Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ANEP: "el veto de Funes por Subes favorece a Alba"

b Gremial desafío a Superintendencia de Competencia a investigar si hay monopolio

La gremial asegura que el proyecto de las tarjetas electrónicas es parte de los rubros en los que Alba quiere invertir y que el aparato estatal le está facilitando el camino. Foto EDH/ archivo

La gremial asegura que el proyecto de las tarjetas electrónicas es parte de los rubros en los que Alba quiere invertir y que el aparato estatal le está...

La gremial asegura que el proyecto de las tarjetas electrónicas es parte de los rubros en los que Alba quiere invertir y que el aparato estatal le está facilitando el camino. Foto EDH/ archivo

El director Ejecutivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) aseguró ayer que el veto del presidente Mauricio Funes al uso de dinero en efectivo en las unidades del transporte público beneficia al conglomerado Alba, que ha mostrado públicamente su interés por participar del Sistema de Boletos Electrónicos (Subes).

"Nos hemos dado cuenta de que Subes es parte del proyecto Alba. A subes le han dado el monopolio para manejar 1.8 millones de pasajeros diarios, lo que significan ingresos de por lo menos $1.5 millones diarios", aseguró el empresario, quien no quita el dedo del renglón en la rápida expansión de Alba.

Jiménez dijo que para nadie es un secreto que el mismo dirigente del FMLN y asesor de Alba Petróleos, José Luis Merino, ha expresado su intención de invertir en el sistema prepago.

El Diario de Hoy publicó el 5 de enero que Alba Petróleos daría $26 millones para las tarjetas prepago, cuya inversión total asciende a $31 millones.

El proyecto es impulsado por Sipago, una empresa formada por algunas asociaciones de transportistas dirigidas por Miguel Castañeda, Catalino Miranda y Rodrigo Contreras Teos.

Jiménez dijo que pese a que otras empresas y asociaciones de transportistas quisieron crear su propia tarjeta prepago, el Viceministerio de Transporte de decantó solo por aprobar el proyecto de Sipago, que es por hoy, la única empresa que ha iniciado la comercialización de estas tarjetas electrónicas.

Esa preferencia genera suspicacias pues a juicio del empresario, lo ideal hubiera sido que el Viceministerio de Transporte abriera un proceso de licitación transparente.

Sin embargo, el proyecto se asignó a través de un concurso privado en el que no hubo opción para que otros participaran.

El empresario desafió a la Superintendencia de Competencia a que investigue a esta compañía y la injerencia de Alba en ella a fin de determinar que este proyecto es un "monopolio".

Aclaró que ANEP no está en contra de la modernización del sistema de transporte y su modalidad de pago, pero dijo que este proceso debe hacerse apegado a la ley y con total transparencia.

Pidió al Viceministerio de Transporte que presente el nombre de quiénes son los accionistas de Sipago y de Subes y del proceso que se realizó para otorgar a una sola empresa este millonario proyecto.

La ANEP también ha señalado que el Gobierno está facilitando el camino a Alba en otros rubros económicos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación