Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Burocracia e incapacidad detiene paso en frontera Anguiatú, en Metapán

 El cierre se mantuvo hasta las 2:00 p.m. y obligó al titular de aduanas a llegar al lugar

Frontera Anguiatú cerrada por inconformidad de transportistas

El paso de transporte de carga por la frontera de Anguiatú se vió obstaculizado el sábado ya que transportistas inconformes con el trato y cobros por parte del...

El día de ayer los transportistas que utilizan la frontera en Anguiatú, Metapán, optaron por cerrar el paso, atravesando camiones de carga como medida de presión a las autoridades aduaneras.

El bloqueo duró hasta las 2:00 p.m. del sábado, motivado por la tardanza en lo trámites en las fronteras y mantuvo filas de hasta 6 kilómetros en territorio salvadoreño, mientras que en Guatemala alcanzó los 12 kilómetros.

Desde el viernes por la noche los transportistas decidieron atravesar los camiones porque tienen que esperar demasiado para realizar los trámites de migración.

Los transportistas internacionales de carga han denunciado desde hace varios meses que el lento proceso para realizar  trámites en los pasos fronterizos se debe a ineficiencias administrativas y operativas, por ejemplo de tres ventanillas solo está habilitada una, ya sea de día como de noche; los resultados de rayos X se entregan un día después de realizados, lo que hace que el proceso de paso por aduanas salvadoreñas se prolongue hasta seis días.

La situación es generalizada en todos los pasos fronterizos del país y está provocando largas filas de furgones que alcanzan hasta 6 kilómetros como es el caso de la frontera de Anguiatú, Metapán, mientras que en la de la Hachadura en Ahuachapán, la semana pasada alcanzó los 23 kilómetros.

“El paso lento hace que perdamos por cada camión que está varado en la frontera, es un viaje que se debe hacer en tres días y lo estamos haciendo en seis días, entonces estamos perdiendo un viaje”, manifiesta el empresario de transporte Helio Romero.

El transportista que viaja hacia Honduras y Guatemala, manifiesta que la problemática viene desde hace dos años y solamente se da en las aduanas de El Salvador.

Romero afirma que entre las quejas están que la gente de aduanas no hace el trabajo rápido, más cuando hay partido de fútbol, “dicen que no hay sistema”.

Los señalamientos puntuales por los que los transportistas se vieron obligados a cerrar el paso fronterizo en Anguiatú fueron que de las tres ventanillas existentes para hacer trámites únicamente trabajaba una.

“A veces queda solo uno tramitando y el problema es peor en la noche, eso significa pasar de 24 a 48 horas en cola para poder ingresar a los recintos y después esperar entre 12 y 24 horas más para poder tramitar”, afirmó el transportista Duglas Samayoa.

Samayoa afirmó que la situación se ha agudizado desde hace dos años. Otra de las situaciones es que la entrega de resultados de los rayos X se da hasta un día después.

“La tardanza en entrega de la mercadería de los contenedores hace que al cliente su carga le está llegando tardía debido a la problemática, no se han perdido clientes pero sí hay inconformidad de parte de ellos porque la carga no llega a tiempo” lamenta.

La situación en la frontera obligó la presencia de Carlos Pozo, comisionado de Asuntos Fronterizos, quien al consultarle por qué únicamente trabaja una de las ventanillas, comentó que harán una revisión para ver si es necesario fortalecer dicha área.

“En ciertos períodos han estado trabajando tres, lo que ha sucedido es que posiblemente no ha habido permanencia en esas ventanillas” mencionó el funcionario.

Situación generalizada en fronteras del país

Aunque ayer la situación fue solo en la frontera de Anguiatú de Metapán, el sector de transporte internacional se ha quejado de que la situación es igual en todas las fronteras del país.

Raúl Alfaro presidente de la Asociación de Transportistas Internacionales de Carga (ASTIC) mencionó que ayer en la frontera de San Cristóbal en Santa Ana, la fila alcanzaba los 12 kilómetros en territorio guatemalteco, a pesar de que muchos de los transportistas ya tenían documentos listos, no podían realizar su trámite.

Mientras que en la frontera de La Hachadura, en Ahuachapán, alcanzó hasta 23 kilómetros la semana pasada.

Según Pozo es porque en la zona no existe una frontera en territorio guatemalteco y todo el tránsito lo soporta la aduana de El Salvador.

“Hemos reforzado con personal, pero a pesar de eso el equipo está sin hacer nada, porque del lado de Guatemala no le han dado los trámites para que pueda pasar”, asegura.

Sin embargo el sector transporte sigue agobiado por tantos días de espera para poder ingresar o salir del país con mercadería.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación