Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a trabajadores en Santa Cruz Michapa

Una de las víctimas era un vendedor de productos de telefonía, el otro era un vigilante privado.

Sitio donde asesinaron al vendedor y al vigilante. Foto EDH /Jaime Anaya

Sitio donde asesinaron al vendedor y al vigilante. Foto EDH /Jaime Anaya

Sitio donde asesinaron al vendedor y al vigilante. Foto EDH /Jaime Anaya

Dos hombres fueron asesinados ayer en el cantón Michapita, del municipio de Santa Cruz Michapa, departamento de Cuscatlán, cuando se desplazaban en una motocicleta como parte de su trabajo, informó la Policía.

Las víctimas fueron identificadas como Omar Rolando Vásquez Girón, de 30 años, vendedor, y Henry Adilio Artiga Guardado, de 35 años, quien le daba seguridad a su compañero.

Según el reporte policial se presume que el móvil del hecho se pudo tratar del robo, ya que al vigilante le quitaron su arma de fuego.

El doble asesinato se produjo en las cercanías del centro escolar General Segundo Ruano Rivas, donde, ante lo sucedido, los alumnos fueron despachados antes de la hora de salida.

El municipio de Santa Cruz Michapa, al igual que su vecino, San Pedro Perulapán, han tenido en este año un repunte de hechos violentos, varios de ellos derivados en asesinatos, según fuentes policiales.

El pasado 15 de mayo, un equipo de investigadores policiales que andaban en un vehículo particular fue atacado a balazos en el cantón El Centro, dominado por la pandilla 18. En esa ocasión resultaron lesionados un oficial de la Policía y un miembro de la estructura criminal.

En un hecho más reciente, el miércoles anterior, hubo un ataque armado donde resultó lesionado una persona.

Pandilla 18, la más fuerte

De acuerdo con fuentes policiales, la mayor parte del municipio de Santa Cruz Michapa es dominada por la pandilla 18, pero esta a su vez, está dividida en Sureños y Revolucionarios; que mantienen una guerra abierta por el dominio territorial.

Fuentes policiales indican que en ese municipio se investiga a varios miembros de la corporación policial que tienen familiares podrían tener vínculos con la mara 18.

Las pesquisas policiales indican que los pandilleros se jactan de que sus parientes policías les ayudan a solucionar problemas o incluso en sus propósitos de venganza.

De acuerdo con las fuentes, hace varios meses un vendedor y un vigilante fueron detenidos porque arremetieron contra varios pandilleros que, en casos separados, los estaban extorsionando.

Fuentes policiales indican que a pesar de que las pesquisas fueron iniciadas hace bastante tiempo, desconocen las razones por las que la Policía no procedió contra los agentes.

En otro hecho, el cadáver de un hombre fue encontrado a siete metros de profundidad en una barranca a orilla de la calle que conecta de la colonia Santa Isabel con el baipás, en Santa Ana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación