Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Anomalías en obras El Chaparral encienden debate en la asamblea

ARENA pide crear una comisión especial legislativa que indague el pago de $108.5 millones a Astaldi por una obra inconclusa. El FMLN argumenta que el caso es "político" y prefiere que sea la Fiscalía General la que indague, no la Asamblea

Sesión plenaria de la Asamblea Legislativa. Foto EDH
Sesión plenaria de la Asamblea Legislativa. Foto EDH

"¿Y cuál es el miedo de que hagamos la comisión? ¿Tienen miedo FMLN?", preguntó con insistencia el diputado arenero Alberto Romero a sus colegas del partido oficial FMLN en la Asamblea, al exponer la necesidad de crear una comisión especial legislativa que investigue a fondo las anomalías denunciadas por la malograda construcción de la represa El Chaparral, empezando porque durante el gobierno efemelenista de Mauricio Funes (2009-2014) se terminaron pagando 108.5 millones de dólares literalmente por un hoyo.

Visiblemente incómoda y a diferencia de hace unos días cuando en una entrevista de televisión consideró que ese despilfarro tenía que investigarse, la presidenta de la Asamblea, la oficialista Lorena Peña, respondió a Romero: "No hagan intervenciones de cosas que den risa".

Así comenzó a caldearse la plenaria del jueves, en una discusión que duró más de dos horas por un tema que cada vez indigna e intriga más a la ciudadanía, sobre todo al conocerse que en 2012 la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) pagó $108.5 millones por una obra que fue dejada a medias por la constructora Astaldi, alegando "imprevistos imprevisibles".

A eso se agrega que se pagaron otros $9.5 millones a la empresa brasileña Intertechne por dos diseños que resultaron inútiles.

"¿Cuál es el miedo que destapemos la corrupción de los nuevos ricos de este país?", les recriminó Romero en la plenaria a los del FMLN.

La presidenta de la Asamblea, Lorena Peña, y sus colegas efemelenistas Santiago Flores, Jaime Valdez y Calixto Mejía, contraatacaron, argumentando que crear una comisión especial por ese motivo es un tema "político" y consideran que es la Fiscalía General la llamada a investigar y no la Asamblea Legislativa.

La Fiscalía ha iniciado una investigación formal del proyecto y reveló que el peritaje iniciado en octubre determinó que el terreno en que se comenzó a construir la represa era inadecuado, algo que ya habían advertido las supervisoras de la obra cuando comenzó a ejecutarse.

Ahora falta que el Ministerio Público determine si fue legal o ilegal el multimillonario pago a la constructora, que fue defendido en su momento por Funes, pese a que los trabajos quedaron abandonados.

Peña aseveró ayer que se opone a la creación de la comisión porque podría afectar el proceso de investigación que la Fiscalía tiene en marcha.

Días antes, la diputada presidenta había dicho que estaba de acuerdo con que se investigara el caso, pero en la plenaria del jueves dijo que se debía comenzar desde la administración del expresidente Francisco Flores, aun cuando los millonarios pagos por un hoyo se produjeron entre los gobiernos de Antonio Saca y su sucesor, Mauricio Funes.

Sobre estas declaraciones, el arenero René Portillo Cuadra le dijo: "Estoy seguro presidenta que usted dijo de buena fe en un medio de comunicación que se investigara el tema de El Chaparral, pero la comisión política de su partido le jaló el aire y después tuvo que retractarse, pero la felicito presidenta".

Peña le contestó: "Por aludida le voy a comentar diputado: a mí nadie me jala el aire".

Más adelante, la farabundista argumentó su oposición a la comisión solicitada por ARENA. "Lo que he dicho es que quiero que esa investigación concluya y me preocuparía que aquí hagamos una comisión que intervenga en esas investigaciones para que no concluya. Eso sería realmente muy sospechoso. Yo así lo veo, porque ni vamos a tener aquí peritos, ni geólogos, ni nada de eso para hacer investigaciones formales, pero sí podríamos meternos a entorpecer las investigaciones", insistió.

Pese a esto, el FMLN no tuvo reparos en la legislación pasada en formar dentro de la Asamblea Legislativa dos comisiones especiales y en plena época electoral: la del contrato entre la CEL y Enel y los donativos de Taiwán en el que se involucró al expresidente Francisco Flores.

"Uno en realidad no entiende cuál es la lógica, cuál es la intención de todas estas piezas de correspondencia, pero cuando estuvimos en la comisión investigando el caso CEL-Enel dijeron que no creían en las comisiones especiales porque éramos políticos los que estábamos en la comisión y fueron a poner la denuncia en la Fiscalía para que investigara el caso que hoy quieren que se investigue, claro, la estrategia ya cambió", esgrimió Jaime Valdez, del FMLN.

Mario Ponce, del PCN, intervino y dijo que el partido estaría en la disposición de crear una comisión especial si el fin último es que las obras en El Chaparral culminen.

Conforme pasaban las horas los dimes y diretes arreciaron en el Salón Azul entre los diputados de ARENA y el FMLN, recriminándose "corrupción" en los millonarios proyectos de inversión energética El Chaparral y CEL-Enel.

El FMLN argumentó que las irregularidades en la obra vienen desde 1997 mientras ARENA describía un proceso "amañado" en el que el expresidente Mauricio Funes y Antonio Saca fueron mencionados como los principales protagonistas. "Le vamos a quitar la chaqueta a Mauricio Funes", afirmó la diputada Carmen Elena de Escalón, de ARENA.

"Debería de darles pena y vergüenza que estamos arreglando sus entuertos, realmente los firmantes de esta pieza y de quienes han hablado esta noche del partido ARENA y aquellos que les falta hablar debería darles un poco de vergüenza que ahora el FMLN, los funcionarios del FMLN, el gobierno del FMLN esté corrigiendo esas fallas de origen de esos proyectos que deberían de ser proyectos de país", cuestionó el diputado Calixto Mejía, del FMLN.

Sin embargo, las anomalías en torno a El Chaparral vienen desde 2006 y en 2011, durante el gobierno de Funes, la obra se paralizó.

En octubre de 2013, el mismo Funes alegó que el caso no ameritaba ninguna investigación. "¿Por qué voy a investigar algo que está apegado a la ley? ¿Por qué voy a investigar algo que si bien es cierto que implica una erogación adicional a CEL como de 23 millones de dólares?", argumentó Funes en ese entonces.

Según defendió Funes, era mejor terminar de pagarle a Astaldi que enfrentar una demanda internacional.

Las anomalías que ARENA pide investigar abarcan desde la adjudicación de El Chaparral en 2006 a la empresa brasileña Intertechne en el periodo de Saca.

Al respecto se pronunció la diputada tricolor Karla Hernández, haciendo ver que en la línea del tiempo se podía denotar que las irregularidades vienen desde 2006 a la fecha.

Reseñó que una planta como la de El Chaparral con la capacidad que se estimaría de su generación de electricidad no costaría $220 millones como lo había previsto el Gobierno.

"Cuando nosotros vemos el cálculo según el costo nivelado de electricidad, que es el indicador internacional para medir cuánto cuesta una planta de generación hidroeléctrica, vemos que una planta como El Chaparral tiene un costo de $133 millones", afirmó, al tiempo que les recordó que la CEL contrató dos veces a Intertechne para el diseño de la obra.

"Les recuerdo señores del FMLN, sus funcionarios pagaron 108 millones de dólares a la empresa italiana Astaldi y de premio le dieron más de $30 millones en otro proyecto, les recuerdo: ustedes pagaron dos diseños que no funcionaron, ninguno, más de $9.5 millones y de premio le han dado una supervisión de $9.3 millones", recriminó el también tricolor Carlos Reyes, de ARENA.

Cabe recordar que el mismo presidente de la Corte de Cuentas de la República, Johel Humberto Valiente, admitió reparos encontrados en una auditoría sobre el caso El Chaparral y que por eso se encuentra en la etapa de juicio de cuentas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación