Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asistente firma para la compra de 50 canastas

La funcionaria estampó su firma en lugar de Reyes para autorizar la compra por $7,422. ARENA pide investigar ese hecho.

La autorización para adquirir 50 canastas navideñas bajo el concepto de "regalías para atenciones oficiales" por $7,422, que salió de la Presidencia de la Asamblea Legislativa el 6 de diciembre de 2012, no fue respaldada por el titular, Sigfrido Reyes, sino por su asistente, algo que según dos diputados de ARENA se debe investigar.

Los legisladores Carmen Elena de Escalón y Roberto d'Aubuisson dicen que ese procedimiento podría rayar hasta con la ilegalidad.

Documentos en poder de este medio y luego confirmados por la Asamblea detallan que en el proceso de compra número 1,419 que se envió a la UACI, lleva el sello de la presidencia de la Asamblea pero, aparentemente, autorizadas por Karla Beatriz Recinos, asistente de Reyes y administradora del contrato.

La solicitud detalla aval para la compra de 25 canastas navideñas con 12 productos, 15 canastas con 15 productos y 10 con 25 productos que incluye vino y embutidos gourmet.

El Reglamento Interno de la Asamblea (RIAL) no establece que se pueda delegar a empleados administrativos este tipo de decisiones. El artículo 12, inciso 3, dice que la Junta Directiva puede designar al directivo o directivos que deberán desempeñar las funciones de refrendarios de cheques para los gastos del Órgano Legislativo y, además, distribuirá responsabilidades del trabajo administrativo entre cada uno de los miembros".

El artículo 143 del RIAL reitera que "la junta directiva es la responsable de la administración de la Asamblea".

"No es legal, ¿cómo va a ser legal que un asistente firme?, esas cosas tienen que investigarse a profundidad porque no podemos permitir que se burle de la ley porque hay todo un mecanismo que se debe cumplir", dijo De Escalón.

D'Aubuisson, por su parte, dice que un administrador de contrato puede iniciar un proceso de compra pero quien tiene que avalarlo es el gerente de área, que en este caso es Sigfrido Reyes, como aparece en los documentos. Dice, además, que la función de autorizar procesos de compras institucionales es "indelegable porque es él quien responde ante la Corte de Cuentas".

"Nadie puede suplir al gerente del área, esa es una anomalía y creería yo que puede lindar con la ilegalidad porque no es la persona autorizada para avalar una compra", dice.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación