Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asocio Cel-Enel generó $481 millones al país

Exdirector de LaGeo asegura que el convenio entre la empresa Enel Green Power y CEL permitió que las utilidades por acción aumentaran y que CEL-INE incrementara su patrimonio

Asocio Cel-Enel generó $481 millones al país

Asocio Cel-Enel generó $481 millones al país

Asocio Cel-Enel generó $481 millones al país

El asocio público privado que suscribieron la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) y la empresa italiana Enel Green Power ha resultado favorable a los intereses de El Salvador porque le ha generado beneficios en el orden de los 481 millones 668 mil dólares entre los años 2002 -2012, según Vicente Machado, exdirector de la compañía LaGeo, durante su declaración ante el Juzgado Séptimo de Instrucción.

Basado en datos contables de LaGeo, surgida por el asocio, Machado aseguró que el consorcio CEL-INE (Inversiones Energéticas S.A. de C.V.) en ningún momento ha perdido su patrimonio y, por el contrario, aumentó el número de acciones dentro del asocio público privado suscrito con Enel.

"En un período de 12 años, los impuestos que pagó LaGeo ascienden a 161 millones de dólares, y los dividendos que ha recibido CEL-INE son 276 millones de dólares, más la reserva legal que le queda a la empresa (que) son cerca de 500 millones de dólares entre 2002 y 2012 de beneficios al Estado de El Salvador... ¿Dónde están esos 500 millones? No lo sé, pero se le fueron entregados al accionista INE", dijo Machado, quien es uno de los nueve acusados en el caso.

Las cifras de LaGeo reveladas por Machado apuntan a que al inicio del asocio, CEL aportó 122 millones de dólares y hasta el año 2012 esa cifra se había duplicado a 275 millones 987 mil dólares, más la reserva legal de la compañía que ascendía a 44 millones 262 mil dólares.

Machado, quien fungió como director de LaGeo entre los años 2002 y 2012, detalló que en ese mismo periodo, Enel invirtió 106 millones 24 mil dólares en la explotación geotérmica de las plantas de Berlín, Usulután; y Cuyanausul, en Ahuachapán. Por esa inversión, Enel obtuvo 43 millones 645 mil dólares en acciones en LaGeo.

Actualmente la participación accionaria de Enel en LaGeo es del 36.5 por ciento y CEL tiene el 63.5 por ciento de las acciones en la empresa del asocio, explicó.

Aseguró que desde que Enel comenzó su inversión en la empresa LaGeo, cada acción empezó a tener mayor valor económico, de tal manera que en 2002 cada acción costaba 23 centavos de dólar y así fue creciendo hasta que en 2012 se incrementó a 4 dólares con 70 centavos por cada una de las más de 16 millones de acciones que tenía CEL en la empresa LaGeo. Ese mismo valor tenían cada una de las 9 millones 277 acciones de Enel, en la compañía del asocio.

Y lo que es más importante para Machado es que "actualmente el usuario paga en promedio 20 centavos de dólar por cada kilovatio/hora. Si no existiera LaGeo, por lo menos el usuario estaría pagando 25 centavos de dólar por kilovatio/hora, y si no se hubiese frenado la inversión de Enel como parte del asocio, estaríamos pagando 15 centavos", explicó.

Machado rechazó el manejo "populista" que se ha querido hacer para satanizar la inversión de la sociedad italiana, en el sentido de que Enel se llevaría los recursos energéticos fuera del país.

"La geotérmica (el vapor) se produce y se consume aquí en el país y no más de 300 a 400 metros del pozo, porque se pierde la presión y se convierte en electricidad que se consume aquí. Entonces los italianos no se están llevando el subsuelo ni se están llevando el vapor", dijo Machado.

"A mí no me consta, pero me lo expresaron varias personas, de que el gobierno anterior le ofreció a Enel con el tema del acuerdo, que le iba a dar el 50 por ciento en vez del 53 por ciento de las acciones, pero que ellos iban a administrar LaGeo", reveló.

De lo anterior viene el problema de fondo de la acusación en contra de los nueve exfuncionarios y ejecutivos de Enel, según Machado, y no era que el gobierno anterior velaría por los recursos geotérmicos del Estado, sino más bien, su interés por querer administrar a la empresa LaGeo, "porque se convierte en un paraíso para cualquier político sin conocimiento técnico, sin preparación de negocios y adicionalmente sin la auditoría de la Corte de Cuentas, porque es una sociedad anónima".

"El meollo es el control de la compañía, el disfraz es el populismo, al señalar que se van a llevar el subsuelo, el vapor, es lesivo para el Estado y todas las barbaridades que han dicho", dijo.

Para hacer creer que el asocio CEL-Enel se trata de un hecho de corrupción, diseñaron una acusación judicial que está sustentada en los mismos argumentos con los que el gobierno perdió la contrademanda que interpuso en contra de Enel en la Cámara Internacional de Comercio de París, explicó.

"Se perdieron porque no tenían argumentos, eran cosas descabelladas", dijo Machado, quien agregó que "toman esos argumentos con los que perdieron en París, Francia, y los usan contra un grupo de personas que no somos ni los socios ni los accionistas de Enel, pero se nos acusa de participar en una supuesta conspiración que se tenía para que Enel ganara y que se llevara los bienes de LaGeo".

"En ningún momento hubo tal conspiración, fue un proceso limpio y ese asocio público privado ha sido rentable... porque LaGeo ha sido una empresa exitosa", enfatizó.

Machado dijo que se ha hecho todo un escándalo por el asocio CEL-Enel cuando en mayo de 2001, la Superintendencia de Electricidad (Siget) le otorgó una concesión a la empresa Orpower 7 que era una subsidiaria de Ormat Industrie de capital israelí para la explotación de campos de San Vicente y Chinameca.

En esa oportunidad, Ormat pidió al gobierno, sin embargo, un contrato de largo plazo de compra de energía, al igual que exenciones fiscales para iniciar el proyecto.

Embargos con base en informe erróneo

Machado aseguró que el embargo de 2,106 millones de dólares ordenado por la Cámara Primera de lo Penal está basado en un informe de la oficina Ochoa Benítez Asociados y "adolece de garrafales errores y no cumple con los criterios mínimos que un peritaje formal requiere".

Señala que el peritaje de esa firma auditora valora el 53 por ciento de LaGeo en 2,057 millones de dólares, es decir, 35 veces mayor que el peritaje de la Corte de Cuentas.

Además estima que el daño alegado a CEL-INE asciende a 66 millones de dólares, cinco veces mayor que el de la auditoría de la Corte de Cuentas.

Ayer el Juzgado Séptimo de Instrucción juramentó a Jorge Vega Silva, experto en geotermia, para que se una al grupo de especialistas que ya trabajan en el tercer peritaje financiero contable en el caso.

Vega Silva, quien fue propuesto por la Fiscalía, estudiará que el funcionamiento de las plantas geotérmicas en investigación estén en buenas condiciones y se espera su informe en diciembre próximo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación