Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ATP y AEAS: "Sitramss es financiado por Alba Petróleos"

Alianza Sipago-Sitramss gastó $10 millones para comprar 37 buses

El presidente, Salvador Sánchez; y el vicepresidente, Óscar Ortiz, realizan recorrido en un bus del Sitramss. Foto EDH / Archivo

El presidente, Salvador Sánchez; y el vicepresidente, Óscar Ortiz, realizan recorrido en un bus del Sitramss. Foto EDH / Archivo

El presidente, Salvador Sánchez; y el vicepresidente, Óscar Ortiz, realizan recorrido en un bus del Sitramss. Foto EDH / Archivo

Los transportistas de Sipago niegan que Alba Petróleos esté invirtiendo en el transporte público; pero las gremiales ATP y AEAS ponen en tela de juicio la procedencia de los $10 millones con los que la denominada alianza Sipago-Sitramss compró los 37 buses del Sitramss que están en el país.

Genaro Ramírez, de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), declaró que ni la empresa Sistema Integrado Prepago (Sipago) ni el Sistema Único de Boletos Electrónicos (Subes) tienen la capacidad económica para invertir en el megaproyecto del Gobierno.

"Me gustaría que se investigara si realmente tienen capacidad o simplemente están sirviendo como presta nombres nada más. Realmente lo que está haciendo el VMT (Viceministerio de Transporte) es tratando de favorecer, con el mayor descaro posible, a Alba Petróleos porque realmente los que están invirtiendo no es ninguno de los de Sipago", afirmó Ramírez.

En 2006 la subsidiaria de la venezolana Pdvsa, PDV Caribe y 25 alcaldías del FMLN fundaron Alba Petróleos de El Salvador. Las municipalidades utilizaron fondos públicos para constituirse en sociedad (Enepasa).

Para el representante de ATP, Roberto Soriano, la empresa Subes está muy ligada a Alba Petróleos, por lo cual no duda que esté inyectando capital al sistema.

"Nosotros seguimos manteniendo una serie de dudas de dónde viene el dinero. Nos preocupa el ocultamiento que existe porque deberían ser un poco más claros sobre quién está poniendo la plata", aseveró Soriano.

El dirigente sostuvo que es preocupante que una empresa que calificó como "fantasma", como Subes, esté haciendo millonarias inversiones en el país.

"Nos preocupa seriamente... y que el Estado se esté prestando a quitarle el patrimonio a los salvadoreños porque serían extranjeros los que estarían invirtiendo en el transporte (público)", estimó.

En abril de 2011 se constituyó la empresa Sistema Único de Boletos Electrónicos (Subes) con el objetivo de administrar la tecnología para el cobro electrónico de pasaje en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).

La firma fue contratada por el grupo de buseros de Sipago, a finales de 2011, previo al "visto bueno" del VMT, para que instalara las primeras máquinas.

Sipago fue creada jurídicamente a inicios de 2012.

El viceministro Nelson García ha dicho que ninguna otra empresa ha cumplido con los requisitos para ofrecer el mismo servicio tecnológico.

Hasta la fecha Subes no ha podido convencer a los usuarios a que utilicen la prepago en Santa Tecla, Ciudad Merliot, La Libertad y en la zona norponiente y sur de San Salvador.

Los transportistas, que desde un inicio se han opuesto a la ejecución del megaproyecto debido a la falta de transparencia, dijeron que solicitarán a la Fiscalía General de la República (FGR) que investigue de dónde provienen los fondos invertidos.

Tampoco descartaron poner una pieza de correspondencia en la Asamblea Legislativa para que los actores del proyecto de modernización expliquen quién está realmente detrás, y si empresas extranjeras pueden invertir en el transporte público.

"Pero nosotros tenemos nuestras propias valoraciones de cómo realmente podría estar llegando el dinero a Subes y Sipago, nosotros pensaríamos que sería a través de Alba", enfatizó Soriano.

Genaro Ramírez explicó que si empieza a operar el sistema, iniciarán una batalla legal porque estarían violando los derechos constitucionales de los actuales operadores.

"Nosotros también vamos a ir a la CSJ, si hay un poco de justicia en el país tienen que revocar esa 'autorización' a nombre de Sipago, Subes y Alba Petróleos", dijo Ramírez.

Subes y Sipago se han asociado con la empresa colombiana SI99, quien tiene experiencia con Trasmilenio en ese país, para que sea el operador tecnológico del Sitramss.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación