Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aumentan muertes por virus del chikunguña y el dengue

El número de muertes por el chikunguña se elevó a cuatro y el de dengue a cinco, de acuerdo al último boletín epidemiológico del Minsal. Las recientes defunciones son tres bebés entre los dos y seis meses de edad

Un hombre fumiga en el Centro Educativo Ignacio Pacheco Castro de San Marcos. foto edh / ARCHIVo

Un hombre fumiga en el Centro Educativo Ignacio Pacheco Castro de San Marcos. foto edh / ARCHIVo

Un hombre fumiga en el Centro Educativo Ignacio Pacheco Castro de San Marcos. foto edh / ARCHIVo

Dos nuevas defunciones a causa del virus chikunguña y una de dengue fueron confirmadas por el Ministerio de Salud (Minsal) esta semana, según lo plasma en el último boletín epidemiológico.

El número de muertos por la fiebre chikunguña pasó de dos a cuatro y de por el dengue de cuatro a cinco.

Las dos últimas víctimas mortales del nuevo virus son un niño de cinco meses procedente de Apopa y una bebé de 2 meses con 22 días de nacida, originaria de Santa Ana.

El primero de ellos falleció el 27 de septiembre en el hospital de niños Benjamín Bloom y el segundo el 4 de noviembre de este año en el Hospital San Juan de Dios.

La semana anterior el Minsal notificó los dos primeros decesos de chick en el país eran adultos, uno de 72 años y otro de 69 años, quienes residían en Sonsonate y San Salvador, respectivamente.

Ambos fallecieron en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), uno el 20 de agosto y el otro el 2 de septiembre.

Los factores que provocaron su deceso fue que uno tenía hipertensión arterial y el otro por "negligencia del paciente al retrasarse en asistir al segundo nivel de atención", según detalló el Minsal en el boletín epidemiológico, pero la hija de este último negó la situación e incluso aseguró que en el ISSS se tardaron en ingresarlo a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Tras el nuevo reporte, la tasa de letalidad por esta enfermedad subió a 0.002 por ciento.

La semana pasada, el infectólogo particular, Jorge Panameño, manifestó que las complicaciones de la infección, que pueden llevar a la muerte, se presentan con mayor énfasis en personas de la tercera edad que padecen enfermedades debilitantes y en neonatos.

El especialista agregó que el mensaje es "aunque la enfermedad tiene una letalidad baja, no significa tasa cero o sea que en determinadas circunstancias puede matar, por lo tanto, la consulta temprana es de gran importancia".

El Minsal mantiene en auditoria dos fallecimientos más, el de una niña de dos meses y dos días de nacida procedente de El Refugio, en Ahuachapán, y el de una adolescente de 19 años originaria de San Alejo, La Unión.

Las muertes ocurrieron el 14 de octubre en el hospital nacional de Santa Ana y el 6 de noviembre en el hospital nacional de San Miguel.

Entre junio, cuando se detectó el primer caso de chikunguña en el país, hasta el 20 de diciembre, el Minsal registraba 166,416 casos sospechosos y 166 confirmados.

Dengue

En cuanto al dengue, la cifra de fallecidos pasó de cuatro a cinco y la letalidad de 0.02 por ciento a 0.03 por ciento.

El último de los casos es el de una bebé de seis meses residente de San Alejo, La Unión. Ella murió el 9 de agosto en el hospital Bloom.

Un caso más permanece en investigación, el de una adolescente de 14 años de Juayúa, Sonsonate. Ella murió el 9 septiembre en el hospital de Santa Ana.

A la fecha, el Minsal reporta dos muertes más por el virus del dengue con relación al año pasado; a la misma fecha estaban reportados solo tres.

En el año, en el país se registran 53,192 casos sospechosos de la infección, un 86 por ciento más que el año pasado a la misma fecha y 16,128 confirmados, un 47 por ciento más que en 2013.

La recomendación para la población es que sigan destruyendo los criaderos de zancudos, porque así se puede disminuir la infección tanto de dengue como chikunguña.

En el país, según el último reporte del Minsal, el índice larvario era del ocho por ciento, es decir ocho de cada cien casas tienen larvas; lo recomendable para evitar una epidemia es abajo del cinco por ciento.

San Salvador tiene el 19 por ciento de índice larvario, le sigue Usulután con el diez por ciento, el resto de departamentos está entre nueve y cinco por ciento.

El grupo de edad con mayor riesgo de padecer dengue son los niños de nueve meses a cinco años, la tasa de infectados en este grupo es de 582 por cien mil habitantes.

La circulación de ambos virus en El Salvador ha bajado en las últimas semanas. Los casos sospechosos de dengue registran 16 semanas consecutivas de reducción y de chikunguña 12.

El viceministro de Políticas Sectoriales, Eduardo Espinoza, dijo el jueves que el comportamiento de la enfermedad para el próximo año dependerá de la cantidad de criaderos de zancudos que haya en el país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación