Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Brote de hepatitis A en escuela pública de Izalco

Párvulos fueron los más afectados con la enfermedad. Como medida de prevención decidieron finalizar el año escolar anticipadamente en parvularia

Ingreso de alumnos al Complejo Educativo Cantón El Sunza, de Izalco, en el departamento de Sonsonate. Foto EDH

Ingreso de alumnos al Complejo Educativo Cantón El Sunza, de Izalco, en el departamento de Sonsonate. Foto EDH

Ingreso de alumnos al Complejo Educativo Cantón El Sunza, de Izalco, en el departamento de Sonsonate. Foto EDH

Al menos 17 niños de parvularia y tercer ciclo del Complejo Educativo Cantón El Sunza, de Izalco, en el departamento de Sonsonate, fueron diagnosticados con hepatitis A, en un lapso de dos meses, según reportes de ese centro educativo.

De acuerdo con el Sistema Básico de Salud Integral (Sibasi), de Sonsonate, el brote de la enfermedad fue causado por el colapso de las dos fosas sépticas que tiene la institución educativa y la mala higiene.

La hepatitis A se caracteriza por la inflamación del hígado, dicho virus se encuentra en las heces y la sangre de una persona infectada.

Marisol Rodríguez, madre de un alumno diagnosticado con la enfermedad, dijo que hace dos semanas su hijo presentó síntomas como cansancio, pérdida del apetito, fiebre, dolor abdominal, diarrea y un color amarillento en la piel y los ojos.

La misma sintomatología que presentaron otros niños entre agosto y octubre. Esa situación alertó a las autoridades del centro educativo y de la unidad de salud de la localidad.

Según informes del Sibasi de Sonsonate, el 8 de agosto se detectó el primer caso de hepatitis en un niño de parvularia y el último caso fue registrado el 11 de octubre pasado.

A la fecha, el Sibasi reportaba un total de siete casos; 10 casos menos que el registro de la escuela.

"Posiblemente hay otros casos reportados por médicos particulares, y que no llegaron a nuestro sistema", explicó Hernán García, epidemiólogo del Sibasi de Sonsonate.

Los niños más afectados son del área de parvularia, que oscilan entre cuatro y seis años.

Varias hipótesis

El Sibasi aseguró que el colapso de las fosas sépticas fue la causa del brote. Pero el centro educativo sostiene otra teoría.

La subdirectora del complejo educativo, Elizabeth de Vega, argumentó que el agua "no clorada" fue la causa del brote. Dijo que eso fue lo que les informó el personal del Ministerio de Salud y del Sibasi después de una inspección en el centro educativo.

Vía telefónica, el director de la institución, Alex Gómez, sostuvo la misma conjetura, sin dar mayores detalles de la situación en la escuela. Solo informó que "todo estaba bajo control".

Pero esa hipótesis fue descartada por el epidemiólogo del Sibasi.

"Si fuera el agua tendríamos una población más afectada, porque de esa agua se abastece cerca de cuatro caseríos y comunidades", expuso García. No obstante, dijo que están analizando los niveles de purificación del agua para que sea utilizada por los estudiantes.

García recalcó que el mal tratamiento de los desechos, la falta de sanidad en las fosas y las malas prácticas de higiene personal contribuyeron a la propagación de la enfermedad.

La institución recibe a cerca de 1,500 estudiantes desde preparatoria hasta bachillerato.

"Cuando fuimos a visitarlos (escuela) nos dimos cuenta que tienen dos fosas llenas, con el invierno fue que colapsaron, las fosas tuvieron filtraciones de agua y se llenaron más rápido", explicó.

El problema, según lo observado por las autoridades de Salud, es que las fosas no fueron construidas totalmente de cemento. Es por eso que cuando llueve se filtra el agua.

Para Marisol Rodríguez, madre de uno de los alumnos enfermos, la institución educativa es la única culpable de que muchos niños se hayan contaminado.

"Eso no es de hoy, de que eso está así, los baños por muy pobre que uno sea tienen que estar bien aseados, pero no hay buena higiene", opinó.

Rodríguez también desestimó que el agua "contaminada" sea el problema. Preocupada por el estado de salud de su pequeño, pidió a las autoridades de Salud que hagan inspecciones en el centro educativo para que tomen cartas en el asunto.

Las madres de los estudiantes, consultadas en la entrada del complejo educativo, expusieron también su preocupación por el virus que está poniendo en peligro la salud de los alumnos.

Campaña de educación

Hace un mes, la unidad de Salud de Izalco inició una campaña de educación para evitar que más niños adquieran el virus.

Según registros del Sibasi, un total de 268 padres de familia ha recibido capacitaciones dentro del centro escolar sobre medidas de higiene personal, desde lavarse bien las manos, antes y después de comer, hasta cómo lavar y manipular los alimentos.

Los profesores también están recibiendo charlas informativas sobre las causas de la enfermedad, los síntomas y qué hacer con una persona infectada.

Algunos alumnos consultados por este periódico el jueves pasado, desconocían que niños de parvularia de la institución habían adquirido el virus de la hepatitis; sin embargo, confirmaron que promotores de la unidad de Salud y del Sibasi han impartido charlas sobre la enfermedad y cómo prevenirla.

El epidemiólogo del Sibasi explicó que las personas que preparan los alimentos en la escuela también han sido capacitados sobre cómo lavar los alimentos.

García aseveró que el Ministerio de Salud ha proporcionado frascos de puriagua a la institución; un líquido desinfectante parecido a la lejía, el cual puede desinfectar el agua, las frutas, las verduras, los pisos y cualquier lugar o superficie donde se sospeche que esté el virus. El Sibasi ha dado instrucciones a la unidad de salud de Izalco para que ante cualquier caso sospechoso de hepatitis, remitan al paciente al médico y que sea este quien confirme o descarte la enfermedad.

"Con todas las actividades que se han realizado en la primera semana de octubre, esperaríamos que a mediados de noviembre, ya no hayan casos. Si es así, se habrá eliminado la causa probable que pudo originar el problema", dijo García.

Pero, además, el año escolar fue clausurado anticipadamente en el nivel de parvularia, para cortar la cadena de transmisión.

Las clases finalizarían el viernes pasada. La medida solo es para la parvularia, porque fue donde detectaron más casos de la enfermedad. Las autoridades del Sibasi informaron que no tienen reporte de casos similares en otras escuelas de la zona.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación