Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Analistas: Indecisos necesitan confianza en los candidatos

Transparencia y propuestas concretas de los candidatos presidenciales es lo que esperan los votantes indecisos, añaden

Muchos electores deciden por quién votar en las presidenciales hasta el propio día de los comicios, según algunos sondeos de opinión. Foto EDH /archivo

Elecciones El Salvador. Foto EDH /archivo

Muchos electores deciden por quién votar en las presidenciales hasta el propio día de los comicios, según algunos sondeos de opinión. Foto EDH /archivo

Los candidatos a la Presidencia en contienda tienen como reto generar confianza y alejarse de su tradicional forma de hacer política para seducir a los votantes urbanos de clase media y alta, donde está la mayor cantidad de indecisos que reflejan las encuestas de cara a los comicios de 2014, de acuerdo con algunos analistas políticos.

Este segmento de la población es clave porque está integrado por electores que no siguen a ningún partido en particular, señalaron los analistas, pero el reto de los partidos es generar la confianza que muchos han perdido en la clase política o en las distintas ofertas programáticas.

"Ese votante verá que los partidos y los candidatos prediquen con el ejemplo. Es un grupo de votantes que no permite que le mientan mucho porque está bien formado. Si ven a un partido predicando una cosa y haciendo otra, se van a alejar de él. Cualquiera que sea", sostuvo el exfarabundista Facundo Guardado.

A juicio del académico Joaquín Samayoa, los indecisos necesitan ser atraídos con propuestas enfocadas en los principales problemas, además de generar confianza en que no habrá un mal uso de las finanzas públicas y de las instituciones del Estado.

"A esta gente la única forma de atraerlos es con propuestas bien pensadas sobre los problemas y con señales claras de que no habrá corrupción, que no habrá despilfarro de dinero, las cosas que suelen molestarle a la gente, la prepotencia de los políticos", consideró.

Samayoa dibujó el perfil de los indecisos o de quienes tienen una postura más crítica hacia los partidos políticos.

"Generalmente este es un grupo de personas que con nivel educativo más elevado y con nivel de ingresos de clase media o media alta, de la zona urbana, más exigentes y sofisticados, que están comparando el discurso hueco y las ofertas sin fundamento que normalmente hacen los políticos", aseguró Samayoa.

Por otra parte, aseguró, hay un grupo de salvadoreños que están decepcionados de la política y que, sin estar indecisos, no sienten interés en acudir a las urnas.

"Creo que entre esos hay un número probablemente de ciudadanos que están más bien alejados de la política y que les da igual y que no es que estén indecisos y que probablemente no van a votar", acotó, y agregó que son los indecisos quienes "debieran ser el objeto de atención de los candidatos".

El analista Paolo Lüers coincidió con el planteamiento de Samayoa: "En esa elección habrá un factor de abstención no tanto por la gente indecisa, sino que simplemente no se sienten representados por ninguno de los tres (candidatos)", consideró.

Y agrega: "supongamos que hay personas que saben que no quieren al FMLN o que son anti-FMLN y que no quieren a Saca, pero no tienen mucha confianza en ARENA, entonces en estos momentos se marcan como indecisos".

Este segmento, de acuerdo con Lüers, está "agarrando fuerza", en vista de que la mayoría tiene la idea de que su voto "no tiene dueño".

Por otra parte, Samayoa sostuvo que una de las estrategias que deben hacer los partidos es realizar grupos focales para investigar cómo perciben el ambiente electoral los salvadoreños indecisos. "Mientras no se conozca mejor qué pasa por la mente de estas personas, no sabríamos decir cómo atraerlos para que vayan a votar", aseveró.

En ese sentido, el director del Centro de Opinión Pública de la Universidad Francisco Gavidia, Óscar Picardo Joao, consideró que los candidatos pueden atraer a los indecisos por medio de "plataformas creíbles y con propuestas de financiamiento en áreas específicas como el empleo y seguridad".

El reto

A juicio del analista Paolo Lüers, la mayor cantidad de votantes indecisos está entre el candidato de ARENA, Norman Quijano, y el de Unidad, Antonio Saca, debido a la renuncia de algunos areneros que ahora apoyan el proyecto de Unidad.

Para el caso de ARENA, Lüers considera que los tricolores deben generar nuevamente la confianza que muchos electores indecisos prefirieron depositar en el proyecto de izquierda del entonces candidato a la presidencia Mauricio Funes. "Tendrían que crear ese tipo de confianza, hacer más sólido su compromiso con la institucionalidad", consideró.

En tanto es de la idea que para Saca es más complicado recuperar esa confianza en vista de que "ya no es un factor desconocido" desde que ejerció la presidencia en el período 2004-2009.

En el caso de Sánchez Cerén, Lüers advierte que el farabundista ha tomado una actitud similar a la del presidente Funes.

"Sánchez Cerén está haciendo una buena parte por superar el tradicional miedo de la gente a la izquierda, básicamente hablando como que fuera Funes. Ya no es el Sánchez Cerén que hemos conocido en los últimos 30 años, es ahora un imitador de Funes", señaló.

Guardado, precisamente, aseguró que eso podría llevar al aspirante rojo a tener una postura incongruente a la que ha asumido la bancada del partido de gobierno.

"Sánchez Cerén tendría que hacer una distancia con coherencia en temas fundamentales como la seguridad, temas de economía, institucionalidad, y ante todo el FMLN necesita coherencia entre lo que dice el candidato y lo que hacen los diputados del partido. Es probable que lo que el candidato llegue a hacer el fin de semana los diputados los deshacen en un madrugón en la Asamblea", opinó Guardado.

El reto, sin embargo, es distinto para el candidato tricolor, según el analista, quien cree necesario que el partido de derecha asuma un compromiso con el desarrollo económico de todo el país.

"La derecha tendría que convencer de que tienen un compromiso real con el desarrollo socioeconómico y que han desechado las creencias del rebalse (entre más prosperidad para un sector, hay otros beneficiados) como solución a los problemas económicos y sociales", aseveró.

Por otro lado, consideró que el candidato de Unidad debe cambiar el discurso de continuidad que ha lanzado en los últimos días, que según señaló ha presentado al resaltar y ofrecer la permanencia de los programas sociales lanzados por el actual gobierno, como el vaso de leche y la entrega de los paquetes escolares, entre otros.

"Saca debe diseñar un planteamiento propio, porque está bien que diga que continuará con políticas de este gobierno, pero hay mucha crítica a este gobierno. En el continuismo compite con el FMLN, pero eso no es suficiente para entrar a una segunda vuelta. Los votos que le pueda quitar al FMLN no son suficientes para entrar a una segunda vuelta", afirmó.

Según Guardado, Saca y Funes lograron la Presidencia de la República atrayendo a este tipo de electores indecisos, no obstante, según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), en 2009 hubo un porcentaje de ausentismo electoral del 45.9 %. continúa en la PÁGINA 00 r rr viene de la PÁGINA 00

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación