Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ban Ki-moon: nos preocupan los niveles de inseguridad

Secretario general de la ONU dijo conocer el dolor de muchas familias en el país El funcionario participó en el XXIII aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz

El presidente, Salvador Sánchez Cerén, saluda al expresidente Alfredo Cristiani, tras destacar el papel que jugó el exmandatario en la firma de los Acuerdos de Paz. foto edh / marlon hernández.

El presidente, Salvador Sánchez Cerén, saluda al expresidente Alfredo Cristiani, tras destacar el papel que jugó el exmandatario en la firma de los Acuerdos de Paz. foto edh...

El presidente, Salvador Sánchez Cerén, saluda al expresidente Alfredo Cristiani, tras destacar el papel que jugó el exmandatario en la firma de los Acuerdos de Paz. foto edh / marlon hernández.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, elogió los Acuerdos de Paz, el proceso de reconciliación y democratización del país, y los calificó como un "modelo exitoso" y un "legado" de El Salvador al mundo, pero recalcó que el país afronta "desafíos" en materia de inseguridad ciudadana que, según dijo, está cobrando diariamente la vida de niños y niñas.

"Nos preocupa también el hecho de los niveles de inseguridad y violencia en Centroamérica y en El Salvador, yo sé de la angustia y el dolor de muchas de sus familias que han sufrido mucho", fueron las palabras de Ban Ki-moon ayer por la mañana, en el primer encuentro que sostuvo con el presidente, Salvador Sánchez Cerén, en Casa Presidencial.

El funcionario añadió que como Naciones Unidas están en la disposición de ayudar al país en las recomendaciones que surjan del Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia, que el jueves entregó sus propuestas a la administración de Sánchez Cerén y animó al Gobierno a presentar sus sugerencias, ya que El Salvador es un miembro "activo" de ese organismo internacional.

Ban Ki-moon, quien se convierte en el primer secretario de la ONU en visitar nuestro país, fue el invitado especial a la ceremonia oficial para celebrar el 23 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, en 1992, en el castillo de Chapultepec, México, con la cual se cerró un violento capítulo que cobró la vida de unas 75 mil personas durante más de una década de guerra entre el gobierno y la guerrilla del FMLN.

Precisamente, la preocupación de Ban Ki-moon por la ola de criminalidad y de homicidios que abate al país, lo llevó a recalcarla en su discurso durante ese acto conmemorativo que se realizó horas después en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco).

"El Salvador, en la actualidad, afronta enormes desafíos. La inseguridad ciudadana, la exclusión social y la falta de oportunidades impiden que muchas y muchos salvadoreños cosechen plenamente los beneficios que trae la paz", dijo el máximo dirigente de la ONU y remachó con que "cada cuatro horas, una mujer o niña es víctima de violencia sexual. El 40 por ciento de los asesinatos se cometen contra niñas, niños y jóvenes".

Minutos después, el mismo presidente Sánchez Cerén también reconoció en su mensaje esos problemas que aquejan día a día a los salvadoreños.

"Nos preocupa el problema de la inseguridad, nos preocupa, como decía el secretario general, la cantidad de homicidios de hombres, de niños, de mujeres", externó el gobernante.

Recordó que cuando recibió el plan de trabajo de manos del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, él afirmó que "todos juntos vamos a derrotar la delincuencia, vamos a recuperar la paz para este país".

Referente en el mundo

Aun con todo esos "desafíos" por delante, el funcionario de las Naciones Unidas, quien por la tarde fue condecorado por la Asamblea Legislativa, alabó la consecución de la firma de los Acuerdos de Paz y el proceso de reconciliación que, según dijo, es un referente a nivel mundial.

"Miren alrededor del mundo. Vemos conflicto, vemos discordia. En muchos lugares difíciles la gente dice: nuestras diferencias son demasiado grandes. Las heridas son demasiado profundas. La paz no es posible. A todos ellos les digo: miren al pueblo de El Salvador. La paz es valiosa, la paz es posible. Ese es el mensaje de El Salvador al mundo. Ese es su regalo a la humanidad", expresó Ban Ki-moon en su discurso en el Cifco.

Como secretario general de Naciones Unidas afirmó sentirse orgulloso por el respaldo y acompañamiento que tuvo esa organización a las negociaciones, a los Acuerdos de Paz y al proceso de pacificación en el país. Según dijo, Onusal fue la primera experiencia de las Naciones Unidas, que permitió replicarla en otros países.

"Su experiencia en el establecimiento y la consolidación de la paz dejó también una huella duradera en las Naciones Unidas. La Misión de Observadores de las Naciones Unidas en El Salvador (Onusal) abrió un camino que siguieron, después, muchas operaciones de Naciones Unidas.

Guatemala es uno de los ejemplos cercanos de la labor llevada por la ONU tras su experiencia en EL Salvador.

Al respecto, Sánchez Cerén dijo que el país ha experimentado avances en la democratización durante estos 23 años tras la firma de la paz, alabó la decisión tomada en ese sentido, por el entonces presidente, Alfredo Cristiani, quien ayer estuvo en la mesa de honor en el Cifco.

"Yo fui comandante del FMLN, ahora soy presidente y sé lo difícil que es tomar una decisión, por eso, permítanme saludar al expresidente Alfredo Cristiani, por haber tomado la decisión de negociar la paz y construir la paz en El Salvador", externó.

Tras el acto, Cristiani dijo que la inseguridad es un problema que aqueja a la población, pero que eso no fue herencia de los Acuerdos de Paz.

"Este es otro fenómeno diferente que está generando intranquilidad e inseguridad en el país, creo yo que hay que sentarse a resolverlo", aseveró.

En términos similares se expresó David Escobar Galindo, otro de los firmantes. "El crimen organizado, por ejemplo, eso vino después, se complicó después, y al no darle tratamiento adecuado, lógicamente los problemas se complican, eso no es herencia de los Acuerdos de Paz", señaló.

Eduardo Sancho, exfirmante por el FMLN, consideró que los retos de ahora son el tema económico y una nueva reforma educativa.

Ana Guadalupe Martínez, también firmante por la exguerrilla, consideró que se debe aprovechar el periodo de silencio electoral que se viene tras los comicios para en conjunto discutir los problemas que afectan al país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación