Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Analizan emergencia por sequía

El Ministerio de Agricultura solicitará abrir contingentes de importación

Mediante su mecanismo de negociación, Bolpros ha ayudado a agricultores durante tiempos de sequía

Mediante su mecanismo de negociación, Bolpros ha ayudado a agricultores durante tiempos de sequía

Mediante su mecanismo de negociación, Bolpros ha ayudado a agricultores durante tiempos de sequía

El Gobierno analiza desde ayer la aprobación de una declaratoria de emergencia para hacer frente a la sequía que se ha prologando por más de 20 días en algunas zonas del país, y que ya afectó a más de 40 mil productores en el territorio y además está provocando el alza de los precios del frijol y el maíz en los mercados.

El frijol que el país está importando desde Nicaragua y con el que se está garantizando un abastecimiento del producto rojo , por ejemplo, se está comprando un 5 % más caro de lo que se pagó en 2014.

El ministro del ramo, Orestes Ortez, también dijo ayer que se solicitará lo antes posible a la Asamblea Legislativa que les apruebe otros dos contingentes de importación de 80 mil toneladas de maíz y otras 6 mil toneladas de frijol.

La decisión se discutía hasta ayer por la tarde en la Comisión Nacional de Protección Civil en la que están representantes del Ministerio de Agricultura (MAG), del Ministerio de Medio Ambiente y del Ministerio de Gobernación, entre otros.

Al declararse emergencia nacional, el MAG podría disponer con más rapidez de recursos propios y de la cooperación internacional para implementar medidas paliativas como la entrega de paquetes alimenticios y semilla para las familias que viven de los granos que cosechan, así como abrir contingentes de importación que mantengan abastecido el mercado.

Desde la semana pasada el precio de los granos básicos comenzó a subir . Los reportes del MAG señalan que el quintal del frijol ya cuesta, nuevamente, $90, por lo que la libra de este grano básico no se paga a menos de $1 en los mercados.

Lo mismo ocurre con el maíz. El quintal del producto básico para las tortillas de los salvadoreños tiene un precio de $23 y la libra, $0.25.

Los datos de la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc) ya muestra un alza en la canasta básica alimentaria. En mayo del año pasado esta costaba $180, pero ahora ha subido $20 y su precio actual es de $200 en el área urbana. En el área rural la canasta de alimentos costaba $129, pero ahora su costo es $144, es decir que ha aumentado $15.

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) señaló la semana pasada que El Salvador "no está en la vía" de reducir el hambre, como una meta internacional.

El ministro de Agricultura asegura que el alza en los precios es producto de la especulación pues cree que, a pesar de que la sequía afectó a los agricultores el año pasado, se obtuvo una cosecha de 17.8 millones de quintales de maíz blanco y 2,630 quintales de frijol que pueden suplir el mercado. Esta vez los agricultores dicen que se esperaba una cosecha de 150,000 de frijol y otros 20 millones de quintales de maíz, pero debido a la sequía se prevé que se pierda el 75 % de esta meta.

"Lo que puedo decir es que existencias de maíz, frijol y arroz hay", dijo el funcionario. Además, aseguró que se ha mantenido abierto un contingente de frijol de 9 mil toneladas métricas desde el año pasado, del que los importadores solo han necesitado 2 mil toneladas. Nicaragua también ha tenido una cosecha récord en marzo, por lo que Ortez no cree que se justifiquen los precios altos con un desabastecimiento.

Por su parte la ministra de Medio Ambiente, Lina Polh, dice que han estado muy pendientes del comportamiento del clima. "Para lo que tenemos que estar preparados es para la nueva situación: menos agua, menos lluvia", dijo Polh en referencia a que las sequías pueden ser constantes en los próximos años, por lo que el país tiene que prepararse con reservorios, presas hidroelétricas y otras medidas que garanticen el agua para todas las familias y para los agricultores.

Sin distritos de riego

La sequía vuelve a tomar por sorpresa al Ministerio de Agricultura, que a pesar de haber sufrido una sequedad similar el año pasado y conocer con anticipación que este año ocurriría una situación similar o incluso más complicada, mantiene en abandono importantes fuentes de agua como los distritos de riego en Zapotitán y Lempa- Acahuapa.

El diputado de ARENA de la comisión agropecuaria en la Asamblea Legislativa, Mario Marroquín, dijo que el Gobierno no ha hecho nada por esos distritos durante los últimos cinco años a pesar de que para algunos de ellos, ya cuenta con dinero en mano.

Solo el distrito de Lempa-Acahuapa, que atraviesa los departamentos de San Vicente y Usulután, beneficia a más de mil agricultores de la zona.

El diputado del partido GANA, Lorenzo Rivas, pidió ayer a sus colegas que emitan un recomendable para que el Ministro de Agricultura explique cuáles serán las medidas que tiene previstas realizará para afrontar la sequía.

"Algunos daños son irreparables, ya se secaron plantaciones de maíz, de frijol. Hasta el momento no se ha conocido cuáles son las medidas que va a tomar el MAG, a pesar de que esto ya estaba previsto", expresó el Diputado.

El legislador también solicitó que se establezcan recursos para salvaguardar la seguridad alimentaria de la población previniendo desde ya la segura escasez de productos agrícolas de primera necesidad y el consecuente encarecimiento de la canasta básica".

Ayer el ministro recibió de la embajada de Japón un donativo de $2 millones para implementar al menos 125 módulos de riego para San Miguel y La Unión, pero aunque la medida beneficiará a los agricultores de esos departamentos, no se concretará hasta 2016, a pesar de que la sequía urge de medidas concretas como esta, pero a corto plazo, para paliar sus consecuencias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación