Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estudio del gobierno sugiere:

Aumentar pago a las AFP, jubilarse más tarde y menor pensión

El estudio al sistema de pensiones realizado por el gobierno anterior del FMLN propone que se modifique la edad de jubilación y que los cotizantes paquen más para tener “una mejor pensión”.

Sistema de Pensiones

Aunque varios funcionarios del gobierno han reiterado los últimos meses que la reforma al sistema de pensiones busca reducir los problemas de deuda del país, y darle una mejor pensión a los salvadoreños, lo cierto es que el estado podría reducir su compromiso con las pensiones, y cada salvadoreño se vería afectado con dichas modificaciones.

Un estudio que se realizó durante el mandato del ex presidente Mauricio Funes y que tiene en sus manos el actual gobierno, sugiere que los salvadoreños deben pagar más para poder acceder a una mejor pensión, se recomienda incrementar 3 años más la edad para jubilarse, reducir de 6 a 5 %  el interés que ganan las pensiones y reajustar sus beneficios.

El documento denominado: “Sistema Previsional de El Salvador: Diagnóstico y Evaluación de Escenarios”, elaborado por un equipo técnico del Ministerio de Hacienda, Banco Central de Reserva y Superintendencia del Sistema Financiero; destaca que con las enmiendas, se busca disminuir el endeudamiento que ha adquirido el estado con el pago de las pensiones.

Pese a que el Ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, ha señalado que actualmente tienen una propuesta que “no contiene reformas paramétricas” (que tengan que ver con aumentar la edad y monto de cotización), la realidad es  que si se toman en cuenta las sugerencias que indica el estudio, millones de salvadoreños terminarían siendo afectados.

Si la apuesta del gobierno se basa en modificaciones de esa magnitud, no importa cuánto sea el salario de cada salvadoreño, siempre y cuando labore en el sector formal, terminará afectando aún más su bolsillo, desgastando aún más su vida y al final recibirá menos beneficios.

Por ejemplo, un trabajador del sector comercio que tiene un sueldo de $251.70, se le realiza un descuento de $16.36 de su salario (6.5 %) para pagar su pensión. Esto tomando en cuenta que el empleador pone la otra mitad (para completar el 13 % que es la tasa de cotización); pero en el caso de que se modifique este punto y se obligue a subir a 15 % la tasa de cotización, el empleado tendría que aportar $18.87 de su salario.

Con la crítica situación que atraviesa el país, donde la canasta básica ha llegado a costar $203.59 en el área urbana y $149.42 en el área rural, al continuar disminuyendo los ingresos de las familias se pone en peligro su alimentación; sin tomar en cuenta que miles de salvadoreños deben destinar parte de sus ingresos para gastos de educación, transporte y vivienda, entre otros.

Por si esto fuera poco, cada ciudadano tendría que trabajar muchos años más para poder gozar de su pensión, ya que la propuesta señala que se debe incrementar al menos 3 años más la edad legal de jubilación.

Según lo indica el documento, con esta reforma los afiliados registrarían una mayor acumulación en el saldo de sus cuentas de ahorro de pensión, dado que cotizarían por más tiempo e incluso podrían autofinanciarse.

Es decir, en el caso de las mujeres que su edad para retirarse es a los 55, con la reforma tendría que ser a los 58  años, y en el caso de los hombres tendrían que retirarse hasta los 63 años.

Dado que el promedio de la esperanza de vida de los salvadoreños es de 72.6 años, según datos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), al final de cuentas los salvadoreños disfrutarían menos el fruto de su esfuerzo.

Menos beneficios y más carga
Adicional a aumentar la edad y la tasa de cotización, la propuesta señala que debe haber una modificación en los beneficios.
El diagnóstico realizado en 2011 sugiere modificar la compleja fórmula para definir la pensión mensual, a fin de reducir el monto que se entrega y revisarla cada año, con el objetivo de que el estado gaste menos.

Uno de los puntos que se destacan en este apartado es que el pago de pensiones no es equitativo para todos los salvadoreños, ya que algunos reciben hasta el 100 % del pago de su salario y otros apenas una tercera parte.

Pero además de reducir los beneficios, se plantea la posibilidad de reducir la Tasa de Interés Técnica, la cual representa la ganancia (rentabilidad) que un afiliado podría recibir, al invertir desde hoy el monto de dinero que requiere para mantener una  pensión a lo largo de su vida.

Mientras mayor sea la tasa que se utiliza para el cálculo de la pensión, mayor es la rentabilidad que se supone que obtendrá el Fondo de Pensiones en el futuro y por lo tanto, mayor es la pensión otorgada.

Pero según lo argumenta el estudio, actualmente se mantiene una tasa de rentabilidad del 6 % por lo que proponen que esta se reduzca al 5 %. 

Ahorros de trabajadores obtienen poca ganancia
Lo que muy poco se habla, es que la mínima ganancia que están obteniendo los ahorros de los cotizantes del sistema privado se debe a que el 60 % del fondo total de pensiones en las AFP ha estado invertido en papeles del estado que no han generado más de 1.5 %de rentabilidad.

Según lo indica el documento, al aumentar el rendimiento real del Fondo de Pensiones, se generaría una reducción del déficit fiscal del país, dado que los afiliados tendrían la capacidad de autofinanciarse su pensión.

Sin embargo, aunque el estudio ha estado en manos del gobierno por mucho tiempo, los avances que se han tenido hasta la fecha en materia de mejorar la rentabilidad de las pensiones, ha sido únicamente por la intervención de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que ordenó al gobierno que se pagará más por usar el dinero de los trabajadores.

El gobierno en lugar de velar porque en efecto  los salvadoreños puedan acceder a un ahorro con mejores ganancias en el futuro, con las reformas propuestas se estaría poniendo más carga a los cotizantes para que el Estado se pueda liberar de su compromiso previsional.

Aunque aún no hay una declaratoria en firme sobre los puntos exactos que contendría la reforma al sistema de pensiones, el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, dijo recientemente que la propuesta ya está casi terminada y que hay un comité actuarial asesorado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otro comité que está evaluando la viabilidad de la propuesta.

Esta incluiría el tema fiscal, legal, cobranza e incluso temas penales. También el titular de esa cartera de estado no descarto que se considere el tema de rentabilidad y porcentaje de la pensión en relación al sueldo  del trabajador.

Justo en algunos de esos puntos coinciden las propuestas del estudio, el cual concluye que es necesaria la modificación de algunos parámetros críticos que poseen alto contenido de sensibilidad social.

“La propuesta no tiene ninguna reforma paramétrica, así se llama, aumentar edad, cotización, no tiene. Solo arreglar flujos.”  Carlos Cáceres, Ministro de Hacienda.
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación