Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bloom comprará eritropoyetina con un refuerzo

Madres de niños con insuficiencia renal aseguran que desde hace unos ocho meses el hospital no les da la medicina.

Un niño con hemofilia permanece en el hospital Bloom.

Un niño con hemofilia permanece en el hospital Bloom.

Un niño con hemofilia permanece en el hospital Bloom.

El desabastecimiento de factor para pacientes con hemofilia, un trastorno de la sangre, y la eritropoyetina para tratar la anemia a los niños renales fue reconocido ayer por el director del hospital Bloom, Hugo Salgado.

El pediatra comentó que recibieron un refuerzo presupuestario para la compra de medicamentos y con esos fondos adquirirán el fármaco para los niños con insuficiencia renal.

Las declaraciones las brindó luego de una conferencia de prensa en la que se abordó el caso de Waldemar, el niño que perdió la mayor parte de su intestino, tras 16 días de haberle solicitado una entrevista para abordar el problema de la falta de medicina.

Madres de familia refieren que llevan cerca de ocho meses sin que el hospital les provea la eritropoyetina. Esta se la deben aplicar cada vez que los niños reciben su tratamiento sustitutivo. En este tiempo algunos padres compran el producto, otros no se las ponen a los niños.

Salgado indicó que mientras ingresa la compra del medicamento se harán las gestiones con el Seguro Social y el Rosales para que les preste.

Con respecto al factor dijo que "teníamos también escasez de factor ocho, pero ya tenemos. Hemos trabajado en red con el ISSS".

Sin embargo una madre de familia dijo que los niños en el programa de profilaxis siguen sin recibir el fármaco. A los pacientes más graves se les da medicina para prevenir los sangrados internos. "El médico dijo que para profilaxis no hay, que entró poquito, solo para las emergencias y los niños ingresados hay", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación