Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ARENA cautelosa en caso de diferencias con un diputado

El Coena se reunirá hoy con el diputado Gustavo Escalante, quien dice que no actuará igual a ARENA

En la imagen se observa la conversación que mantuvo Gustavo Escalante con su colega Ana Vilma de Escobar. Foto EDH/ jorge reyes

En la imagen se observa la conversación que mantuvo Gustavo Escalante con su colega Ana Vilma de Escobar. Foto EDH/ jorge reyes

En la imagen se observa la conversación que mantuvo Gustavo Escalante con su colega Ana Vilma de Escobar. Foto EDH/ jorge reyes

ARENA prefiere hablar con cautela sobre las diferencias con el diputado de su fracción Gustavo Escalante, quien hizo del conocimiento público una carta en donde expresa discrepancias con la dirigencia arenera, según él por la falta de espacios de participación, entre otros motivos.

El jefe de fracción de ARENA, Donato Vaquerano, dijo ayer que ni al Coena ni a la fracción legislativa ha llegado la nota de Escalante diciéndoles que se separa o renuncia del partido, y que mientras eso no ocurra Escalante sigue perteneciendo a ARENA, y que tampoco han dispuesto tomar medidas disciplinarias en su contra o mucho menos expulsarlo.

Pero en una situación inusual, ayer después de la plenaria, la fracción legislativa de ARENA se reunió de emergencia para tratar, entre otros temas, el caso de Escalante y la evaluación del cuarto año de gobierno del FMLN. Vaquerano dijo que el legislador ha sido convocado para hoy en el Coena para que explique las razones de su separación.

Aunque Vaquerano dijo que Escalante no ha dicho que se va de ARENA, "es el mismo libreto que se hemos observado en otros casos. Sigue el mismo canal, pero nosotros no podemos especular sobre comportamientos a futuro", analizó.

Dijo que Escalante no asistió a la reunión porque se levantó antes de que terminara la plenaria y se retiró.

Cuestionado sobre si el comportamiento del legislador va camino a convertirse en otra fuga del partido, dijo que "las respuestas que se dan en cuanto a comportamientos individuales son de cada diputado y él estará en todo su derecho de hacer sus análisis y vamos a ver cómo se comporta definitivamente", dijo.

Escalante se presentó ayer a la plenaria con actitud esquiva hacia los periodistas y afirmando que no ha renunciado a ARENA. Al pedirle explicaciones de los argumentos expuestos en su carta divulgada la noche del miércoles a los medios de comunicación, se limitó a decir que en la misma está clara su decisión.

En la misma critica a la dirigencia de ARENA de no tener "apertura ni permitir el crecimiento político", que está "cansado de murmuras, amenazas y malos comentarios", que cuando las directivas llegan a pedir ayuda al Coena, "se les cierran las puertas", y que el "poder se perpetúa con recelo", entre otros puntos.

Pero que pese a todo lo anterior "yo no me salgo de mi partido, trabajaré por los ideales de ARENA, bajo sus principios. Yo no quiero ser tildado de vendido", reza en la carta.

Sin embargo, Vaquerano dijo desconocer el contenido de la misma. Ayer durante la plenaria no hubo comunicación entre Vaquerano y Escalante.

Vaquerano defendió que en ARENA todos los diputados tienen libertad de expresarse y de votar a su voluntad, que a nadie se le coarta ese derecho.

Al finalizar la plenaria se le preguntó a Escalante si había hablado con el Coena, pero dijo que no, pero en una plática por chat con su colega Ana Vilma de Escobar, Escalante escribe que el presidente del Coena, Jorge Velado le llamó ayer por teléfono. (Ver foto).

Velado se encuentra de gira en EE.UU. junto al candidato presidencial del partido, Norman Quijano y desde allá aseguró que Escalante es un buen miembro de su partido.

"Estoy seguro que no se va de ARENA... Gustavo es realmente un arenero, ha trabajado muchísimo el territorio, querido dentro de la juventud del partido. Nos llamó, que él en ningún momento estaba queriendo salir del partido, que amaba ser arenero", expresó Velado ayer.

Dijo estar sorprendido de la decisión de Escalante. Recordó que fue quien denunció en días pasados ante la Fiscalía el intento de soborno para que se saliera de ARENA, y que hasta le confió los nombres de quienes le ofrecían dinero para dejar las filas del partido.

Para Velado será difícil que Escalante pueda manejar una "agenda legislativa distinta", aún perteneciendo a ARENA como la que ha mencionado en su carta de separación de decisiones partidarias. "Es un poco difícil que un diputado pueda manejarse solo. No tiene todo el respaldo que tiene una fracción", acotó.

Velado reconoce que en algún momento hubo diferencias con Escalante sobre la conducción partidaria en La Libertad, de donde él es diputado, pero que no son de "alarma". Destacó que Escalante no se fue por dinero anteriormente y cree que no es ese el motivo de su separación.

Ana Vilma de Escobar y Roberto d'Aubuisson, acuerparon a Escalante.

Según De Escobar el partido debe generar espacios de participación y permitir la renovación. De Escobar tildó de "valiente" la decisión de su colega. Mientras que d'Aubuisson dijo que debe analizarse lo dicho por Escalante. "Creo que hay cosas que no podemos ignorar, hay un señalamiento puntual de parte de él y hay que tomar cartas en el asunto", aseveró.

Los diputados también reaccionaron sobre el asunto.

Guillermo Gallegos, de Gana, dijo que lo conocía poco, que "nunca he cruzado ni los buenos días con él... ni le conozco el timbre de su voz", ironizó.

Rigoberto Soto, diputado disidente de ARENA, dijo que no se han comunicado con Escalante ni antes de su carta ni después. No descartó que una vez se aclare su situación lo inviten a adherirse a su nueva fracción.

Roberto Lorenzana, del FMLN, dijo que el "cáncer" en ARENA ha avanzado, ya es una "metástasis", dijo.

Escalante se sentó en su mismo curul.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación