

El diputado Reyes estimó que lo mejor es que el presidente Sánchez Cerén no apruebe la reforma y que sea analizada y discutida en la comisión, en donde incluso puedan estar los funcionarios de Hacienda, del MOP y del VMT.

"No se ha querido hacer nada de esto (discutir reforma) de forma inconsulta solo la presentan para que se apruebe, en una forma de madrugón lo terminan aprobando, violando con todo lo que se establece en el mismo reglamento interno de la Asamblea y no importando las consecuencias que pueda traer al pueblo salvadoreño", afirmó.

Más críticas

Por su parte, Roberto Soriano, de la gremial ATP, dijo que la pieza tuvo que discutirse más; el busero recordó que los diputados del partido GANA se habían comprometido con las gremiales a no apoyar dicho decreto.

"Nos están obligando pagarle a una empresa como Subes, Francamente no tenemos otra opción", dijo. El transportista recalcó que lo único que buscan es monopolizar el servicio de cobro electrónico y beneficiar a la empresa Subes.

El directivo de AEAS recordó que el sistema de cobro electrónico que comenzó a implementar Subes en julio de 2013, en Santa Tecla, Ciudad Merliot y en la zona nor-poniente de San Salvador no prosperó, ya que los usuarios se niegan a pagar con el plástico. Para Ramírez, el que los usuarios rechacen el sistema es una prueba de la inexperiencia de Subes.

Para Soriano, el decreto los llevaría a una "quiebra técnica", debido a que no es rentable recibir $0.02 y $0.04 centavos por pasajero movilizado.

Rodrigo Contreras Teos, integrante de la Mesa Nacional de Transporte, conformada por el Gobierno para solucionar los problemas del sector, evitó opinar sobre la reforma. Aseguró que desconocía los pormenores del documento.

"Nosotros pensamos entrar en un proceso de negociación, porque en este mundo no todo es negro y blanco. Debieron entrar a una negociación de por lo menos llegar a los $0.03 y $0.06 centavos. Tendríamos que sentarnos como Mesa de Transporte", esgrimió Contreras.

Ellos propusieron en 2014 recibir una compensación de $0.04 por pasajero transportado en microbús y $0.08 en buses.

Pese a las críticas, el FMLN defiende la reforma y asegura que esta permitirá asignar el subsidio de una forma más eficiente.

"Hoy el subsidio se traslada al transportista porque pone un máquina en el bus o microbús y lo que se pretende es que vaya directo (al usuario)", dijo el diputado de la fracción legislativa del FMLN, Rolando Mata.

Él acotó que con la tarjeta será posible focalizar el subsidio para los estudiantes y personas de la tercera edad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación