Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asamblea gasta 125,000 dólares en contratar dos hoteles y comidas

El servicio hotelero requerido por la junta directiva del Congreso para lo que resta del 2014 incluye habitaciones y comida gourmet durante reuniones de los legisladores

Empleados de la Asamblea durante la recepción de apertura de la actual legislatura 2012-2015. EDH /archivo

Empleados de la Asamblea durante la recepción de apertura de la actual legislatura 2012-2015. EDH /archivo

Empleados de la Asamblea durante la recepción de apertura de la actual legislatura 2012-2015. EDH /archivo

La Junta Directiva de la Asamblea Legislativa ya otorgó la contratación a dos hoteles para el servicio de alojamiento y comida gourmet, con todas las comodidades, como aire acondicionado, piscina, comida a la carta y chef, para las reuniones futuras de trabajo de los legisladores.

De acuerdo con la información publicada en la página electrónica gubernamental para las compras y contratación de servicios estatales (www.comprasal.gob.sv), el contrato fue adjudicado a dos hoteles por un monto de 125,000 dólares.

La adjudicación, según la misma publicación, fue a favor de las empresas Hoteles e Inversiones S.A. de C.V. y Cía.; y Hotelera Salvadoreña S.A. de C.V. y con fecha 9 de junio de 2014. Cada uno de los dos contratos es por $62,500 (ver documentos).

Se trata de la licitación LP-08/2014 "Servicio de Hostelería", cuyas bases fueron aprobadas por la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa el 27 de marzo pasado y adjudicadas el mes anterior.

En el documento se detalla las especificaciones técnicas del contrato y se dividen en: instalaciones, servicios y servicio de alimentación.

Las exigencias de la Asamblea Legislativa para otorgar el contrato a las empresas hoteleras son rigurosas. Uno de los requisitos a cumplir por la empresa hotelera es que el personal que atienda a los diputados sea "al menos bilingüe" y el "chef calificado".

Para el rubro de instalaciones se exige que las habitaciones sean completamente alfombradas, con camas dobles y sencillas. Piden que se incluyan habitaciones alfombradas para fumadores y no fumadores, habitaciones acondicionadas para personas discapacitadas, con baño privado, servicio de televisión con cable y servicio de Internet inalámbrico (ver documentos).

Para el alojamiento de los legisladores o invitados, la junta directiva del Congreso pide que el servicio incluya desayuno buffet, tanto en la habitación sencilla como para la ejecutiva.

Las habitaciones deben de contar con secadora de pelo, planchador, plancha, caja de seguridad, cafetera y reloj despertador, de acuerdo a las especificaciones que se enumeran en las bases de licitación.

Requiere la Asamblea Legislativa que haya aire acondicionado en áreas públicas, tener a su disposición al menos un restaurante, bar, piscina, gimnasio y centro de negocios.

Otra exigencia es que haya salones múltiples para eventos con capacidad mínima de 1,000 personas y servicio de Internet inalámbrico de alta velocidad sin costo adicional en salones y espacios públicos, y alquiler de computadoras personales.

Las instalaciones deben contar con cajero automático, máquinas de hielo, servicio de habitaciones, servicios de periódicos, servicio de fotocopiadora y sistema de vigilancia con circuito cerrado.

De acuerdo con el miembro de la junta directiva del Congreso, el diputado de ARENA, Carlos Reyes, la decisión de requerir esos servicios fue tomada en común acuerdo de los que integran esa instancia y que así será en adelante.

Según el legislador tricolor, dicho servicio de hotel será utilizado para reuniones de trabajo legislativo que sí lo ameriten durante el periodo de junio al 31 de diciembre de este año.

"Estamos siendo bien cuidadosos, por lo menos de parte de ARENA hemos dicho con toda claridad que no vamos a permitir que se estén haciendo cosas a la loca, a la carrera; cualquier cosa se puede hacer aquí en la Asamblea Legislativa, cualquier reunión que se pueda dar, pero ya cuando estamos hablando de hoteles debe de ser de verdad un seminario que es importante", aclaró el legislador de ARENA.

En esto coincidió el también directivo del Congreso, Guillermo Gallegos, quien dijo no recordar el monto de lo que se dispuso en la junta directiva para este tipo de eventos en los hoteles.

"Es un fondo que fue autorizado pero no necesariamente se tiene que gastar todo, y todo debe pasar por la junta directiva. Cada vez que se necesiten usar esos fondos, tenemos que ver el tipo de evento, cuánto se necesita (de dinero)", aseveró Gallegos, pese a que el contrato ya fue otorgado.

Pero a criterio de Carlos Reyes, en esta ocasión se ha sido más austeros con respecto a años anteriores.

"Antes a cada rato habían eventos, que cualquier comisión pedía que quería ir dos días a un hotel porque iban a discutir allá y todo ese tipo de cosas, todo eso ahora lo hemos disminuido y se está recortando y estamos en el marco de poder disminuir", aseguró Reyes.

De hecho, Reyes aseguró que inicialmente habían dispuesto un presupuesto de $250,000 para ese rubro, pero que lo recortaron a la mitad.

Comparado con los $257,016.56 que la Asamblea gastó en alimentación en el 2013, lo destinado a la contratación de los dos hoteles para lo que resta de este año, el gasto se redujo a la mitad.

Platillos y bocadillos

De acuerdo a las especificaciones del contrato, en lo que se refiere al servicio de alimentación, de antemano exigen contar con un "chef calificado", y el menú será según la instalación y la cantidad de personas a atender.

En el servicio de alimentación en el restaurante del hotel solicitan para el desayuno, almuerzo y cena, menú a la carta y que incluya dos bebidas (jugo y/o café). Para el servicio de alimentos en salones del hotel, están requiriendo para los tres tiempos de comida que sea tipo buffet y dos bebidas (jugo y/o café o puede ser jugo o soda).

El contrato incluye dos "paquete seminario". En el primero con derecho a dos refrigerios y almuerzo con dos bebidas; y en el segundo, un solo refrigerio.

Se requirió, además, servicio de coctel con bebidas no alcohólicas y un mínimo de 20 bocas por persona hasta para 400 personas.

Para aquellos eventos de aproximadamente 1,800 personas la Asamblea Legislativa requiere, para el almuerzo, un plato completo servido y buffet que incluye entrada, plato fuerte y postre.

En el servicio buffet se tendrá derecho a dos variedades de entrada, una que contenga dos ensaladas o una ensalada y una crema, dos tipos de carne para elegir: puede ser carne, pavo, pollo, cerdo y/o pescado, dos guarniciones sugeridas y una variedad de postres.

Se establece en las bases del contrato que el pago por este servicio se hará con fondos del Estado, los cuales provienen de los impuestos que pagan todos los contribuyentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación