Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arzobispo: "Estamos a punto de volvernos un Estado fallido"

Sánchez Cerén promete eliminar criminalidad y Norman Quijano dice que la política de seguridad ha "fracasado".

Arzobispo: "Estamos a punto de volvernos un Estado fallido"

Arzobispo: "Estamos a punto de volvernos un Estado fallido"

Arzobispo: \"Estamos a punto de volvernos un Estado fallido\"

Hoy, el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, se mostró muy critico y preocupado por el nivel de violencia que vive el país, durante la misa que ofició en honor al Divino Salvador del Mundo, en Catedral Metropolitana.

"El nivel de autodestrucción que vivimos en el país amenaza con volvernos Estado fallido", fue una de sus fuertes declaraciones, mientras entre los presentes figuraban el presidente Salvador Sánchez Cerén, el titular de la Coste Suprema de Justicia (CSJ) Óscar Pineda Navas y el alcalde capitalino Norman Quijano.

"¿Cómo actuar con las víctimas de la violencia? ¿Cómo actuar con los niños migrantes? ¿Cómo actuar con las víctimas de la criminalidad?", se preguntó monseñor Escobar Alas ante miles de feligreses que siguieron la misa.

Sus declaraciones se dan en momentos en que el país se encuentra inmerso en una ola de violencia, causada casi en 95% por el accionar de las pandillas, que extorsionan y asesinan a diestra y siniestra, y en donde los homicidios superan los 12 de promedio por día en este año.

Para él, ha llegado el momento de trasformar el país, en el entendido que los problemas pueden convertirse en una oportunidad. "Es momento de transformarnos, con la ayuda del Señor", aseguró.

"¡Divino Salvador del Mundo, sálvanos!", rogó para terminar su interpretación ante los aplausos de la multitud.

Sobre las declaraciones del arzobispo, Sánchez Cerén dijo que su gobierno "está comprometido con terminar con la violencia. Tengamos fe, tengamos esperanza".

"El pueblo no debe dejarse vencer por la delincuencia", añadió el presidente salvadoreño. "No podemos dejar extorsionar", añadió y anunció de nuevo que están por lanzar el sistema nacional de seguridad y convivencia.

Este programa significa más presencia policial en zonas peligrosas, más inteligencia del Estado y trabajo con comunidades, según el mandatario. "Coincide con la visión de la iglesia", afirmó Sánchez Cerén en breves declaraciones tras la misa de hoy.

Entre tanto, el alcalde Norman Quijano, respaldó al arzobispo en el sentido de que el país està al borde de ser un estado fallido. Quijano dijo que es "preocupante" los niveles de criminalidad y que es obvio que la política de seguridad del gobierno ha "fracasado".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación