Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Buseros se modernizan para seguir en el negocio

Buseros presentaron proyecto "Bus seguro". Rutas renovarán 10 % de flota

Las nuevas unidades contarán con una rampa para facilitar el acceso a personas con problemas de movilidad. foto cortesía

Las nuevas unidades contarán con una rampa para facilitar el acceso a personas con problemas de movilidad. foto cortesía

Las nuevas unidades contarán con una rampa para facilitar el acceso a personas con problemas de movilidad. foto cortesía

Al menos 60 rutas de buses de Soyapango, Ilopango, San Martín, Tonacatepeque y Cojutepeque renovarán el 10 % de su flota en los próximos seis meses.

Representantes de Acopatt, AEAS y ATP anunciaron ayer que las empresas de transporte modernizarán la flota como parte del proyecto "Bus seguro".

El nuevo sistema le apuesta a la seguridad de los usuarios, ya que cuenta con acceso para personas con discapacidad física, sistema de ubicación satelital (GPS), micrófono y la tecnología necesaria para instalar un moderno sistema de videovigilancia, que incluye un botón de pánico.

Según el presidente de Acopatt, Sebastián Ramírez, con este paso a la modernización de los buses y microbuses de la zona oriental le están enviando un claro mensaje al gobierno. "Le estamos diciendo al gobierno (que) nosotros estamos aquí y queremos quitarnos ese peso que nos quiere poner y por eso lanzamos este nuevo proyecto de bus seguro", expresó.

Con "ese peso" se refiere al proyecto estrella del gobierno del Sistema Integral de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss), el cual contempla sacar de circulación unas 800 unidades.

Acopatt cuenta con el primer "bus seguro", el cual podría entrar en circulación a partir de hoy. En los próximos seis meses podrían tener un total de 20 unidades similares, explicó su representante legal, Juan Pablo Álvarez.

Roberto Soriano, presidente de la Asociación de Transporte Público de Pasajeros (ATP), expuso que el sector está invirtiendo para renovar las unidades de transporte y que "modernizarse sí es posible", siempre y cuando haya un acuerdo con el gobierno.

"Lo que es preocupante es que haya una modernización disfrazada, que traten de desplazar a los actuales operadores. Le estamos demostrando al gobierno que no necesitamos empresas oscuras para que vengan a intentar de una forma amañada apartarnos", declaró.

El transportista insistió en que el Sitramss no es modernización, sino un "grave problema" para el usuario, ya que tendrá que desembolsar el triple por los trasbordos.

La tarifa en el nuevo bus será la que está vigente. Sin embargo Acopatt ya solicitó al Viceministerio de Transporte que ese servicio sea calificado como "especial" o preferencial y se le autorice el cobro de una tarifa diferente.

Juan Pablo Álvarez explicó que la Ley de Tránsito y Transporte Terrestre da un plazo de 15 días para que las autoridades den una respuesta a la solicitud.

"Esperamos una respuesta positiva, de lo contrario las mismas leyes nos dan los mecanismos para abocarnos a las instancias respectivas. Esperaríamos que el señor viceministro no se oponga a este proyecto tan bueno", explicó.

Los transportistas expusieron que aún no han realizado un estudio tarifario para establecer el monto del pasaje; sin embargo, Álvarez mencionó que esta podría rondar los $0.40.

Añadió que buscarán reunirse con el VMT para ponerse de acuerdo en este tema, para después poder comprar más unidades, pero dejó claro que la tarifa debe incrementar, porque los "20 centavos no son sostenibles".

"El usuario tendrá la opción de pagar 20 centavos y 40 centavos", dijo Soriano.

Los nuevos buses valen $120 mil y la proyección de los empresarios es comprar 200 unidades para renovar el 10 % de su flota.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación