Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ANEP propone reactivación económica vía reformas y más certeza jurídica

La gremial se mantendrá en las mesas de diálogo con el Gobierno, pero exige reglas claras para lograr acuerdos políticos y económicos.

Jorge Daboub (izq.), Luis Cardenal y Javier Simán, representantes de la ANEP, Cámara de Comercio y ASI

Jorge Daboub (izq.), Luis Cardenal y Javier Simán, representantes de la ANEP, Cámara de Comercio y ASI, respectivamente.

Jorge Daboub (izq.), Luis Cardenal y Javier Simán, representantes de la ANEP, Cámara de Comercio y ASI, respectivamente.

Más allá de evaluar de forma cuantitativa los primeros 100 días de la presidencia de Salvador Sánchez Cerén, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), le recordó al Gobierno que el país solo puede salir de la situación económica y política actual si se promueven reformas clave para generar empleos , se respeta la institucionalidad para dar confianza y se crea una política de seguridad clara y acciones de gran alcance.

Además, la principal gremial del país consideró que por el momento es inviable lograr crecimiento a un ritmo del 3% del Producto Interno Bruto (PIB), según lo prometió el mandatario durante su campaña electoral, sobre todo porque el impacto de los nuevos impuestos y el estancamiento económico, entre otros factores, están limitando la inversión.

Jorge Daboub, presidente de ANEP, enfatizó que si el gobierno adopta las medidas propuestas se podrán generar 25,000 empleos y la recaudación sumaría $250 millones anuales, lo cual, según el líder gremial, puede concretizarse si los acuerdos políticos tienen una visión nacional y cuentan con el respaldo de todos los sectores.

"Nuestra agenda es la de generar empleo bajo principios de libertad económica y política. A Sánchez Cerén le seguimos dando el beneficio de la duda, pero debe dejar las medidas de propaganda y aterrizar con soluciones concretas. Nuestro apoyo como empresarios sigue en pie, pero hay que trabajar con seriedad", analizó Daboub.

Por ello, a la fecha los empresarios dudan de la austeridad en el gobierno, sobre todo en ministerios clave, aunque le reconocen que reducir la confrontación es un punto a favor en la estrategia de diálogo. Eso sí, reprochan los acuerdos bajo la mesa, los "madrugones" legislativos y la poca transparencia.

"Queremos y apoyamos el diálogo, pero debe de ser franco, no sólo una táctica para justificar sus decisiones arbitrarias. La evaluación sin duda es negativa pero es más importante ver las consecuencias que las sentimos todos los salvadoreños", subrayó Luis Cardenal, miembro de ANEP y presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal).

Por otra parte, Daboub afirmó que en 100 días no se han tomado medidas que den tranquilidad (o al menos enviado señales al respecto) y que en el sector empresarial algo fundamental es que existan condiciones para dinamizar la industria, la agricultura y los servicios, sobre todo reduciendo los trámites, mejorando la infraestructura logística y apostando por polos de desarrollo.

"El Salvador está en un momento donde más impuestos son una decisión equivocada, porque no favorecen a cambiar el curso del bajo crecimiento. Esto desincentiva la inversión, además del exceso de trámites y la poca capacidad del Estado de brindar servicios de calidad", insistió Daboub.

El Comité Ejecutivo de ANEP coincidió en que los cuatro problemas nacionales que se deben de solventar son la posible recesión, la seguridad ciudadana (que está, a juicio de la Asociación, sin control), el poco empleo y la pobreza, aunque no ven posiciones firmes al respecto.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación